Todo cuanto encontréis aquí escrito - salvo lo especificado - son retazos de mi caótica mente, fragmentos de vidas pasadas, de mi presente, o del presente de algún alma errante imaginado.

Así mismo, las imágenes que son publicadas junto a los textos, también son de mi cosecha, excepto algunas al comienzo del blog. Suelo dejar una pequeña referencia debajo de las mismas.

Por favor, no toméis nada prestado sin avisar. Gracias. Puedes contactar conmigo a través del correo electrónico: nodisparenalapianista@gmail.com

Un saludo, y ¡gracias por vuestra visita y comentarios!



Arpegios

miércoles, 10 de octubre de 2018

Lacónicamente

Le miró con intensidad, pudiendo verse a sí misma sumergiéndose en aquellos ojos azules como el océano. Estaban sentados uno en cada silla pero más cerca que nunca. Estaban hablando de todo y de nada, pero sabía que entre líneas había mucho más, mucho más que sólo palabras triviales. Entonces confesó: 

- Me gustaría tomar un café contigo. 

Pasaron algunos segundos que parecieron eternos hasta que ella atisbó a afirmar: 

- Un... café... 
- Sí. Me gustaría... mucho - sonrió mientras mantenía los ojos fijos en ella.

Sintió que se le cortaba la respiración, pues aquella propuesta, inocente en principio, significaba mucho más que sólo uno café. Significaban horas hablando sin parar entre risas y sonrisas cómplices, minimizando aquella distancia insalvable que los mantenía en una indiferencia aparente, acariciándose sin querer queriendo, y por qué no, quemando aquella tensión con besos en el cuello y mordiscos en el alma. 

Y en realidad se moría de ganas, se moría de ganas por intercambiar mucho más que palabras entre los descansos de clase y clase, pero manteniendo su corazón bajo aquella coraza de espinas que le impedía lanzarse a la piscina tan rápido como le pedía su cuerpo, respondió: 

- Claro, algún día quizá. 


1 comentario:

Laura dijo...

Y esa manía que tenemos algunas de privarnos de lo que mas deseamos.
Saludos