Todo cuanto encontréis aquí escrito - salvo lo especificado - son retazos de mi caótica mente, fragmentos de vidas pasadas, de mi presente, o del presente de algún alma errante imaginado.

Así mismo, las imágenes que son publicadas junto a los textos, también son de mi cosecha, excepto algunas al comienzo del blog. Suelo dejar una pequeña referencia debajo de las mismas.

Por favor, no toméis nada prestado sin avisar. Gracias. Puedes contactar conmigo a través del correo electrónico: nodisparenalapianista@gmail.com

Un saludo, y ¡gracias por vuestra visita y comentarios!



Arpegios

miércoles, 31 de diciembre de 2014

Seguimos

Otro año se despide. Decir que a principios del 2014 tenía bastante miedo por saber qué me depararía el futuro, pues este sería el año en el que finalizarían algunas etapas, y no sabía hasta qué punto podría cambiar mi vida.

No ha sido fácil. Ha habido momentos de crisis en los que no tenía muy claro hacia dónde se suponía que tenía que avanzar, o qué hacer, y a lo único a lo que me dedicaba era a vagar a la deriva entre mis propios miedos. Ha habido momentos de desmotivación y ansiedad, pero a base de tirar de mi hacia la superficie, de apoyarme en las personas que estaban a mi lado, y de haberme marcado pequeñas metas, he podido llegar, satisfecha, hasta donde estoy ahora.

2014 también ha sido un año de aprendizaje con respecto a las personas que me rodean; algunas me han sorprendido para bien, he podido conocerlas mejor, y me encanta que hayan formado parte de mi año, y espero que lo sigan haciendo. Pero también han habido momentos negativos, de rabia, dolor y desconcierto. Parece ser que hay personas que pasarán por tu vida para quedarse, y otras, a pesar de los años o de los hechos, no están destinadas a ello. Pero a pesar de todo, creo que se pueden aprender lecciones positivas (no volver a cometer los mismos errores) de cada una de ellas. 

Alguien me dijo una vez que nunca esperase nada de nadie, que primero pensase lo peor de cada persona, porque luego, lo único que podían hacer, eran sorprenderme gratamente. En ese momento pensé que el mundo se había vuelto loco, y que era una filosofía de vida bastante pesimista y radical, pero, después de dos o tres años, tengo que darle la razón. Y a pesar de que en 2011 escribía algo parecido al respecto, nunca he llegado a entenderlo tan bien como ahora.

Pero, ¡eh! No todo ha sido malo. Me quedo también con las tardes-noches en los bares bebiendo cerveza, el viaje a Edimburgo con amigas de clase, la fiesta de graduación, viajar, el conciertazo de Fito y los Fitipaldis, aprender a tocar el ukelele, el regalazo del kigurumi de Totoro junto con sus zarpas, las noches estrelladas desde mi ventana, los atardeceres... no abandonar el blog por falta de inspiración, y por supuesto ¡vuestros comentarios!. 

¡Espero que este 2015 esté lleno de salidas expeditivas fuera de nuestra zona de confort, y nos aporte muchas aventuras y sonrisas! :)

Gracias por estar ahí: a los recién llegados, a los de siempre, a los anónimos, y a los que leen desde las sombras. 

Se os quiere, familia ^^

viernes, 26 de diciembre de 2014

Bandages

Puedo plasmar cinco finales alternativos
antes de que mi corazón toque el suelo,
o que tu "adiós" llegue a devorar mis pupilas.

sábado, 20 de diciembre de 2014

Inmortales

Confieso que a veces atento contra mi orgullo,
que le dedico versos al amor,
y relatos cortos en tercera persona al desamor.
Confieso que escribo con rabia
con tempestad, 
con caos... 

Confieso que a veces me gustaría atarme las manos a la espalda
para no derramar más lágrimas que tinta,
ni más sentimientos de los que estoy dispuesta
a admitir en voz alta. 

Que te escribo a ti, 
pero también a él, 
a ellos, 
a ellas... 
A todos los pronombres personales
que han marcado mi vida, 
que han dejado cicatrices en mi alma. 
Pero también a todos aquellos 
que me han salvado,
sin saberlo,
la vida.


Y tú, ¿a quién inmortalizas entre estas cuatro paredes?



lunes, 15 de diciembre de 2014

Ansiedad

Comencé a sentir como el mundo se estrechaba ante mis ojos. Mis manos comenzaron a humedecerse y a enfriarse al mismo tiempo, mi corazón cabalgaba a lomos de una trepidante carrera a la que, desgraciadamente, no había sido invitada voluntariamente. Apreté la mandíbula sin darme cuenta, hasta que sentí dolor en mis sienes. Boqueé varias veces. Notaba mi lengua pastosa, y por más que lo intentase, la saliva no volvía a producirse. Algo estaba mal.

No podía explicar cómo había llegado a esa situación, pero de pronto no podía estarme quieta en la silla, necesitaba huir de allí, escapar lo más rápidamente posible, ponerme a salvo. ¿De quién? ¿De qué? No lo sabía. No encontraba explicación posible a aquel estado. 

Sentía náuseas y sensación de vértigo. Temía caer allí mismo, y hacer el ridículo delante de toda esa gente. Los pensamientos negativos y destructivos no se hicieron esperar. Intenté, en vano, descartarlos. Sentí ganas de llorar, chillar, golpear y desaparecer, todo al mismo tiempo. 

Pensé que sólo sería cuestión de tiempo que aquel nerviosismo súbito desapareciera, sin embargo, fueron necesarios 20 minutos más de agonía y fuerza de voluntad hasta estar completamente calmada. La sensación de agotamiento posterior era devastadora. 

Dejé de tomar café, dejé de lado grupos de whattsapp, dejé el gimnasio, y empecé a salir menos de casa, sin saber exactamente qué lo provocaba. Vivía con un miedo constante de padecer una nueva crisis de pánico. Me sentía acorralada por mi propio cuerpo, por mi propia mente, y no lograba encontrar una causa plausible a esta situación. Condicioné mi presente a este problema. 

