Todo cuanto encontréis aquí escrito - salvo lo especificado - son retazos de mi caótica mente, fragmentos de vidas pasadas, de mi presente, o del presente de algún alma errante imaginado.

Así mismo, las imágenes que son publicadas junto a los textos, también son de mi cosecha, excepto algunas al comienzo del blog. Suelo dejar una pequeña referencia debajo de las mismas.

Por favor, no toméis nada prestado sin avisar. Gracias. Puedes contactar conmigo a través del correo electrónico: nodisparenalapianista@gmail.com

Un saludo, y ¡gracias por vuestra visita y comentarios!



Arpegios

miércoles, 30 de enero de 2013

Un millón de mariposas

(Fotografía realizada por Leyre L.G)


Voy a dejar de utilizar la expresión "morirme de ganas por...", ya que cada vez que estoy contigo me siento más viva que nunca. 

sábado, 26 de enero de 2013

Signo de admiración


(Fotografía realizada por Leyre L.G)
Mira lo que guardo entre las mangas de mi jersey. 
Enero no siempre ha significado frío, hielo o escarcha;
si tiembla a contra tiempo es porque sabe
que tengo cuentas pendientes
con tu espalda, tus labios y tu mirada. 


miércoles, 23 de enero de 2013

Corazon-adas.


(Fotografía realizada por
Leyre L.G)






- Te llevo por la mala vida...
- Merece la pena. 
- ¿Tú crees?
- Estoy segura.

miércoles, 16 de enero de 2013

Liliane

El sonido de aquella guitarra...

Recuerdo cuando llegaba a casa con ella colgada del hombro. Aparecía por el umbral de la puerta y sin decir nada, la sacaba de su estuche de madera negro, y me dedicaba los acordes más bonitos del mundo. Yo le miraba fascinada. Era su forma de decirme: "ya estoy aquí, espero que hayas tenido un buen día, te he echado de menos, te quiero...". 

Él era músico, solista, bohemio, gato callejero, alma errante. Solía frecuentar un bar de las afueras de la ciudad donde dos viernes al mes se subía al escenario para refugiarse del mundo, olvidarse de sí mismo, de dónde venía o a donde pretendía ir. Le gustaba aquella obra de teatro, así lo llamaba. Era su filosofía: crear por dos horas un universo paralelo donde no hubiese posibilidad de que la tristeza o la angustia invadiese nuestras vidas. Pura magia.  

Nos conocimos en uno de sus conciertos. Casualidad o destino, me vi envuelta en aquel éxtasis de acordes, punteos y rasgueos. La fuerza de aquellos dedos... su voz, su sentimiento, su media sonrisa, como rota, herida de batallas pasadas... Misterioso y seductor. 

Comenzamos a llamarnos, a quedar, a hablar. Los encuentros breves, fugaces y adolescentes dieron paso a cenas, viajes y planes de futuro. Me dejé llevar, aunque sabía que su vida era la música, que no podía enjaularle, que él necesitaba volar de vez en cuando. 

Pero nunca llegué imaginarme cuan cierta era esa afirmación. Un día simplemente desapareció. Se marchó con lo puesto. Se llevó consigo lo suyo y lo mío: mis sueños, mi amor, mi cariño, mi ilusión, mis esperanzas... 

Entendí pasados los años que él siempre había estado enamorado de Liliane, y ninguna otra mujer podría hacerle cambiar de opinión. Que él siempre había vivido por y para ella. Ella nunca trataría de hacerle cambiar de opinión, nunca le decepcionaría, nunca le pondría contra la espada y la pared, nunca le reprocharía sus idas y venidas, siempre estaría dispuesta para él. 

Aquella guitarra...  

(Si pincháis en "guitarra"
podréis escuchar la música del artista
que ha inspirado esta entrada)

lunes, 14 de enero de 2013

What you know





- Que yo... ¡me huelo la tostada!
- Entonces ven, te invito a desayunar.



sábado, 12 de enero de 2013

"Sería una pena que te limitaras a caminar teniendo alas".

Vosotros sí que sois sabios... Aquí os traigo una breve recopilación de algunos de vuestros comentarios. Merece la pena recordarlos, apuntarlos y releerlos de vez en cuando. Gracias. 


"El miedo es lo más inútil que existe" (Ene)


"Sin duda hay que echarle ganas a la vida" (Sara)


"Ser valiente está sobrevalorado. Ser valiente no significa tener que gritar al mundo. Con sentirse valiente, ya vale". (Juliette)


"Hacerse mayor es echar de menos la incertidumbre de cuando éramos jóvenes" (Amanecer nocturno).  


