Todo cuanto encontréis aquí escrito - salvo lo especificado - son retazos de mi caótica mente, fragmentos de vidas pasadas, de mi presente, o del presente de algún alma errante imaginado.

Así mismo, las imágenes que son publicadas junto a los textos, también son de mi cosecha, excepto algunas al comienzo del blog. Suelo dejar una pequeña referencia debajo de las mismas.

Por favor, no toméis nada prestado sin avisar. Gracias. Puedes contactar conmigo a través del correo electrónico: nodisparenalapianista@gmail.com

Un saludo, y ¡gracias por vuestra visita y comentarios!



Arpegios

martes, 30 de abril de 2013

Liebe

A veces estoy llena de dudas infinitas.


Vacíame. 
Hazme sentir que 
(todo esto) 
merece la pena.


viernes, 26 de abril de 2013

Postreando

(Fotografía realizada por Leyre L.G)

- ¿Quieres fresas con vinagre?
- Prefiero fresas contigo.

martes, 23 de abril de 2013

Querida yo del futuro,

espero que cuando llegues a los 30 y en adelante, no te hayas resignado a la vida, no te hayas quedado sin planes, sin motivación, sin intereses y sin esas ansias por vivir y soñar. Espero que no te dediques a perder el tiempo en actividades insulsas con las que matar el tiempo. No lo pierdas, no lo malgastes. No te dejes de vivir. Espero que sigas escribiendo para ti o para otros, que sigas fotografiando, tocando el piano y la guitarra. No pares de estudiar para aprender. Conserva a los amigos, conoce a gente nueva, sal a tomar algo, no te quedes en casa, ¡diviértete! No dejes de hacer las cosas que te gustan por miedo, se valiente, sigue luchando con uñas y dientes, y a pesar de las caídas levántate siempre. Como hasta ahora. Por favor, no te pierdas, aprovecha cualquier oportunidad, viaja y ríete a carcajadas. Se positiva, baila, grita y abraza. Evita a las personas tóxicas. Ilusiónate, enamórate, pero no pierdas de vista el suelo. Y vive, vive mucho y muy fuerte.

domingo, 21 de abril de 2013

Rescue

Acuérdate de respirar
y de besar con los ojos cerrados.
Acuérdate de vivir
y de soñar con los ojos abiertos.

domingo, 14 de abril de 2013

Eternos

- Siendo la muerte lo único cierto de esta vida, ¿por qué le tenemos tanto miedo?
- Porque creemos que somos eternos. Nos sentimos eternos. Jóvenes salvajes con tiempo suficiente para comerse el mundo. Creo que nos es imposible pensar que todo esto que conocemos ahora, amistades, pareja, sueños, ideas, fuerza, alegría, incluso tristeza, se apagará algún día. Jóvenes... jóvenes de piel tersa, con fuerza, y energía... Me pregunto si a todas las generaciones les ha costado o les costará asumir que la piel se arruga, la gravedad sigue sus propias leyes... En fin. No sé si hay que vivir cada día como si fuese el último, porque si fuese así yo no estaría donde estoy, ni haría lo que hago, tampoco puedo permitírmelo... Pero lo cierto es que no hay que desaprovechar ni un segundo. Alguien me dijo alguna vez que si tienes ganas de hacer algo, no esperes a que los demás se decidan por ti.
- ¿Incluso matar a alguien?
- Joder, dentro de unos límites éticos y morales. No me seas extremista. Es decir, no te quedes con las ganas de decir o hacer algo, solo por miedo, porque quizá luego sea demasiado tarde. 


- Mmm... Quizá algo de eternidad si que tengamos. 
- ¿Qué quieres decir?
- Piensa en la descendencia... Si ellos están ahí, es gracias a ti. Algún día exististe y pudiste darles la vida. Creo que sólo así se consigue la eternidad. 
- Es una bonita forma de definir la procreación y el instinto de supervivencia.
- Puede, pero si lo piensas un poco, tiene algo de sentido, ¿no?



sábado, 6 de abril de 2013

Mentes que seducen

El cielo se incendió. Sonreí como si estuviese ante un espectáculo de fuegos artificiales, aunque aquellas luces rojas no explotaban, tampoco desaparecían, se fueron haciendo más intensas conforme el sol se escondía tras el horizonte. Recordé entonces la primera vez que me preguntó cómo sería un día perfecto con él...

- Atardece. Es verano, se oye a las golondrinas surcar el cielo, las cigüeñas vuelven del río en bandadas contrastándose con la luz anaranjada y ambarina del sol. La brisa nos remueve el pelo. Estamos subidos al tejado, bebiendo cerveza y reinventando el mundo. Las estrellas aparecen poco a poco, vacilantes y temblorosas, formando constelaciones. Nos contamos anécdotas y secretos. Nos reímos de nosotros mismos. Soñamos despiertos, viajamos al futuro e imaginamos nuestra vida. Por un momento somos dueños del tiempo, lo detenemos con tan solo mirarnos...

No dijo nada. Supuse que aquella visión de "día perfecto" le resultaba un tanto inocente e infantil. Entonces me acordé de Dante el de la película de Martín (Hache): "¡Hay que follarse a las mentes! Me seducen las mentes, me seduce la inteligencia...". El físico también importa, ¡claro que importa! y nos atrae y nos encanta... Quizá fuese un poco como él...

- ¡Ey! Te has quedado empanada mirando el cielo - dijo una voz a mis espaldas. 
- Nada, recordaba la primera vez que me preguntaste como sería un día perfecto contigo. 
- ¡Ah, ya! ¿Sigues pensando lo mismo? - me dio un beso en los labios.
- Exactamente igual.