Tras dos años y medio, los síntomas remitieron levemente. Había aprendido las herramientas necesarias para procurar que estos ataques, entre comillas, no fuesen tan desagradables. La clave estaba exponerte. Enfrentar directamente al problema. No huir, domar los pensamientos (no autosabotearte), y no dejar de hacer las cosas que más te gustan. 

domingo, 7 de diciembre de 2014

Si no puedes dormir

Debes tener en la cabeza,
 más sueños que (d)años.

domingo, 30 de noviembre de 2014

Colección de instantes

Me enamoré de esta ciudad a través de perderme, cámara en mano, entre sus calles, entre sus edificios, entre las miradas y sonrisas desconocidas, entre los adoquines de sus plazas, y sus rincones de paz y verde naturaleza. Me impregné de ella, de cada tradición, del acento, de su gastronomía y su clima. 

Vine huyendo del pasado, sin saber muy bien quien era, aunque llena de sueños y sonrisas, de ganas y positivismo, con la intención de construir mi futuro. Y a día de hoy, cinco años después, no me arrepiento de haber atravesado montañas y llanuras para encontrar mi hogar.


(El edificio más bonito de la ciudad - Fotografía realizada por LLG)

(Soportal - Fotografía realizada por LLG)
(Fachada - Fotografía realizada por LLG)
(Fotografía realizada por LLG)
(Tienda de Tatuajes - Fotografía realizada por LLG)
(Cadillac - Fotografía realizada por LLG)

(Parque - Fotografía realizada por LLG)



viernes, 21 de noviembre de 2014

Peter Pan se niega a crecer


("Estación de Tren" - Fotografía realizada por LLG)

No se me da bien amanecer antes de que el sol, ni los horarios, ni las rutinas. 

Me agobian las aglomeraciones y los semáforos en ámbar.

Me asustan los rostros pálidos y grises de quienes van a trabajar, con las preocupaciones a cuestas, y los sueños a rastras. 

No me gusta empezar a pensar en sobrevivir antes que en vivir...

¿quién dijo que ser adulto podía ser divertido?

viernes, 14 de noviembre de 2014

La Primera Víctima



"El propósito de la lectura no es que se vendan más libros,
sino que los lectores disfruten más de la vida".
George Holbrook Jackson


Tras cinco años de trabajo, de investigación, de documentación, dudas y miedos, por fin sale a la luz una obra que te atrapará manteniéndote en vilo desde las primeras páginas. Cada personaje y su historia individual se irán entrelazando con la trama principal, hasta verte envuelto en un trepidante viaje que no te dejará indiferente.

Ya está disponible en las librerías la primera novela de Teodoro L. Basterra, una novela policíaca de investigación sobre los atentados del 11 M.

¿Fue Al Qaeda? ¿Tuvo algo que ver ETA en la masacre? ¿Es cierto que algunos mandos policiales cometieron irregularidades en la investigación?

¿Por qué mentir sobre todo esto? Atrévete a cuestionarte la verdad, atrévete a mirarla a los ojos con la tenacidad de Perseo. Sapere aude. 

La podéis encontrar en la librería de "La casa del libro". También disponible en web: www.ultimalinea.es

¿Te lo vas a perder?

Mi nota: 9

viernes, 7 de noviembre de 2014

Jueves, 22 de Agosto de 2013

No recuerdo haber escrito esto. Lo he encontrado entre libros y cuadernos, con tan sólo una fecha escrita en la parte superior derecha del folio... 

-------

Intentar escribir algo que merezca la pena
y quedarte tan solo en caligrafía bonita.
Palabras perdidas entre tanto ir y venir de ideas delirantes, 
descolgadas de los tejados de mis pensamientos, 
buscando una rima con la que bailarle a los versos 
que se difuminan contra la pálida luz de una hoja sin renglones. 
Como mis pasos y mi corazón desgastado de tanto latir, 
reconstruido gracias a tus besos de media noche
y lunas llenas. 

viernes, 31 de octubre de 2014

Tiritando

("Tiritas" - Fotografía realizada por LLG)
Guardo en mi pecho
cada uno de los cristales
que han estallado en campos de batalla.
Sentimientos abiertos de par en par, 
donde el dolor es tan agudo,
que romperse y volver a pegar los trozos, 
es la única forma de salvarse. 

De salvarnos. 

viernes, 17 de octubre de 2014

Qué necesario es el Rock and Roll

("Lista para salir" - Fotografía realizada por L.L.G)

- Cumples años (un cuarto de siglo), y empiezas a cuestionarte si la ropa que llevas es adecuada para tu edad: ¿mallas, pantalones rotos, converses, y camisetas recortadas?. Si deberías empezar a hacer ciertas cosas y dejar de lado otras: ¡olvídate de los videojuegos, series, cómics y animes! Si deberías asentar la cabeza: no salir tanto los jueves y fines de semana. Pensar más en el futuro que en el presente: tener piso, trabajo, perro, hijos, etc. Si deberías comer menos chocolate y hacer más ejercicio: por tus futuras cartucheras. No bailar como una loca por casa en calcetines, moderar el volumen de la música que escuchas, asistir a actividades culturales... 
- ¿Y tú te lo cuestionas?
- A veces... pero no dejo de hacer lo que hago, ¡y me encanta! 

miércoles, 15 de octubre de 2014

Marismas

Últimamente todo es gris, y yo me emborracho con café, soñando que el sol aparece entre las nubes y me arranca de esta soledad tan llena y tan vacía al mismo tiempo; que ya no sé donde está el norte. A veces me sorprendo pensando en hacer viajes al otro lado del mundo para encontrarme entre la gente. Intento mostrar mi cara oculta a la luna llena, pero solo encuentro silencio, y alegorías a la incertidumbre de no saber si voy o vuelvo. Quizá esta tormenta es solo temporal, y la verdad está al otro lado de la calle, junto a los semáforos en verde, o los besos furtivos en portales. 

domingo, 12 de octubre de 2014

Oda a la superación de amores rotos

¿Sabes qué es lo mejor de no buscarte?

No esperarte y desesperarme sabiendo 
que no vas a venir a tropezarte conmigo. 
Que no vas a ser valiente, 
que no.
Que ni quiero,
que ya es tarde.

¿Sabes qué es lo mejor de buscarte? 

Encontrarte y que (por fin) no seas parte de mi.
Que el dolor haya desaparecido. 
Que de mis entrañas ya no broten escalofríos.
Que mis pupilas ya no se colmen de rencores,
ni de distancias, 
ni de miedos,
ni de sentimientos,
ni de recuerdos... 

