Todo cuanto encontréis aquí escrito - salvo lo especificado - son retazos de mi caótica mente, fragmentos de vidas pasadas, de mi presente, o del presente de algún alma errante imaginado.

Así mismo, las imágenes que son publicadas junto a los textos, también son de mi cosecha, excepto algunas al comienzo del blog. Suelo dejar una pequeña referencia debajo de las mismas.

Por favor, no toméis nada prestado sin avisar. Gracias. Puedes contactar conmigo a través del correo electrónico: nodisparenalapianista@gmail.com

Un saludo, y ¡gracias por vuestra visita y comentarios!



Arpegios

martes, 1 de octubre de 2013

El amor nos hace invencibles

Los vi alejarse cogidos de la mano. Me sentí extraño. Aquella mano había sido prolongación de mi cuerpo un par de años atrás y ahora... ahora era la sucesión de otro. Nos quejamos mucho del amor, de lo que se sufre por amor, de lo que odiamos el amor, como si fuese algo tangible, y sin embargo, volvemos a enamorarnos. Eso me hace pensar que, de algún modo, somos invencibles.

Quien haya superado una ruptura, lo es. Aunque ya no volvamos a ser los mismos... aunque tengamos miedo y construyamos muros de contención, escudos y demás parafernalia armamentística alrededor de nuestro corazón. A pesar de que nos volvamos unos cobardes, somos invencibles, porque volvemos a enamorarnos.

Quizá "invencibles" no sea la palabra correcta, pero por alguna razón, la gran mayoría, vuelve a intentarlo. Una ruptura no nos derrota. Blindamos nuestros latidos con tiritas y nos lanzamos del nuevo al vacío.

Los vi cruzar la calle mientras se sonreían, prolongándose en mis pensamientos. Me sentí extraño. Quizá fuesen felices o quizá solo fingiesen. Quizá es que todavía no he superado la ruptura y, por no sentirme mas desolado, intento pensar que algún día encontraré a alguien que se arme de valor para
prolongar no solo nuestras manos, sino también nuestro futuro.

3 comentarios:

Cé. dijo...

Es extraño a alguien que fue mucho siendo mucho con otra persona, o simplemente siendo sin nosotros cuando hubo un tiempo en que creíamos que no podíamos ser por separado. Yo creo que el amor nos hace sufrir, pero es siempre un sufrimiento positivo. Muá.

Fernanda. dijo...

"Se trata solo de poder dormir sin discutir con la almohada, dónde está el bien, dónde está el mal." Necesario amor.

Esperanza dijo...

Me encantó lo de la prolongación... me apunto tu dirección para próximas visitas.
:)