Todo cuanto encontréis aquí escrito - salvo lo especificado - son retazos de mi caótica mente, fragmentos de vidas pasadas, de mi presente, o del presente de algún alma errante imaginado.

Así mismo, las imágenes que son publicadas junto a los textos, también son de mi cosecha, excepto algunas al comienzo del blog. Suelo dejar una pequeña referencia debajo de las mismas.

Por favor, no toméis nada prestado sin avisar. Gracias. Puedes contactar conmigo a través del correo electrónico: nodisparenalapianista@gmail.com

Un saludo, y ¡gracias por vuestra visita y comentarios!



Arpegios

sábado, 4 de abril de 2015

Mensajes encriptados

- ¿Qué piensas?
- Si dijese todo lo que pienso, te aseguro que explotaría de rabia. 
- ¿Entonces?
- Demuéstrame que me equivoco, y habremos ganado los dos. 

5 comentarios:

Maara Wynter dijo...

Una vez no sé en que lugar leí una frase que me ha recordado a tu entrada (aunque no tiene mucho que ver)
"Demuéstrame que te quiero"

Las demostraciones a los demás son tan difíciles, que a veces por mucho que lo intentemos no consiguen ver todo lo que queremos.

Espero que ambos ganéis, o que al menos tú lo hagas.

Besos :)

María dijo...

Yo pienso que siempre debemos expresar todo lo que sentimos, aunque para la otra persona, no todo sea demasiado.

Me encantó esta entrada que nos hace reflexionar.

Y gracias por el espontáneo comentario que dejaste en mi entrada, que ya respondí dándote las gracias porque me sacaste sonrisas, muchas gracias, preciosa.

Un beso enorme.

Salem dijo...

Escribo lo que pienso y siento como modo de desahogo.. Porque si lo dijera, previsíblemente me habrían partido el corazón un par de veces más que la cara.

Tengo más principios que suerte.. pero para una vez que la tengo, te encuentro.

Me quedo por aquí, a ver qué dices..

Elendilae dijo...

Encantada de que te quedes ^^

Y bienvenido al club de los que escribimos por no gritar ;)

Miss Carrousel dijo...

Me muero por saber qué hay detrás de esas palabras, que parecen enredadas en un juego al mejor postor.
Me muero por saber qué pasaría después.