Que no haya nada. 
Que no haya nadie. 
Que no estés tú. 

Que sea solo yo
con otra vida, 
otro nombre,
otra edad, 
y otro corazón.

miércoles, 8 de octubre de 2014

Hacerse mayor y otras conversaciones

[...]

- Además, si tú no quieres tener hijos... - deja caer Dave.
- Yo... no lo sé. 
- Vamos, que sí quieres - le saca la lengua. 
- A ver, yo ahora no me veo, pero sí que es verdad que se me cae la baba cuando veo a un bebé sonreírse, o a un niño de cuatro años aprenderse de memoria todos los ríos de España... - reflexiona Lucía - aunque... hay un tránsito en la adolescencia que no lo acabo de ver... Sin embargo... como que dejas algo en el mundo, ¿no?
- Pues lo llevamos al monte cuando sea prepuber y que vuelva a casa siendo adulto - se carcajea Dave. 
- De todas formas para eso hay que tener cierta estabilidad económica, vivir juntos, etc. Aún hay algunos cuantos pasos que avanzar antes de llegar a ese punto de los hijos... Ya sabes, primero hay que ver si somos capaces de vivir juntos o no nos aguantamos. 
- Yo te aguanto muy bien.
- ¡Sólo hemos estado juntos una semana! ¡Eso no vale! - exclama Lucía enfadada. 
- Suficiente para querer estar contigo toda la vida. 


(Zalamero...)

miércoles, 1 de octubre de 2014

Alter ego

Hoy he recordado a aquella amiga que se hacía llamar Octubre. Era una chica muy segura de sí misma, atrevida, coqueta, seductora e independiente. No le importaba no caer bien a la gente y no temía a las consecuencias de sus palabras. Caminaba siempre con la barbilla levantada y la mirada al frente. Casi podía sentir la rabia corriendo por sus venas, muy explosiva y pasional. Le encantaba seducir, jugar, huir y ser atrapada. Era irónica y sarcástica y le encantaba reírse a carcajadas y llevar la contraria. Sabía vivir el presente sin preocuparse del pasado. Se consideraba a sí misma la chica de acero, orgullosa, pero a la vez cercana y extravertida. 

Solo tenía un defecto... 

no existía, 
y por más que quisiese alcanzarla, 
nunca lograría ser como ella... 

jueves, 25 de septiembre de 2014

Treat

Hoy los monstruos han llamado a mi puerta. 
Realmente los estaba esperando. 
Les he invitado a pasar, y hemos tenido una larga e interesante conversación de la que hemos llegado a un acuerdo: ellos estarán siempre ahí, aunque nunca más por encima, porque yo cada vez seré más fuerte.

lunes, 22 de septiembre de 2014

Silent Rider



Pensaba, 
mientras el tren surcaba a gran velocidad campos de Castilla, 
que tal vez, 
lejos de las montañas, 
la libertad no fuese tan inalcanzable. 

miércoles, 17 de septiembre de 2014

Solitudinem

Me estoy perdiendo entre tanto silencio, 
entre tanto vacío, 
entre tanta distancia. 


Mi ausencia me hiela, 
tu ausencia me mata.

martes, 2 de septiembre de 2014

Eternos retornos, miedos y reflexiones

("Ventana indiscreta" - Fotografía realizada por Leyre L.G)


Quedan 19 días para que el otoño se cuele en nuestros bolsillos, aunque todavía huele a verano desde mi ventana indiscreta. Aún anochece tarde, aún hace calor, aún puedo atrincherarme en mis camisetas de tirantes y pantalones cortos, aún puedo colgarme de las estrellas de madrugada, aún puedo no pensar en nada más que en el fluir del tiempo, en enredar música entre mis dedos, en leer, soñar y viajar sin salir de las cuatro paredes azules de mi cuarto.

----------

Estoy a una llamada de teléfono de irme, o más bien de regresar, y me da un poco de vértigo enfrentarme a este nuevo año. 

Había una frase que decía: "Cuando me haga mayor (o adulta) quiero que nadie se entere". 

Yo tampoco quiero enterarme.

miércoles, 27 de agosto de 2014

Old friend

- Eres mi única debilidad - le susurra el ex drogadicto a una jeringuilla tirada en el suelo. - Odio las madrugadas de verano en las que regreso 4 años atrás para tratar de encontrar tus palabras entre tanto ruido. Me duele reconocer que sigues estando presente en mis venas, en mi corazón, en mis mejillas, en mis pupilas, en mi mente... A veces me pregunto si me echas de menos, si echas de menos el contacto de mi piel, sentir como se estremecía cada músculo de mi cuerpo, mi mirada perdida, mi aliento, o si acaso me recuerdas. Odio sentirme vulnerable ante ti. Odio definirme por ti, ser lo que soy y lo que siempre seré por cruzarme contigo aquel 9 de enero de 2010. Sé que no cambiaría nada un reencuentro. Ni siquiera podría devolvernos a lo que fuimos. Nada volverá a ser como antes. - chasquea la lengua en un gesto de desaprobación -. ... Joder... Sólo soy un capullo hablándole a una jeringuilla inerte que ni siquiera puede responderme. Doy pena. Ojalá un chute más para que me devuelvas a la realidad de una patada, o de un disparo... ¡Dispara! Intento no pensar mucho en ello. Intento centrarme en lo que realmente importa; en mi familia, en mi novia, en algún colega... Bah... basta de tanta mierda - le da una patada haciendo que ruede cuesta abajo sin detenerse -. Lo cierto es que no eres mi única debilidad, pero sí la más peligrosa, y no voy a volver a caer en la tentación de consumirme por algo que no me aporta nada. Te escribiría, te mandaría flores, pero no soy un caballero - sonríe para sí ante su ocurrencia -. Hasta la vista White Lady.

viernes, 22 de agosto de 2014

Touhou Project







martes, 19 de agosto de 2014

Entre sábanas



Te propongo un plan:
Dar la vuelta al mundo sin salir de mi cama.

sábado, 16 de agosto de 2014

Awards

Muchísimas gracias Ana x  por otorgarme este par de premios (que dividiré en un par de entradas para que no se haga muy largo). La verdad es que me hace muchísima ilusión y es una forma de darle un poco de vida a este y a otros blogs. 