"El tiempo siempre juega un papel importante, tanto para aprender como para olvidar" (Eva Letzy)


"Ninguna puerta permanece cerrada para siempre. Quizá no sea exactamente igual. Puede cambiar la cerradura, el pomo, la apariencia, el color e incluso el material del que está hecha, pero el hueco por el que pasar siempre estará ahí". (Lurio)


"Cuando nos gusta alguien estamos verdaderamente tontos, pero sin duda ese estado es algo muy bonito" (Creeper Charlie). 


"A veces un "te he echado de menos" dice más que un "te quiero"". (Marisa)


"Si no intentas superar tus límites, ¿cómo puedes saber hasta donde puedes llegar?" (D.)


"Luchar es duro, pero hay que revolverse y dar patadas a la vida hasta que te deje en paz" (Dani). 


"Para querer ser algo... tienes que sentir que eres algo". (Tinta Negra)


"Claro que hay que luchar, pero por lo que quieres tú, no por cumplir con lo que otros esperan" (Beautiful Disaster). 


"El amor es como una droga, y si tu felicidad depende aunque sea minimamente de otra persona, estás completamente perdido". (D.)


"Hay que viajar, cada día hay que empezar un viaje nuevo. Al fin y al cabo la vida es eso ¿no? un viaje infinito". (Dani)


"Menos preguntas y más actuar" (Maktüb)


"Sobretodo sonríe". (Lurio)


jueves, 10 de enero de 2013

¿Te atreves a soñar?

Porque a veces se nos olvida que para cambiar algo que no nos gusta, sólo tenemos que darnos un pequeño empujoncito, un voto de confianza en nosotros mismos, creer, soñar, fijarnos metas a corto y largo plazo e ir a por ello. 

¿Cuántas cosas hemos hecho a lo largo de nuestra vida que nos daban miedo y sin embargo nos hemos lanzado a la piscina?: pedir el número de teléfono al chico o chica que nos gustaba, salir a bailar, hacer una exposición oral de un trabajo en medio de clase, etc. ¿Ahora te parecen insignificantes? Entonces no lo eran. 

Os dejo aquí un video que, aunque no lo llevéis acabo inmediatamente, me conformo con que reflexionéis sobre él, y quizá en un futuro más o menos lejano, os sorprendáis en medio de ese pequeño gran cambio. 

¡Adelante!

viernes, 4 de enero de 2013

Corazones de madera

Si fuese valiente, escribiría todo lo que sale de sus entrañas, de su corazón, de su cuerpo, de su mente, de sus lágrimas, de sus latidos, de su aliento, de sus susurros... No bastarían 65 palabras. Si fuese valiente no tendría que morderse la lengua y podría vender su corazón de madera, ese tras el cual se escuda, en la feria de artesanía más cercana, porque con él le hace creer que ni siente, ni padece. Hablaría de su concepto de amor y pasión, y dejaría que brotase de su piel toda esa ternura que se guarda justo al doblar la esquina, entre el corazón y el esternón. 

Si fuese valiente le encantaría decirle que se muere de ganas por una conversación sincera, por cuatro tonterías, cinco sonrisas y siete caricias. La presión en su pecho desaparecería junto con la idea cobarde de salir corriendo. Saltaría de su utopía, de la fantasía sin final, como si se hubiese colgado, sin ser consciente al principio, de que sus pies no rozan el suelo, con el peligro de ahogarse. 

Si fuese valiente le susurraría al oído que quiere hacerle el amor hasta el alma, y a la mierda las distancias. Y que no sienta miedo, que con él los monstruos perdieron la guerra contra la desilusión. Que la fuerza aún la conserva, y aunque no se lance, lucha fieramente desde que amanece. Y que eso que guardan entre sus brazos es algo más que un estado puramente físico, pasajero y sin sentido. 




Que ya no necesita fiestas 
si no son a su lado. 
Que los fuegos artificiales
 no explotan en el cielo, 
lo hacen en sus pupilas cada vez 
que le ven cruzar la calle.


jueves, 3 de enero de 2013

Manual de instrucciones para...

Parar el tiempo con caricias en su espalda recorriendo con los dedos constelaciones de escalofríos. Llegar al ombligo, besarlo y ascender por el pecho, guiándose con la lengua, hasta llegar a su boca. Emborracharse de besos lentos, de besos líquidos, de besos cálidos. Susurrar. Tatuarse instantes en las costillas. Contagiarse del fuego que desprende su cuerpo, de la pasión e incluso de la ternura. Abrazarse. Fundirse. Sentirse.