Todo cuanto encontréis aquí escrito - salvo lo especificado - son retazos de mi caótica mente, fragmentos de vidas pasadas, de mi presente, o del presente de algún alma errante imaginado.

Así mismo, las imágenes que son publicadas junto a los textos, también son de mi cosecha, excepto algunas al comienzo del blog. Suelo dejar una pequeña referencia debajo de las mismas.

Por favor, no toméis nada prestado sin avisar. Gracias. Puedes contactar conmigo a través del correo electrónico: nodisparenalapianista@gmail.com

Un saludo, y ¡gracias por vuestra visita y comentarios!



Arpegios

jueves, 17 de abril de 2014

La respuesta

Había perdido la noción del tiempo, eran las cuatro de la mañana y no conseguía dormir. Su mirada seguía enfocando y desenfocando recuerdos, pensamientos y preocupaciones sobre la pintura blanca del techo, como si así consiguiese darles una perspectiva menos amenazadora. Pero lo cierto es que nada conseguía disipar la sensación de que se estaba enfermando lentamente, de que se estaba enfermando de silencio. 

Aquella frase resonó en sus oídos. "Puede que la respuesta…". Realmente no lo sabía. Realmente ahora no estaba seguro de nada, y es que no hay peor enemigo que uno mismo y las noches de insomnio.

"Doctor, ¿es grave?", le preguntaba a su imagen reflejada en el espejo, quien le devolvía una débil sonrisa nada esperanzadora. Se estaba descuidando, bajo sus ojos rojos asomaban dos bolsas oscuras que amenazaban con tatuarse a fuego en su piel si seguía alterando sus horarios de sueño y vigilia. 

"Puede que la respuesta…" ¿Qué? ¿Tendría que sufrir otro ataque de pánico, pálpitos o volverse loco para descubrir que la respuesta se encontraba en no darle tantas vueltas a nada (ni siquiera al programa de la lavadora)? 

Entrecerró los ojos con pesar y cansancio. Quizá fuese hora de intentar conciliar el sueño. Entonces visualizó una frase que le recordaba su padre a menudo: "Hay que soltar lastres. Hay que pasar página. Fuera sentimentalismos. ¿Personas tóxicas? ¡Fuera! ¿Pensamientos tóxicos? ¡Fuera! No te quedes callado, si hay que dar un puñetazo a la mesa, se da, y si hay que soltar un "mecagoenlahostia", se suelta. No te envenenes gratuitamente. La vida ya te pondrá trabas en el camino, hay que saber sortearlos, no te pongas la zancadilla a ti mismo antes de tiempo". 

Tenía razón. Claro que la tenía...


Sonrió para sí firmemente convencido de que había llegado el momento de cambiar el rumbo de sus pasos. Y que esta vez llegaría lejos, mucho más lejos de lo que había llegado hasta ahora.

7 comentarios:

Evy LO dijo...

quisiera tener la respuesta así como el relato!!

Feliz día

Anastasia dijo...

Su padre tenía totalmente la razón. A veces parece que nos enamoramos perdidamente de todo lo tóxico que tenemos al alcance. Me gustó mucho el texto, es tan palpable la angustia, y el sentimiento de superación final. Un beso, y feliz día :3

MâKtü[b] dijo...

No te envenenes gratuitamente... me llevo eso para reposarlo despacito ^^

Besicoss!!

Una simple yo dijo...

Que bonita, desde luego personas y pensamientos tóxicos fuera de aquí!
Un besito te espero en mi blog :)

Tairy. dijo...

Transmites increíblemente la emoción, en unas cuantas horas me he hecho fan de tú blog espero verte en el mío Whatever, Nevermid. http://someonepretendingtobeme.blogspot.com/

M dijo...

Genial lo que escribes.
Besos

Pececillo Carrousel dijo...

Aunque sepamos con exactitud la causa de la ansiedad y de esos ataques de pánico que las personas padecemos a veces, lleva tiempo desintoxicarse de esas personas que nos disparan los nervios.
Aprovecho para decirte que me he reído un montón con lo de "Paracetamor" jiji
Besitos

Miss Carrousel