Todo cuanto encontréis aquí escrito - salvo lo especificado - son retazos de mi caótica mente, fragmentos de vidas pasadas, de mi presente, o del presente de algún alma errante imaginado.

Así mismo, las imágenes que son publicadas junto a los textos, también son de mi cosecha, excepto algunas al comienzo del blog. Suelo dejar una pequeña referencia debajo de las mismas.

Por favor, no toméis nada prestado sin avisar. Gracias. Puedes contactar conmigo a través del correo electrónico: nodisparenalapianista@gmail.com

Un saludo, y ¡gracias por vuestra visita y comentarios!



Arpegios

viernes, 18 de octubre de 2013

¿Aceptas?

¿Aprender de los errores (o de la vida) significa aceptar? (No resignarse) 

Aceptar aquello que no podemos cambiar por mucha rabia, ira o tristeza que nos siga provocando. Dejarlo estar.
Aceptar que algunas cosas ocurren, independientemente de nuestra voluntad. 
Aceptar que hay un tiempo para cada cosa y que de nada sirve seguir culpándose o auto destruyéndose por ello. 
Aceptar para vivir sin sin angustia. 
Aceptar como perdón por infligirnos daño durante demasiado tiempo. Por consumirnos lentamente entre recuerdos y palabras no confesadas. 

13 comentarios:

Anónimo dijo...

Interesante entrada, yo no aceptaría, aceptar es resignarse. De los errores creemos que se aprende, pero no es así, volvemos cometerlos una y otra vez.

Elendilae dijo...

Si pero... no aceptar significa estar amargado durante mucho tiempo. Y a veces esa amargura deriva en cosas peores.

No aprender... supongo que por eso se dice lo de que "el hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra".

Yo creo que algo siempre queda. Y aunque volvamos a cometerlos una y otra vez, esa próxima vez sabremos salir mejor de ellos. No nos demoraremos tanto en buscar una solución, no nos hundiremos tanto.

Elendilae dijo...

Quiero decir... se llame aceptar o resignarse... ¿Merece la pena sufrir por algo que no puedes cambiar? ¿Merece la pena seguir dándole vueltas una y otra vez, consumiéndonos para no llegar a ningún sitio?

Amanecer Nocturno dijo...

Casi prefiero pensar que no hay nada imposible, únicamente somos nosotros mismos los que nos ponemos en medio de las cosas que deseamos/necesitamos para ser felices. Será muy complicado quitarnos del medio, pero para mí es preferible eso a aceptar todo lo que se me venga encima. Es preferible creer en la utopía.

Un abrazo!

Anónimo dijo...

Ninguno sabemos lo que somos capaces de cambiar, ni lo que merece la pena o no y no sabemos hasta donde podemos llegar.
Si cada mańana todo es perfecto, porque lo hemos "dejado estar", ¿donde está la emoción de cada día?, que aburrimiento!.
Yo no acepto, lucho, y si al final me tengo que resignar...porque no he llegado a ningún sitio, quedará la satisfacción propia de haber luchado cada dia por eso que quiero.

La vida Bohemia dijo...

Y que razón...no es lo mismo resignarse que aceptar. Para mí, cuando te resignas, es como si verdaderamente no lo hubieras intentando, como si te rindieras antes de tiempo. Aceptar la situación, es ser realista. Haber sabido analizar la situación, barajando todo tipo de soluciones. Hasta darte cuenta de nuestras limitaciones, que de donde no hay, no se saca.
Un beso pianista.

Elendilae dijo...

Ea, eso es lo que quería decir. Lo has expresado muy bien, Bohemia. ^^

MâKtü[b] dijo...

Dicen que aceptarlo es el primer paso, no? Y es un paso muy difícil...

Acepta y sigue caminando...Caminar siempre es una opción preciosa ^^

Un beso!!

Cé. dijo...

Yo creo que realmente no aceptamos las cosas. Nos mentalizamos de que tenemos que aceptarlas, pero eso no implica necesariamente lograrlo. Muá.

Anónimo dijo...

Interesante...muy interesante!!!!, muchos comentarios y falta conclusión de autor.

Pez en un Carrousel dijo...

El primer paso para luchar, para continuar, es aceptar todos esos detalles que mencionas.
Tienes mucha razón :)
Me quedo por aquí jiji
Besitos.

Miss Carrousel

Sara dijo...

En muchos casos, primero hay que aceptar la situación y luego tirar para delante. Aunque quizás es más bien "asumir", y no "aceptar". Y con el tiempo, aprenderemos que hay más opciones que resignarse. Y lucharemos por ello.

Elendilae dijo...

Conclusión de autora...

Creo que está de acuerdo con muchos comentarios aquí presentes, que han sabido expresar lo que quería decir.

Como bien decía Sara, aceptar implica asumir, y además, como también decía Bohemia, aceptar significa que después de haber hecho todo lo posible por cambiar lo que no estaba bien, simplemente ser realista y darse cuenta de las limitaciones.

Pienso que nunca hay que resignarse, que nunca hay que rendirse a las situaciones, que hay que luchar con uñas y dientes hasta que no se pueda más, pero también hay que saber parar, hay que saber decir "basta". Porque el vivir y revivir una y otra vez situaciones que no hemos podido asumir, puede hundirnos en los más oscuros abismos.


Gracias por compartir vuestras opiniones :)