Todo cuanto encontréis aquí escrito - salvo lo especificado - son retazos de mi caótica mente, fragmentos de vidas pasadas, de mi presente, o del presente de algún alma errante imaginado.

Así mismo, las imágenes que son publicadas junto a los textos, también son de mi cosecha, excepto algunas al comienzo del blog. Suelo dejar una pequeña referencia debajo de las mismas.

Por favor, no toméis nada prestado sin avisar. Gracias. Puedes contactar conmigo a través del correo electrónico: nodisparenalapianista@gmail.com

Un saludo, y ¡gracias por vuestra visita y comentarios!



Arpegios

martes, 3 de marzo de 2015

Tristeza Transitoria

- A veces me duele. 
- ¿El qué?
- No es el qué, sino quién. 
- ¿Y qué sientes?
- Siento una profunda tristeza que me atraviesa y se enreda en cada rincón de mi cuerpo. Habita en mi durante una semana o más, y luego... desaparece. A veces creo que cuando me duele tanto es porque, en ese momento, a él también le estoy doliendo. Como si estuviésemos conectados por un instante intenso y fugaz. 

8 comentarios:

clarodecir dijo...

Todo duele a todos, si somos humanos nos duele el dolor ajeno porque es nuestro prójimo.

Besos.

María dijo...

Hay días que duele el alma, hay días que son sombras, hay días que todo duele, hasta la misma luz.

Un beso.

Bluemīnda dijo...

Sí, a veces yo lo pienso, pero no me consuela...

Un abrazo!

RECOMENZAR dijo...

ser vos
vivir y tratar de quererte queriendo a tus cercanos es lo mas importante
el resto es mejor que nos resbale

Miss Carrousel dijo...

¡Ay! Yo también he pensado eso muchas veces. Cuando en medio de un mar de agujas, de repente, sientes como si se te helaran las arterias... dices: tiene que estar sintiendo lo mismo.
Lo bueno de esa tristeza es que es "transitoria". Y aunque pronto vuelva, pronto nos deja también.
Un besito :)

La vida Bohemia dijo...

Puede que el dolor esté conectado por el hilo rojo del destino, ¿no crees?
Sería maravilloso poder sufrir como uno, y no como dos en la distancia...

Besos, muchos besos.

Lurio dijo...

Duele pero duele en soledad. No creo que mi dolor sea compartido y si lo fuese el dolor sería aún mayor.

Pequeño Capricho de Cronos dijo...

Existen esas conexiones, el poder pensar "seguro que está sintiendo lo mismo", pero no nos tenemos que quedar en "y si..." ni dar nada por hecho. Hay que salir ahí fuera y luchar por lo que tu alma desea.