Liebster Blog Awards:




Reglas: 

- Contestar las preguntas a las que te nominó el blog.
- Nominar 11 blogs. 
- Avisarles. 
- Realizar 11 nuevas preguntas a los nominados. 

Preguntas de Ana x: 

- ¿Por qué te creaste un blog?

Fue a raíz de un amigo quien me dio la idea, ya que por aquel entonces llenaba folios y libretas para escribir todo lo que me inquietaba o imaginaba. No se me había ocurrido que tal vez podía intercambiar pensamientos en un blog, y me pareció una idea excelente para seguir escribiendo, y conocer gente con los mismos intereses que yo.

- ¿Serie preferida? Y si no la tienes, ¿película?

Pues no sabría decidirme. Últimamente estoy enganchada a una serie de anime llamada SAO (Sword Art Online). También: New Girl, Misfits, El Mentalista, American Horror Story, Elementary, Girls, Penny Dreadful, Mirai Nikki, Another, Death Note (y seguro que me dejo alguna por ahí).

- ¿Con qué sueñas habitualmente?

Un sueño que se me repite con bastante frecuencia es que tengo que ir a algún lugar y nunca consigo llegar. 

- ¿A qué temes?

A la muerte de mis seres queridos. Sé que es algo irracional temerle a algo que no se puede cambiar, pero… 

- ¿Tienes un blog favorito?

La verdad es que me gustan todos por igual. Cada uno aporta algo especial: una idea, una forma de escribir, un pensamiento, una historia… 

- ¿Qué te gusta hacer en tu tiempo libre?

Leer, escribir, internet, tocar el piano, trastear con la guitarra, ver series, dibujar, hacer papiroflexia, viajar… 

- ¿Qué fue lo último que compraste?

Tinte para el pelo de color rojo. 

- Último libro que leíste:

"Noches de lluvias y estrellas" de Maeve Binchy (muy recomendable). 

- ¿Qué te hace reír?

Cualquier cosa con un mínimo de gracia.

- ¿Te gusta llevar pulseras?

No uso ninguna habitualmente, sólo en ocasiones especiales.

- ¿Tienes algún vicio sano?

La música, el té, escribir, leer… 


Nomino a: 

M

Mis preguntas: 

- ¿Por qué el título de vuestro blog?
- ¿Con qué edad empezasteis más o menos a escribir, y por qué?
- ¿Número favorito, y por qué? (si tenéis).
- ¿Libro que os ha marcado?
- ¿Película que más os ha impactado?
- ¿Alguna colección?
- ¿Carrera que estudiáis o que pretendéis estudiar?
- Si tuvieseis la libertad y el dinero de viajar a cualquier país, ¿cuál sería?
- ¿Meta a corto plazo?
- ¿Qué le diríais a vuestro yo de dentro de unos 5 años?
- Planes para el fin de semana, ¿salir de fiesta o quedarse en casa?


¡Gracias por vuestra atención y colaboración!


sábado, 9 de agosto de 2014

Fayri Tail Main Theme




Le miré como quien mira a la luna llena, en silencio y con la respiración entrecortada. Deslicé mis dedos entre las teclas blancas y negras, y comencé a tocar. Quería, de alguna forma, traspasar su alma. Tocarle sin rozar su piel, pero sintiéndome más cerca que nunca.

miércoles, 30 de julio de 2014

He venido a quejarme

Querido diario,

la adolescencia es un asco. Ser adolescente en el siglo XXI es un asco. El verano es un asco. Las revistas de moda son un asco. La televisión da asco… 

Ahora en serio, ¿qué le pasa a todo el mundo? Tengo 16 años y estoy harta. Harta de que me traten como a una niña, harta de no poder expresarme, harta de que nadie me escuche y harta de las modas. ¡Modas! ¿Desde cuando deformarse la oreja puede ser considerado como algo bonito? ¿Y plataformas ortopédicas? ¿Septums en la nariz? ¿Combinar todos los colores del mundo en un solo cuerpo? ¿Bandas de música donde el fanatismo de sus miles y millones de seguidoras hacen replantearse la evolución del ser humano? Y un largo etc.

Pero claro, entonces me dicen: "Nuria, tú no eres de este planeta. Has nacido en la época equivocada. Parece mentira que tengas 16 años. Vive la vida. YOLO. Estás amargada. Blablablá…". 

Quizá sea un poco radical a veces, pero me da la sensación de que estoy rodeada de imbéciles. 

Y ahora en verano es peor, porque si no subes 4737399 millones de fotos a alguna red social rodeada de miles de amigos, botellas de alcohol, pies, piernas morenas, arena de playa y piscina, despídete de ascender en la escala de sociabilidad. Esto es como ser popular en los colegios americanos, pero llevado al extremo. 

Qué le voy a hacer, prefiero quedarme con la montaña de libros que inunda mi habitación, con el rock de los años sesenta, mi piel mortecina, mi escasa habilidad para demostrarle al mundo lo guay que soy, las películas de autor, la poesía, y mis pensamientos utópicos por cambiar en algún momento el mundo. 

En el fondo, pasar desapercibida no es tan malo… aunque a veces este hervidero de ideas y pensamientos me queme la sangre, y escribirlo en un diario no sea suficiente para desahogarme. 

Algún día explotaré, haré algo grande, y entonces exclamarán: "¿Qué le ha pasado? Siempre saludaba por las mañanas…". 

Bah. 

¡Adolescentes! Si queda alguien cuerdo, que rompa mis ventanas, que entre como el aire, y que se atreva a quedarse. 

miércoles, 23 de julio de 2014

Desesperanza

Este soy yo tratando de poner palabras a todo lo que me remueve por dentro, y es que, últimamente sólo desespero. Me quitan el sueño todas esas personas que antes estaban y ahora no. Que no están por esa puta manía de esperar algo que nunca sucede. De esperar que sean ellos los que vengan, y no al revés, y así estamos, solos. 

La amistad me ha puesto en jaque contra la espada y la pared. Aprieto el culo para no salir corriendo, por vergüenza, por miedo. Siempre he sido un lobo solitario, pero también he tenido muy claro con quien podía contar, exactamente con la mitad de los dedos de una mano. Y ahora siento que no están, que han desaparecido. Malentendidos… confusiones, chiquilladas, ¡a la mierda!

