Todo cuanto encontréis aquí escrito - salvo lo especificado - son retazos de mi caótica mente, fragmentos de vidas pasadas, de mi presente, o del presente de algún alma errante imaginado.

Así mismo, las imágenes que son publicadas junto a los textos, también son de mi cosecha, excepto algunas al comienzo del blog. Suelo dejar una pequeña referencia debajo de las mismas.

Por favor, no toméis nada prestado sin avisar. Gracias. Puedes contactar conmigo a través del correo electrónico: nodisparenalapianista@gmail.com

Un saludo, y ¡gracias por vuestra visita y comentarios!



Arpegios

martes, 6 de mayo de 2014

5 años después



Lo malo de finalizar etapas es empezar a distanciarte de las personas que has conocido durante el camino. Personas con las que has compartido horas, minutos, cafés a media mañana, cervezas a media noche, viajes, risas, e interminables horas de estudio. 

Me gustaría pensar que el “a ver si quedamos y nos ponemos al día”, no es sólo el comodín perfecto para quedar bien, sino que lo cumpliremos, salvando los kilómetros que nos separen. 

Y es que durante todo este tiempo, cinco años (que han pasado demasiado rápido), he tenido la oportunidad de empezar de nuevo, de conocer a grandes personas que me han acompañado en las buenas y en las malas, con las que he aprendido muchas cosas, me han sorprendido, y a las que he cogido un cariño enorme. Y no puedo evitar emocionarme al pensar que nuestros caminos comienzan a dividirse para emprender nuevos proyectos. 

Espero no perder el contacto con el paso del tiempo, y que aún queden tardes para tomar unas cañas y filosofar de lo mal que está el mundo, y bromear con la gran cantidad de trabajo que vamos a tener (toquemos madera). 

A todos y cada uno de vosotros, a los que he conocido desde el principio y hemos estado juntos hasta ahora, y a los que he conocido cerca del final, muchas gracias: A, L, S, J, T, B, C, B, H y L. 

Que la suerte nos acompañe.

9 comentarios:

Jo March dijo...

Ese finalizar etapas genera una sensación de pérdida odiosa. Pero, así es la vida.

Saludos.

Sara dijo...

Cuando finaliza una etapa "forzadamente" (no nos vamos a tirar toda la vida en la universidad, por estupenda que sea) se te queda ese sabor raro en la boca...

Te puedo decir un año después de finalizar la mía que el contacto se sigue manteniendo si se quiere. Aunque suene a tópico hortera. Es verdad.

Un saludo y piensa en la graduación, que eso mola un rato jajaja

Pececillo Carrousel dijo...

Jo. Me he puesto super triste al leer ésto... a mí me ha pasado lo mismo. Terminé el año pasado y fue muy duro. Despedirse de la gente, de las clases, de la ciudad. No sé, creo que también pienso lo que decías en tu anterior entrada. Realmente tengo miedo a hacerme mayor, y que todas esas cosas se vayan perdiendo.
La suerte os acompañará, ya verás. Y aunque no quedéis todo lo que queréis, seguiréis compartiendo momentos, recuerdos.
Besitos

Miss Carrousel

Lào. dijo...

Ojalá la suerte esté de tu parte, aunque cuando finalizan este tipo de etapas es muy difícil, yo creo que si todos ponéis un poco de vuestra parte no perderéis lo que habéis ganado durante ese tiempo.

*abrazos*

Martina Romá dijo...

Cuando conoces a personas que merecen la pena, es inevitable no querer retenerlas para siempre.
A veces es un poco complicado cuadrar horarios y encontrar el momento para quedar y mantener el contacto.
Pero cuando se quiere, nada es imposible.
Supongo que habrás acabado la carrera, mucha suerte con tu introducción al futuro laboral, estoy segura que lo harás de maravilla.
Pienso que debes tener muchas cualidades, y una de ellas es escribir. Te lo aseguro Elendilae.

Un besazo

Una simple yo dijo...

JO, me ha hecho ponerme muy melancólica tu post. La verdad es que es muy difícil conseguir grandes amistades y aun más difícil mantenerlas pero si pones de tu parte lo consigues. Me alegro de que haya gente que cree en la amistad.
Un beso enorme, te espero en mi blog :)

La vida Bohemia dijo...

Dicen que los amigos que se hacen en la escuela son aquellos que van a estar ahí durante toda la vida.
Aunque pienso que eso no debería tener mayor importancia, pues lo importante es vivir el momento y si ellos en este momento están contigo, adelante ;)

M dijo...

Cerrar una etapa de nuestra vida que ha sido importante siempre es dura, sobre todo por las personas que dejamos, pero si son amistades verdaderas siempre van a estar ahí porque los km no separan.
Un besito guapi

Bea G. dijo...

Tendremos que quedar para contarnos las novedades de nuestra "nueva etapa" y hacer terapia recordando la "vieja etapa". Además cuadrar horarios va a ser fácil podemos quedar en vernos en la cola del Inem ;)