Todo cuanto encontréis aquí escrito - salvo lo especificado - son retazos de mi caótica mente, fragmentos de vidas pasadas, de mi presente, o del presente de algún alma errante imaginado.

Así mismo, las imágenes que son publicadas junto a los textos, también son de mi cosecha, excepto algunas al comienzo del blog. Suelo dejar una pequeña referencia debajo de las mismas.

Por favor, no toméis nada prestado sin avisar. Gracias. Puedes contactar conmigo a través del correo electrónico: nodisparenalapianista@gmail.com

Un saludo, y ¡gracias por vuestra visita y comentarios!



Arpegios

miércoles, 20 de marzo de 2013

Carta a mis desdichas

Querido nadie: 

He comenzado a dormir poco y a soñar menos; ya sabes lo que dicen, "son malos tiempos para los soñadores". Escucho música en bucle, a penas como, fumo demasiado y no salgo de casa. Mi vida se reduce a las cuatro paredes de mi habitación, a estas paredes llenas de postales y letras, como si ellas pudiesen darme la clave de mi futuro. Pero no son más que palabras desgastadas, vacías e inertes, carentes de significado.

Mis proyectos se han ido desinflando poco a poco, mi vida social se reduce a hablar conmigo mismo en voz alta, en voz baja, en susurros. Beber es la vía de escape fácil, las latas de cerveza se amontonan en la papelera, en el suelo, en la cama. Me siento enfermo. Mi mente ha comenzado a ser un reducto minimalista y oscuro donde las ideas ni siquiera parecen tener coherencia lógica. Me siento extraño. 
¿Estoy vivo? ¿Estoy muerto? 

Quizá es que me he vuelto loco.

Querido nadie, aunque ahora no tenga ganas ni fuerzas, si vuelves a leerme algún día, espero que hayas luchado con uñas y dientes por ese último resquicio de vida que tu mirada aún puede vislumbrar en el espejo. 

Jack. 

9 comentarios:

Eva Letzy dijo...

Pobre Jack... Ojalá pueda convertir sus desdichas en algo mejor.
Un beso

Alejandra de Sande dijo...

¡Es que me encanta!
Apenas te comento pero te leo siempre, sin falta.
Un beso :)

La chica de los chicles dijo...

Precioso. De verdad, me ha enamorado. Me da pena Jack, pero su vida resulta tan deprimente que encandila. Has conseguido que algo monótono se convierta en un grito ahogado con su correspondiente toque bohemio. Me gusta Jack, y las cartas a nadie. Y me gusta mucho como escribes tambien.

Elendilae dijo...

¿De verdad? ^^

Nunca hubiese pensado que llamase tanto la atención, precisamente por eso, por tener un "aura" tan negativa a su alrededor.

:)

C'est moi. dijo...

Es un texto perfecto. En serio, felicitaciones. Cuando no hay nadie, ni uno mismo, dan ganas de desaparecer.

Anónimo dijo...

Una vez mas, con tus entradas.....eres sorprendente!!!!!
A Jack le diría que no se preocupe por nadie, que piense mas en no sentirse enfermo ni extraño...que, si está vivo, volverá a soñar y a escribir para que todos o/y nadie puedan leerle....que los proyectos desinflados, se cambian o se vuelven a inflar......pero que su vida no sea de ese color oscuro, y por último....que nadie se deprime si no quiere. Saludos anónimos.

MâKtü[b] dijo...

Duele...

Siempre consigues transmitir la sensación que deseeas, haces con nosotros lo que quieres xD y eso es importante...

Mil fantasias ^^

X dijo...

¿Y por qué no? Lo negativo resulta tan atractivo... :-)

Luciérnaga dijo...

Puf, me encanta.
Me has dejado sin palabras...
La carta de Jack ha ese desconocido es tan conmovedora... casi casi, te destroza.
Me encanta, de verdad.