Desespero y dejo de esperar, a partes iguales, como si ya no me importase nada. Como si me diese igual perder lo único que me hacía seguir cuerdo. Resignándome, engañándome de que quizá mi destino siempre ha sido caminar entre las sombras, conmigo mismo y el ruido de mis pensamientos. 

lunes, 14 de julio de 2014

Que la música nos salve

Tras un par de meses de silencio debido a exámenes, trabajos, cursos, y poca inspiración, os traigo una nueva interpretación al piano de esta delicada melodía de Brian Crain, Butterfly Waltz.



¡Espero que os guste!



domingo, 6 de julio de 2014

Avanzando o retrocediendo

A veces pienso que sólo sé quedarme muy quieta a la vez que huyo a la velocidad de la luz al otro extremo de todo lo que me rodea.
----

¿Crees que todo lo que vamos sufriendo, todo el daño que nos hacen o hacemos, queriendo o sin querer, nuestro cuerpo, nuestra mente, lo va guardando, interiorizándolo, asumiéndolo, hasta transformarnos en alguien irreconocible a nuestros propios ojos, por ese miedo que se ha cosido a la piel de nuestro presente?

domingo, 29 de junio de 2014

Remedios caseros

- ¿Qué tal estás pequeña? - escucha su voz al otro lado de la línea. 
- Mal... ¿tú te crees que a estas alturas del año me tengo que poner mala de gripe? ¡No he terminado los exámenes! … - reprocha desanimada.
- No te desesperes… descansa mucho y estudia lo que puedas, ya verás como en un par de días te encuentras mejor. - Sus palabras son como un bálsamo, sin embargo...
- No tengo tiempo, me dan ganas de llorar… Y este dolor… ¡Parece que me han dado una paliza! Buf, lo siento mucho, tenemos que colgar, me sigo encontrando muy mal… - se muerde los labios intentando no derramar ninguna lágrima.
- ¿Me estás diciendo que mis palabras no son homeopatía en tus oídos?

martes, 24 de junio de 2014

Mucho ruido, poca compañía

Es más triste sentirse sólo rodeado de gente, que vivir acompañado de tus propios monstruos.




No sé qué le pasa al escritorio de Blogger
que no me permite ver vuestros últimos posts. 
No sé si os ocurrirá lo mismo.
Espero que lo solucionen pronto.

martes, 17 de junio de 2014

Pirineos



Hoy pienso dejar la ventana abierta 
para que todas las estrellas del cielo te iluminen los sueños.

martes, 10 de junio de 2014

Quién pensó el guión

Me estremecí pensando que, quizá, de nuevo, había llegado el momento de salir de la ciudad. Esta vez no era otro de esos bucles infinitos de café amargo y ganas de huir. Ahora hablaban mis puños cerrados, mi ceño fruncido y mis labios entrecortados. Tenía que salir para volver a quedarme.

Giré a la izquierda por la carretera del vertedero. Entorné los ojos para contemplar todos aquellos restos de electrodomésticos, piezas de coches, y comida en descomposición, amontonados unos sobre otros, abandonados a su suerte.

Ciertamente no era el lugar más bonito del mundo para pasar una tarde de domingo, pero era la metáfora que más se acercaba a mis intenciones.

Giré a la derecha, dejándolo atrás, y me encaminé hacia el mirador. Cuando estuve lo suficientemente cerca del precipicio, apagué el motor y salí del coche. Alguna vez había pensado en hacer un "Thelma y Louise", pero no hay suficiente distancia para hacer algo bonito. 

Exhalé una bocanada de aire. Noté como mi cuerpo entero comenzaba a temblar. Entonces entraste en mi mente como un huracán desbocado. Sonreí con amargura. Allí estabas, claro que sí. Nunca te habías ido, o yo nunca te había dejado marchar. En realidad te estaba esperando. Esperaba ver tu cara de nuevo, tus ojos almendrados, tus labios, tu imperceptible sonrisa, tu pelo negro, tus manos, tus... 

“¿A que no sabes donde he vuelto hoy?” susurré. 

Esperé tu respuesta mientras mis ojos comenzaban a llenarse de lágrimas. Odiaba mi debilidad frente a tu recuerdo. 

“T-e o-d-i-o” musité despacio, recalcando cada letra. “Te odio”, esta vez lo dije en voz alta. 

Respiré con profundidad, cerré los ojos, y desde mis entrañas, con todas mis fuerzas, grité.

miércoles, 4 de junio de 2014

Eliminar y salir

Miré con desprecio la pantalla de mi móvil. Parpadeó indicándome que alguien, o quizá no, reclamaba mi presencia. Cómo odiaba aquellas aplicaciones. En incontables ocasiones me había visto tentado a lanzar aquel aparato infernal a la alcantarilla. "Estarás siempre disponible", rezaban los anuncios publicitarios, vendiéndote la mejor idea del mundo. ¿Y qué pasa si yo no quiero estar siempre disponible para todo el mundo?

Un nuevo mensaje. Un correo. Nada relacionado con mis intenciones kamikazes, radicales e inminentes de salir de ese pequeño espacio de interminables rencores acumulados. Quizá después de todo era libre. Quizá después de todas aquellas peticiones de amistad, fotos compartidas, bailadoras flamencas y mierdas con ojos, no era más que un número que engordaba el ego narcisista de más de uno. Quizá ahora la amistad consistía en eso, en estar permanentemente conectado, disponible y dispuesto a reírle las gracias al intelectual de turno. 

Amistades desvirtuadas. 

"¿Eliminar chat y salir del grupo?". 
Confirmar.

Sonreí satisfecho y aliviado. En ese momento me di cuenta de a quien realmente le importaba, a quien nunca le importé, y lo feliz que puedes llegar a ser sin la necesidad de estar permanentemente conectado al mundo. 

jueves, 29 de mayo de 2014

Al amanecer

- Antes, estar enamorada de un chico era, cuando tú aún tenías vacaciones, ponerte el despertador a las 6 de la mañana, sólo para mandarle un mensaje de texto deseándole los buenos días… 
- ¡Eso es una locura!
- Pues lo que yo te digo… ¿acaso estar enamorado no es cometer locuras por esa persona?

lunes, 26 de mayo de 2014

Comodidad

- De verdad… no se te puede sacar de casa. 
- Si es para entrar en tu cama, sí. 

domingo, 18 de mayo de 2014

Cuenta atrás



Disculpad mi ausencia en estos últimos meses… El casi final de carrera me tiene bastante alejada de los mundos artísticos... muy a mi pesar. Me gustaría dejarme caer más a menudo por cada uno de vuestros rincones para empaparme de cada una de vuestras historias y pensamientos.

