Todo cuanto encontréis aquí escrito - salvo lo especificado - son retazos de mi caótica mente, fragmentos de vidas pasadas, de mi presente, o del presente de algún alma errante imaginado.

Así mismo, las imágenes que son publicadas junto a los textos, también son de mi cosecha, excepto algunas al comienzo del blog. Suelo dejar una pequeña referencia debajo de las mismas.

Por favor, no toméis nada prestado sin avisar. Gracias. Puedes contactar conmigo a través del correo electrónico: nodisparenalapianista@gmail.com

Un saludo, y ¡gracias por vuestra visita y comentarios!



Arpegios

sábado, 14 de julio de 2018

Declaración de intenciones

Me he pasado más de media vida sintiendo miedo, evitando situaciones y personas, escudándome tras una coraza de aparente indiferencia, pensando que así prevenía catástrofes mayores, aunque sintiendo igualmente la angustia de la cual trataba de escabullirme. 

He pasado demasiados años sintiendo que la ansiedad me desbordaba y me consumía, transformándome sin ni siquiera darme cuenta, sin ni siquiera poder evitarlo. Llegándome a convencer de que esa persona que veía reflejada en el espejo, con la mirada perdida, los músculos agarrotados, el negativismo y la desidia como segunda piel y la frialdad tras la que arropaba mi oxidado corazón, era yo. 

Y sí, pasé demasiado tiempo caminando al borde del precipicio, deseando caer, perderme para siempre en ese callejón sin salida. Y puede que realmente lo hiciera, pero no duró mucho. Cuando llegas al fondo sólo puedes rebotar, o eso es lo que me dije. Y menos mal. 

Me he pasado más de media vida muerta de miedo. Pero ahora... ahora me quiero viva de osadía. 

1 comentario:

Lurio dijo...

El miedo es el mayor de los problemas de nuestra vida.
En ocasiones es bueno pero solo si no nos paraliza, si no nos impide seguir adelante.
El miedo es el motivo más absurdo para no vivir y el que más abunda.