Todo cuanto encontréis aquí escrito - salvo lo especificado - son retazos de mi caótica mente, fragmentos de vidas pasadas, de mi presente, o del presente de algún alma errante imaginado.

Así mismo, las imágenes que son publicadas junto a los textos, también son de mi cosecha, excepto algunas al comienzo del blog. Suelo dejar una pequeña referencia debajo de las mismas.

Por favor, no toméis nada prestado sin avisar. Gracias. Puedes contactar conmigo a través del correo electrónico: nodisparenalapianista@gmail.com

Un saludo, y ¡gracias por vuestra visita y comentarios!



Arpegios

viernes, 29 de abril de 2016

Alas de papel

Trata de vislumbrar su pelaje atigrado a través de los tejados. No hay ni rastro de ella. Hace más de un mes que aquella gata de ojos amarillos ha desaparecido sin dejar rastro. Intenta sisear y chasquear los dedos para atraer su atención, en vano. Donde quiera que esté, se encuentra muy lejos de allí. 

Cruza los brazos sobre el alféizar de la ventana y apoya la cabeza entre ambos. Cierra los ojos y deja vagar su mente entre recuerdos del pasado.

Mía era la gata de su vecina. Hacía cuatro años que se habían mudado a la casa de al lado. Recuerda como le ayudó a subir cajas, muebles y libros. Todo era caos y ruido. Enseguida se hizo amiga de aquel felino y de su dueña, como un flechazo. 

Suspira y sonríe. 

Las tardes de verano riendo a carcajadas sobre el tejado, bebiendo cerveza, escribiendo cosas absurdas con tiza en la pared, desafinando con grupos indies, inventando nuevos idiomas, viajando, bailando hasta destrozarse los pies, siendo cómplices en silencio... 

No recuerda el punto exacto en que todo aquello empezó a desvanecerse como el humo. Quizá el hacerse mayor, con nuevas responsabilidades, nuevas perspectivas de futuro, otras obligaciones... le habían hecho cambiar. Les había hecho cambiar. 

Dobla una hoja de papel blanco transformándola en un avión y escribe en una de sus alas un mensaje, una señal. Lo lanza con fuerza para que se cuele, tras un vuelo frágil e irregular, en su terraza. 

Y espera.

miércoles, 6 de abril de 2016

Weaker

Son días fugaces y noches extrañas.

Hoy su dique de contención se ha desbordado 
inundándolo todo de agua salada. 


Ojalá no hubiese sido demasiado tarde para todo.