También me gustaría escribir más, mucho más, crear, soñar, y volar lejos de las cuatro paredes de esta habitación, y de las montañas de apuntes y papeles que me rodean. Lejos de las horas de insomnio y de los nervios por las notas finales.

Creo que estamos la mayoría un poco igual. Así que os deseo mucha suerte y mucho ánimo estas últimas semanas. El verano está cerca y entonces tendremos un poco de tiempo para disfrutar y desconectar. 

¡Ah! Muchas gracias por los comentarios en la última entrada. 


Un abrazo. 

martes, 6 de mayo de 2014

5 años después



Lo malo de finalizar etapas es empezar a distanciarte de las personas que has conocido durante el camino. Personas con las que has compartido horas, minutos, cafés a media mañana, cervezas a media noche, viajes, risas, e interminables horas de estudio. 

Me gustaría pensar que el “a ver si quedamos y nos ponemos al día”, no es sólo el comodín perfecto para quedar bien, sino que lo cumpliremos, salvando los kilómetros que nos separen. 

Y es que durante todo este tiempo, cinco años (que han pasado demasiado rápido), he tenido la oportunidad de empezar de nuevo, de conocer a grandes personas que me han acompañado en las buenas y en las malas, con las que he aprendido muchas cosas, me han sorprendido, y a las que he cogido un cariño enorme. Y no puedo evitar emocionarme al pensar que nuestros caminos comienzan a dividirse para emprender nuevos proyectos. 

Espero no perder el contacto con el paso del tiempo, y que aún queden tardes para tomar unas cañas y filosofar de lo mal que está el mundo, y bromear con la gran cantidad de trabajo que vamos a tener (toquemos madera). 

A todos y cada uno de vosotros, a los que he conocido desde el principio y hemos estado juntos hasta ahora, y a los que he conocido cerca del final, muchas gracias: A, L, S, J, T, B, C, B, H y L. 

Que la suerte nos acompañe.

jueves, 1 de mayo de 2014

Young Forever

Tengo un miedo terrible a hacerme mayor. 

Y cuando lo haga, 
quiero que nadie se entere. 

domingo, 27 de abril de 2014

Imagining

¡Buenas noches! 

Recién salida del horno, tengo el placer de presentaros mi última interpretación al piano. Su autor es Brian Crain y se titula Imagining.


Espero que la disfrutéis. 



martes, 22 de abril de 2014

Primer movimiento

¿Por qué no comerse el mundo todos los días para desayunar?

jueves, 17 de abril de 2014

La respuesta

Había perdido la noción del tiempo, eran las cuatro de la mañana y no conseguía dormir. Su mirada seguía enfocando y desenfocando recuerdos, pensamientos y preocupaciones sobre la pintura blanca del techo, como si así consiguiese darles una perspectiva menos amenazadora. Pero lo cierto es que nada conseguía disipar la sensación de que se estaba enfermando lentamente, de que se estaba enfermando de silencio. 

Aquella frase resonó en sus oídos. "Puede que la respuesta…". Realmente no lo sabía. Realmente ahora no estaba seguro de nada, y es que no hay peor enemigo que uno mismo y las noches de insomnio.

"Doctor, ¿es grave?", le preguntaba a su imagen reflejada en el espejo, quien le devolvía una débil sonrisa nada esperanzadora. Se estaba descuidando, bajo sus ojos rojos asomaban dos bolsas oscuras que amenazaban con tatuarse a fuego en su piel si seguía alterando sus horarios de sueño y vigilia. 

"Puede que la respuesta…" ¿Qué? ¿Tendría que sufrir otro ataque de pánico, pálpitos o volverse loco para descubrir que la respuesta se encontraba en no darle tantas vueltas a nada (ni siquiera al programa de la lavadora)? 

Entrecerró los ojos con pesar y cansancio. Quizá fuese hora de intentar conciliar el sueño. Entonces visualizó una frase que le recordaba su padre a menudo: "Hay que soltar lastres. Hay que pasar página. Fuera sentimentalismos. ¿Personas tóxicas? ¡Fuera! ¿Pensamientos tóxicos? ¡Fuera! No te quedes callado, si hay que dar un puñetazo a la mesa, se da, y si hay que soltar un "mecagoenlahostia", se suelta. No te envenenes gratuitamente. La vida ya te pondrá trabas en el camino, hay que saber sortearlos, no te pongas la zancadilla a ti mismo antes de tiempo". 

Tenía razón. Claro que la tenía...


Sonrió para sí firmemente convencido de que había llegado el momento de cambiar el rumbo de sus pasos. Y que esta vez llegaría lejos, mucho más lejos de lo que había llegado hasta ahora.

miércoles, 9 de abril de 2014

Paracetamor

- Si no he hecho nada en todo el día, ¿por qué estoy tan cansado?
- No sé, quizá tengas falta de algo…
- De ti.

domingo, 6 de abril de 2014

Mi plan

Ser actitud y que le jodan a mis miedos. Salir de la zona de confort, darle una patada a tanta monotonía insustancial, hablar, hablar alto y claro, mostrarme al exterior, romper mis diques de seguridad; mostrar mis garras, mis colmillos, mis ganas, mi rabia. Explosionar por primera vez y romperme, romperme del todo, romperme entera. Gritar, gritar en voz alta, desde el centro de mis pensamientos, desgarrarme, quemarme, llorar, saltar en mil pedazos toda esa tensión que me consume, que me ahoga. 

Y que le jodan también al qué pensarán cuando crean que me he vuelto loca, porque entonces estaré más cuerda que nunca. 

Este es mi plan. Salvarme antes de que sea demasiado tarde. Antes de que haya sido devorada por la nada, o por la autodestrucción a la que me somete mi mente, con sus cuatro pasos de ventaja, mientras me mira por encima del hombro de forma despectiva. 


