Todo cuanto encontréis aquí escrito - salvo lo especificado - son retazos de mi caótica mente, fragmentos de vidas pasadas, de mi presente, o del presente de algún alma errante imaginado.

Así mismo, las imágenes que son publicadas junto a los textos, también son de mi cosecha, excepto algunas al comienzo del blog. Suelo dejar una pequeña referencia debajo de las mismas.

Por favor, no toméis nada prestado sin avisar. Gracias. Puedes contactar conmigo a través del correo electrónico: nodisparenalapianista@gmail.com

Un saludo, y ¡gracias por vuestra visita y comentarios!



Arpegios

martes, 29 de octubre de 2013

A cualquier parte

(Fotografía realizada por Leyre L.G)
Nunca se le ha dado bien viajar sola. Siente cierto amor-odio hacia los transportes públicos, a pesar de que no puede optar por otro medio. Le agobia el exceso de gente, los transbordos, las prisas, las maletas y el incesante murmullo de las despedidas.

Todavía no ha descubierto lo bohemio de compartir asiento (eso dice mucho de cómo se mueve por el mundo, sin dejar que nadie traspase sus barreras de seguridad) y de recorrer largas distancias, a pesar de que siempre lleve consigo una libreta, un bolígrafo, una cámara, un libro y miles de pensamientos asaltándole en cada curva. 

A veces tiene miedo de perderse entre tanto tráfico. A veces tiene miedo de no saber llegar a su destino.

viernes, 18 de octubre de 2013

¿Aceptas?

¿Aprender de los errores (o de la vida) significa aceptar? (No resignarse) 

Aceptar aquello que no podemos cambiar por mucha rabia, ira o tristeza que nos siga provocando. Dejarlo estar.
Aceptar que algunas cosas ocurren, independientemente de nuestra voluntad. 
Aceptar que hay un tiempo para cada cosa y que de nada sirve seguir culpándose o auto destruyéndose por ello. 
Aceptar para vivir sin sin angustia. 
Aceptar como perdón por infligirnos daño durante demasiado tiempo. Por consumirnos lentamente entre recuerdos y palabras no confesadas. 

miércoles, 16 de octubre de 2013

Gritar

Quiero ruido, estoy cansada de tanto silencio. 

lunes, 14 de octubre de 2013

Origen

¡Hola! 

Aquí os dejo mi última interpretación al piano, Inception de Hans Zimmer. 

¡Espero que os guste! 


sábado, 12 de octubre de 2013

II. La chispa de su vida

- ¿Vienes a desayunar? Trae café - comenta Dave desde la cocina.
- Mejor no, que el café te altera - le sonríe Lucía. 
- Tú eres la que me alteras... - ronronea acercándose a ella.
- Entonces si te lo traigo te vuelves loco... - le susurra en el oído.
- Mmm... y si no traes nada de nada... 

jueves, 10 de octubre de 2013

Pensamientos de vida y muerte

Los observé en silencio. 

Me miré por dentro y por fuera, proyecté mis sueños y mis metas para preguntarme si, todo lo que estaba haciendo, era suficiente para lograrlos. Si lo que estaba haciendo me permitiría, con el paso de los años, estar satisfecha con el resultado.

También percibí mi miedo y mi angustia. Mi miedo al cambio, mi miedo a la fugacidad, mi miedo al rápido transcurrir de las estaciones, mi miedo a no aceptar que nada permanece, que nada volverá a ser como lo es ahora, que nunca volveremos a ser los mismos, que no hay dos oportunidades, que lo que ganamos ahora lo perdemos después, que las personas que conocemos también se van: nuestros padres, nuestros amigos, el amor de nuestras vidas... 

Observé también la incomprensión, y en otros casos, la soledad. Destierros voluntarios o involuntarios, lejos de la energía vivaracha de los jóvenes que quieren comerse el mundo. 

Vi mi futuro en aquellas manos ajadas por el tiempo, en aquellas miradas, en aquel ir venir de pensamientos y murmullos. Vi mi vida transcurriendo lentamente a través de etapas, libros y capítulos, para llegar a ese final abierto e inevitable. 

Podría pensar, tal vez, que mi futuro no sea prolongarme en una cama o en una silla de ruedas. Que mi futuro presente sea transformar mi energía en movimiento, sin dejar que mis pensamientos y articulaciones se atrofien a causa del irremediable paso del tiempo. 

En cualquier caso... al observarlos, comprendí que no se merecen otra cosa que el respeto y la admiración. En ningún caso el desprecio o la indiferencia, porque amigos míos, algún día seremos ellos, y querremos ser tratados como personas y no como muebles. 


martes, 8 de octubre de 2013

A la carta

("Comerte el corazón a besos" - Fotografía realizada por Leyre L.G)

- Tengo hambre, ¿te puedo comer? 
- Mmm... tienes que dejarte algo para el postre... 
- Para el postre siempre hay sitio. 

martes, 1 de octubre de 2013

El amor nos hace invencibles

Los vi alejarse cogidos de la mano. Me sentí extraño. Aquella mano había sido prolongación de mi cuerpo un par de años atrás y ahora... ahora era la sucesión de otro. Nos quejamos mucho del amor, de lo que se sufre por amor, de lo que odiamos el amor, como si fuese algo tangible, y sin embargo, volvemos a enamorarnos. Eso me hace pensar que, de algún modo, somos invencibles.

Quien haya superado una ruptura, lo es. Aunque ya no volvamos a ser los mismos... aunque tengamos miedo y construyamos muros de contención, escudos y demás parafernalia armamentística alrededor de nuestro corazón. A pesar de que nos volvamos unos cobardes, somos invencibles, porque volvemos a enamorarnos.

Quizá "invencibles" no sea la palabra correcta, pero por alguna razón, la gran mayoría, vuelve a intentarlo. Una ruptura no nos derrota. Blindamos nuestros latidos con tiritas y nos lanzamos del nuevo al vacío.

Los vi cruzar la calle mientras se sonreían, prolongándose en mis pensamientos. Me sentí extraño. Quizá fuesen felices o quizá solo fingiesen. Quizá es que todavía no he superado la ruptura y, por no sentirme mas desolado, intento pensar que algún día encontraré a alguien que se arme de valor para
prolongar no solo nuestras manos, sino también nuestro futuro.