Todo cuanto encontréis aquí escrito - salvo lo especificado - son retazos de mi caótica mente, fragmentos de vidas pasadas, de mi presente, o del presente de algún alma errante imaginado.

Así mismo, las imágenes que son publicadas junto a los textos, también son de mi cosecha, excepto algunas al comienzo del blog. Suelo dejar una pequeña referencia debajo de las mismas.

Por favor, no toméis nada prestado sin avisar. Gracias. Puedes contactar conmigo a través del correo electrónico: nodisparenalapianista@gmail.com

Un saludo, y ¡gracias por vuestra visita y comentarios!



Arpegios

miércoles, 31 de agosto de 2016

Bostezos


("Amanece" - Fotografía realizada por Leyre L.G)

Me gusta despertarme cuando amanece, 
observar la naturaleza latente, 
tener la cámara de fotos a mano 
e inmortalizar los colores que tiñen el cielo. 
Me gusta ese silencio antes de que todo bostece
 y la complicidad de abrazar la calma. 

lunes, 15 de agosto de 2016

Deshielo

En medio de aquel bar, rodeada de tanta gente, un sentimiento de tristeza comenzó a aflorar a través de sus mejillas. No conseguía adivinar de dónde procedía, pero de pronto comprendió que no debía estar allí. No podía. No quería. 

Se abrió paso, como pudo, entre codazos y pisotones, hacia la puerta. La calle estaba también atestada de gente; jóvenes que iban y venían, carcajadas y música de fondo. Todo el mundo parecía estar pasándoselo en grande. 

Reparó en sus pulsaciones: seguían estables. Aquella ansiedad desmesurada a la que casi ya se había acostumbrado, había desaparecido por completo, quedando prácticamente en una anécdota que recordar cuando quería descubrirse más valiente. 

Se dirigió al único sitio donde sabía que podía pensar con claridad. Una vez allí, dejó que el reproductor de música hiciese el resto. 

Apoyó la espalda contra la pared y fijó la vista sobre los tejados de la ciudad. La azotea siempre había sido su vía de escape para cuando tenía más ganas de volar que de correr. 


Su cara se contrajo en una mueca de dolor y se dejó ir, deshaciéndose lentamente entre viejos monstruos y recuerdos latentes.