Necesito convertirme en cenizas para comprobar que no he dejado de sentir, que sigo viva, que hay dolor como también felicidad, y renacer, resurgir, regresar.  

¡Más actitud!

viernes, 4 de abril de 2014

1. Malones

Aquel viaje me cambió para siempre, y no sólo por las personas con las que viajaba, o que conocí en el transcurso de los seis días que pasamos en tierra extranjera, sino porque el amor no conoce de límites y a mi me atravesó de norte a sur y de este a oeste. Vale, sé que estoy tocando un tema que no tiene mucho mérito, porque ¿quién no se ha enamorado alguna vez? 

Pero esta vez es diferente..., ¿alguna vez habéis oído hablar del amor a primera vista? Los cabrones de mis amigos dirán que aquello no era amor, que aquello era puro instinto animal o ganas de echar un polvo, pero lo que sentí en aquel momento no puede ser descrito únicamente por una descarga de hormonas.

Era viernes tarde cuando decidimos que la mejor forma de despedirnos de aquel país, era tomarnos unas pintas en su honor. Habíamos oído hablar de un local en el había música en directo, 10 caños de cervezas diferentes y muy buen ambiente. Cuando cruzamos la puerta la música nos inundó. Era enorme. Recuerdo que planeamos abrir un local así en España, si nuestras carreras no nos daban de comer el día de mañana. 

Conseguimos compartir mesa con unos alemanes que ya iban un poco perjudicados para ser las nueve de la noche. 

- Tío, yo lo veo, con lo que nos gusta la fiesta, tendríamos el éxito asegurado - me comentaba Cristian. 
- Pero joder, esto es un edificio enorme, allí los bares no son tan grandes, a no ser que sea una discoteca, y ni siquiera un restaurante - resoplé.
- ¡Pues por eso Yago! Porque como allí no hay nada igual, seríamos la novedad.
- Bah, se puede soñar pero no tan a lo grande. 
- Tío, eres un aburrido de cojones. Ya vendrás a nosotros disculpándote y buscando una oportunidad de trabajo. 
- Lo más triste es que puede que sea verdad... ¡Me voy a pedir! ¿Alguien quiere algo más?

Como no obtuve respuesta, fui hacia la barra. De la que estaba allí me fijé por primera vez en el escenario, y fue cuando perdí la noción del tiempo y del espacio. El grupo estaba compuesto por un bajo, una guitarra eléctrica, un cajón y una guitarra acústica. Tres tíos y una tía, ¡y menuda tía!  

martes, 25 de marzo de 2014

Desnudarse

"Escribir es siempre aceptar el riesgo de decirlo todo, incluso - y sobre todo - sin saberlo". (Carol Dunlop)

miércoles, 19 de marzo de 2014

Go on!

La magia de escapar de las rutinas, la magia de viajar, es hacerlo justo cuando lo necesitas. Ahorrar, llenar la maleta de sueños y ganas, vaciar los bolsillos de miedos y dudas, y pintar un destino en el horizonte, justo donde te empeñas en tatuar a fuego tus límites. 

La magia surge cuando decides irte acompañada de personas, que en este momento, en esta etapa, forman parte de tu vida. Surge cuando te dejas llevar, cuando te sorprenden, cuando te descubres ante otros ojos, cuando aprendes de otras rutinas, de otros pensamientos, de otras metas. Cuando compartes horas, minutos, segundos, cuando te empapas de los buenos, e incluso de los malos momentos. 

Y te llenas, te completas, te renuevas, te inspiras, te animas, te contagias, explotas, saltas, resurges, revives, renaces… Y vuelves a encontrar una motivación que te empuja hacia adelante, como un remolino, destrozando de un golpe seco todos aquellos delirios que te consumían lentamente. 



domingo, 16 de marzo de 2014

Por suerte o por desgracia

"Es probable que yo siga aquí boca arriba, dibujandote entre las estrellas".

martes, 11 de marzo de 2014

Metereologías

("Días de luz y vida")

Nunca había podido imaginarme que la meteorología pudiese afectar tanto al estado de ánimo... 

Ella vivía del sol, como las plantas, haciendo metamorfosis de la luz a sus sonrisas. Vivía del cielo azul y de la suave brisa, llenándose los bolsillos de aromas primaverales y cálidos. Por eso, nunca entendí que decidiese migrar allá donde casi nunca se puede disfrutar del nocturno cielo estrellado, o del incendio de los atardeceres de verano.

Se había mudado al norte, entre montañas, donde a penas se puede disfrutar de la luz del sol, donde casi los 300 días del año, el cielo está cubierto por un espeso manto de nubes grisáceas y oscuras, y la lluvia se deja caer día sí, día también. 

Os hablo de ella porque la conocí cuando su piel aún era dorada, su mirada intensa, y sus pasos firmes. Cuando aún soñaba despierta, cuando corría, cuando gritaba y hacía ruido, cuando se reía a carcajadas, cuando se enamoraba de cada momento, y encontraba inspiración en cada segundo que respiraba. 

Ahora no la reconozco. Su piel es gris, blanca, translúcida, mortecina. Sus ojos ya no brillan con intensidad, a penas se ríe, a penas siente que deba luchar por algo; se deja arrastrar en silencio como una sombra de lo que fue. Se siente vacía, hueca, desganada, desmotivada, sin corazón, sin razón, sin sueños, sin vida… 

La echo de menos. 

Si el sol no regresa, que lo haga ella.

sábado, 8 de marzo de 2014

Cumpleblog

Cinco años latiendo en este rincón. Cinco años dándole alas a la imaginación. Cinco años creando, creyendo y compartiendo. 


Muchas gracias a todos, seguidores o no, los que han estado de paso, o los que habéis decidido quedaros. Gracias a vosotros, este espacio ha ido creciendo y ha permanecido activo aún cuando las fuerzas han flaqueado. 



Mi momento favorito del día es entrar aquí y leer vuestros comentarios, vuestros pequeños y a la vez grandes rincones, donde volcáis todos vuestros pensamientos, sueños y ganas, donde aprendo cada día nuevas lecciones, donde abro mi mente y me dejo llevar entre vuestras palabras.



No tengo mucho más que añadir. Espero que sigáis escribiendo siempre, pase lo que pase, porque todos y cada uno de vosotros valéis muchísimo. 




