Todo cuanto encontréis aquí escrito - salvo lo especificado - son retazos de mi caótica mente, fragmentos de vidas pasadas, de mi presente, o del presente de algún alma errante imaginado.

Así mismo, las imágenes que son publicadas junto a los textos, también son de mi cosecha, excepto algunas al comienzo del blog. Suelo dejar una pequeña referencia debajo de las mismas.

Por favor, no toméis nada prestado sin avisar. Gracias. Puedes contactar conmigo a través del correo electrónico: nodisparenalapianista@gmail.com

Un saludo, y ¡gracias por vuestra visita y comentarios!



Arpegios

miércoles, 2 de diciembre de 2015

Inercia

A veces parece que sigo como por inercia. 

Se supone que debería estar en el mejor punto de mi vida. En ese punto donde las ganas y la motivación por cambiar el mundo, mi mundo, todavía me arañan la piel, ese punto donde comienzo a ser independiente y auto-suficiente, donde utilizo las mejores cartas de la baraja para apostar por la jugada ganadora... 

Odio tener tanto miedo a vivir, tanto miedo de no saber cómo responder ante las adversidades de la vida, odio mi inseguridad, y mi incapacidad para dar el paso maestro encaminado hacia todas las metas que me voy proponiendo.  

Necesito un cambio, un empujón, una bofetada, un tirarme cuesta abajo rodando y sin frenos, una palmada en la espalda, un "quiero", un "puedes", un "lo vas a conseguir", un "te acompaño", una patada, un pisotón, un mordisco que me arranque las heridas de cuajo. Necesito un grito, ese punto de locura, un puñetazo en el ojo y la mano amiga que me recoja del suelo, o se siente a mi lado. 

Necesito algo más que esta insustancial rutina que me atrapa entre sus garras quitándome hasta el último aliento, desatando la melancolía y conduciéndome hacia la locura. Necesito volar, perderme, encontrarme y seguir, no por inercia, sino por pasión en todas y cada una de las cosas que haga a partir de entonces. 

2 comentarios:

M dijo...

Hacia tiempo que no me sentía tan identificada con nada. Creo que todos nos hemos sentido así en algún momento de nuestras vidas, pero se pasa y comienzas a vivir como tú quieres ;)
Un saludo

Lurio dijo...

Creo que todos nos podemos reconocer varias veces en la vida en ese estado,yo desde luego, y siempre tuve la suerte de recuperar esa pasión. Unas veces tardé más, otras menos pero siempre la recuperé y creo que lo hice porque nunca dejé de buscarla.

Un placer volverte a leer.