Todo cuanto encontréis aquí escrito - salvo lo especificado - son retazos de mi caótica mente, fragmentos de vidas pasadas, de mi presente, o del presente de algún alma errante imaginado.

Así mismo, las imágenes que son publicadas junto a los textos, también son de mi cosecha, excepto algunas al comienzo del blog. Suelo dejar una pequeña referencia debajo de las mismas.

Por favor, no toméis nada prestado sin avisar. Gracias. Puedes contactar conmigo a través del correo electrónico: nodisparenalapianista@gmail.com

Un saludo, y ¡gracias por vuestra visita y comentarios!



Arpegios

sábado, 6 de abril de 2013

Mentes que seducen

El cielo se incendió. Sonreí como si estuviese ante un espectáculo de fuegos artificiales, aunque aquellas luces rojas no explotaban, tampoco desaparecían, se fueron haciendo más intensas conforme el sol se escondía tras el horizonte. Recordé entonces la primera vez que me preguntó cómo sería un día perfecto con él...

- Atardece. Es verano, se oye a las golondrinas surcar el cielo, las cigüeñas vuelven del río en bandadas contrastándose con la luz anaranjada y ambarina del sol. La brisa nos remueve el pelo. Estamos subidos al tejado, bebiendo cerveza y reinventando el mundo. Las estrellas aparecen poco a poco, vacilantes y temblorosas, formando constelaciones. Nos contamos anécdotas y secretos. Nos reímos de nosotros mismos. Soñamos despiertos, viajamos al futuro e imaginamos nuestra vida. Por un momento somos dueños del tiempo, lo detenemos con tan solo mirarnos...

No dijo nada. Supuse que aquella visión de "día perfecto" le resultaba un tanto inocente e infantil. Entonces me acordé de Dante el de la película de Martín (Hache): "¡Hay que follarse a las mentes! Me seducen las mentes, me seduce la inteligencia...". El físico también importa, ¡claro que importa! y nos atrae y nos encanta... Quizá fuese un poco como él...

- ¡Ey! Te has quedado empanada mirando el cielo - dijo una voz a mis espaldas. 
- Nada, recordaba la primera vez que me preguntaste como sería un día perfecto contigo. 
- ¡Ah, ya! ¿Sigues pensando lo mismo? - me dio un beso en los labios.
- Exactamente igual.

4 comentarios:

Huracán. dijo...

Es bonito cuando el tiempo no borra.

mig dijo...

Martin (H) que buena pelicula...
El texto es perfecto, como el día que uno sueña

Besos desde el otro lado del charco

E. dijo...

Las mentes, exacto :)

Brujita es preciosa! Yo es que soy muy de Nacho Vegas en general.
Un besote.

María Isabel GS dijo...

Me ha encantado sobre todo el final. Es precioso.

Un abrazo desde http://retales-de-mis-noches-de-insomnio.blogspot.com.es/