Todo cuanto encontréis aquí escrito - salvo lo especificado - son retazos de mi caótica mente, fragmentos de vidas pasadas, de mi presente, o del presente de algún alma errante imaginado.

Así mismo, las imágenes que son publicadas junto a los textos, también son de mi cosecha, excepto algunas al comienzo del blog. Suelo dejar una pequeña referencia debajo de las mismas.

Por favor, no toméis nada prestado sin avisar. Gracias. Puedes contactar conmigo a través del correo electrónico: nodisparenalapianista@gmail.com

Un saludo, y ¡gracias por vuestra visita y comentarios!



Arpegios

miércoles, 22 de abril de 2015

Cerezos en flor

Durante cuatro días y un mes, me había olvidado cuánto te echaba de menos. Lo siento, a veces la distancia se vuelve insoportable y mis pensamientos saltan de una tragedia en otra, sin ver principio ni salida. Nadie dijo que esto fuese sencillo, lo sé, nos gusta apostar fuerte, aún sabiendo que tal vez tropecemos con las mismas piedras que un día nos hicieron caer. 

Tras la tormenta me quedo con las tardes al sol, con la guitarra debajo del brazo, rasgueando deseos y sentimientos, mirándote como siempre, o como nunca, con los problemas huyendo a cualquier otra parte y con mariposas o fuegos artificiales en el estómago. Y perdona si esto suena cursi, pero tenerte de nuevo enredándote entre mis latidos, ha hecho que vuelva a florecer la primavera en mi piel y el verano en mis sonrisas. 




No dejes de enredar(me) nunca.

8 comentarios:

María dijo...

La primavera se viste de color y luz, tu piel se viste de primavera.

Un beso.

Dave dijo...

Te quiero más... :)

Maara Wynter dijo...

Qué bonito :)
Al final solo necesitamos enredarnos en los brazos adecuados para que sea primavera :)

Ester Del Pozo. dijo...

Por favor, que bonito! El final me fascina! Un abrazo!

Lào. dijo...

Qué tendrán las mariposas y la primavera...

*abrazos*

Miss Carrousel dijo...

Hacía un mes que no entraba por aquí y me has sacado una sonrisa. Verte echando de menos, nostálgica, eterna, es encantador. Muchas veces echar de menos nos hace fuertes, y cuando esa persona vuelve, ¡hay una explosión!
Ha sido cursi, pero ha sido precioso :)
Un besito, bonita.

Cé. dijo...

Que bonito es que te enreden. Aunque solo sea para intentar desenredarte sin saber muy bien si quieres o no.

Bluemīnda dijo...

nunca... es tan abstracto

un abrazo!