¡Un abrazo y hasta la próxima entrada!


miércoles, 5 de marzo de 2014

El supermercado

"Esta no es una película americana" se recordó Nuria mientras recogía el paquete de tiritas que se le había caído al suelo. Miró de reojo al chico que tenía al lado, el cual seguía un poco desorientado en la sección de geles de baño y cosméticos, totalmente ajeno a lo que sucedía a su alrededor.

Por un momento había deseado que él, gentilmente, se hubiese agachado para recogerle las tiritas, y entonces, mientras sus miradas se eclipsaban, surgía la chispa de pasión que haría que comenzasen una historia de amor envidiable. 

Sonrió para sí. Soñar era a veces demasiado fácil y demasiado doloroso. Quizá al final estaba destinada a convertirse en una solterona rodeada de gatos, cuyo único plan a largo plazo, era procurar que sobreviviesen las plantas que decoraban los balcones de su piso. Bueno, quizá estuviese exagerando un poco. 

Revoloteó hacia la sección de dulces y chocolates cuando se percató de que el chico la seguía de cerca. 

- Perdona, ¿me podrías ayudar? 
- Eh… ¿sí? - se interesó Nuria. 
- Es que es toy un poco perdido… No encuentro los desodorantes y me estoy volviendo loco entre tantos botes y cajas… 
- Clar… - no pudo terminar de hablar porque en ese momento, la tableta de chocolate que cuidadosamente había puesto haciendo equilibrios entre las galletas, la cerveza y las bolsas de patatas, se había precipitado contra el suelo, entre los pies de ambos. 
- ¿Lo haces adrede o eres así de patosa? - se carcajea el chico. 
- No, es que quería comprobar si lo que pasaba en los supermercados de las películas americanas era cierto - se atrevió a decir. 
- ¿Y qué es lo que pasa en esas películas?
- Ya sabes, nos agachamos a la vez, nuestras manos se rozan, nos miramos, sonreímos, y a partir de ahí… 
- ¿Sexo?
- Los botes de desodorante están en el segundo pasillo a la derecha. 
- ¡Oh, venga! Tía, solo bromeaba, no te pongas así. 
- Tienes razón, quizá eso es lo que no nos cuentan en las películas, y sólo nos venden la idea de un amor romántico que no existe. 
- Joder perdona, si llego a saber que eres tan rara no te digo nada. 
- ¡Anda y que te den, maldito capullo! - le espeta Nuria mientras se aleja hacia la caja para pagar. 

Él la mira estupefacto mientras comienza a reírse a carcajadas. 

- ¡Oye, espera! - corre hacia ella. - ¡Oye! - le agarra del brazo. 
- ¿Qué quieres? - le lanza una mirada furibunda. 
- Toma, te has olvidado del chocolate… - se lo da, rozándole la mano.
- Gracias… - le mira Nuria con intensidad.
- Por cierto, me llamo Mario, ¿y tú?

sábado, 1 de marzo de 2014

Green Greens

A falta de letras, a falta de palabras, a falta de musas de tinta y poesía, esta noche me acompaña la música. Green Greens es una melodía del juego de plataformas Kirby. 

Espero que la disfrutéis tanto como yo interpretándola.

¡Un abrazo!



lunes, 24 de febrero de 2014

No fue bueno, pero fue lo mejor

Querido Leo:

Han pasado más de dos años desde la última vez que hablamos, y créeme cuando te digo que no hay ni un solo día en el que no me acuerde de ti. 

¿Recuerdas cómo nos conocimos? Fue a través de una amiga común en un chat para adolescentes. Era nuestra válvula de escape después del instituto. Permanecíamos horas colgados de conversaciones absurdas, hablando con unos y con otros, conociéndonos, compartiendo miedos, dudas, rabia, sueños, futuro. 

Por aquel entonces yo tenía 17 años. Me creía la chica de acero, corazón coraza, la que huye del amor porque ya había sentido lo que era caer de cabeza desde la estratosfera. Pero aún así, no pude evitarlo,  no sé como, me enamoré de ti. Y tú… tú eras un chico extraño, con un presente agónico que nadie, ni el peor de mis enemigos, se merecía. Y eso lo cambiaba todo, lo transformaba; a ti te destrozaba y a mi me consumía no poder hacer nada por ayudarte. 

Y entonces desapareciste. Sé que hubo un malentendido, una cagada, hablando pronto y mal, algo que hizo que nos distanciase para siempre. Ni siquiera lo hablamos detenidamente. De la noche a la mañana todo se había esfumado. Siempre me repetías: "aléjate de mi, sólo hago daño a las personas". Y te saliste con la tuya, y yo, la chica de acero, fui tocada y hundida. 

Dramas adolescentes supongo. Quizá otra persona no lo hubiese vivido tan intensamente.

Hoy es tu cumpleaños, y ojalá exista eso que dicen de que el universo conspira a tu favor en algunas ocasiones, para que de alguna forma, te haya brindado la oportunidad de seguir adelante con un presente menos desalentador que entonces. Sé lo difícil que te resultaba buscar razones por las que aferrarte a la vida, ni siquiera yo pude cambiar tu perspectiva de futuro. Ojalá seas feliz, de verdad.

Siempre tuya,

Vega.

viernes, 21 de febrero de 2014

Volver

Echo de menos escribir. Ultimamente no tengo mucho tiempo para sentarme delante de una hoja en blanco y dejarme llevar. Me da rabia pensar que quizá, ya no tenga nada que decirle al mundo, o a mi misma. Me frustra no encontrar con tanta facilidad las palabras para describir lo que me rodea, inventar nuevas historias o crear nuevas vidas. He dejado de lado algunas de mis aficiones por no saber establecer un horario que me permita llegar a todo; por cansancio, monotonía, rutina o dejadez. Tengo miedo de convertirme en lo que  tanto aborrecía: una persona vacía, que se deja arrastrar por el devenir de la vida, sin cuestionarse si hay algo más que las cuatro calles que separan su casa del trabajo. 

Tengo miedo de haber perdido esa esencia. Tengo miedo de haberme vuelto demasiado exigente o perfeccionista, y que nada de lo que escriba me parezca lo suficientemente bueno como para publicarlo. 


Espero encontrarme pronto y escribir con más fuerzas que nunca.