Todo cuanto encontréis aquí escrito - salvo lo especificado - son retazos de mi caótica mente, fragmentos de vidas pasadas, de mi presente, o del presente de algún alma errante imaginado.

Así mismo, las imágenes que son publicadas junto a los textos, también son de mi cosecha, excepto algunas al comienzo del blog. Suelo dejar una pequeña referencia debajo de las mismas.

Por favor, no toméis nada prestado sin avisar. Gracias. Puedes contactar conmigo a través del correo electrónico: nodisparenalapianista@gmail.com

Un saludo, y ¡gracias por vuestra visita y comentarios!



Arpegios

viernes, 4 de enero de 2013

Corazones de madera

Si fuese valiente, escribiría todo lo que sale de sus entrañas, de su corazón, de su cuerpo, de su mente, de sus lágrimas, de sus latidos, de su aliento, de sus susurros... No bastarían 65 palabras. Si fuese valiente no tendría que morderse la lengua y podría vender su corazón de madera, ese tras el cual se escuda, en la feria de artesanía más cercana, porque con él le hace creer que ni siente, ni padece. Hablaría de su concepto de amor y pasión, y dejaría que brotase de su piel toda esa ternura que se guarda justo al doblar la esquina, entre el corazón y el esternón. 

Si fuese valiente le encantaría decirle que se muere de ganas por una conversación sincera, por cuatro tonterías, cinco sonrisas y siete caricias. La presión en su pecho desaparecería junto con la idea cobarde de salir corriendo. Saltaría de su utopía, de la fantasía sin final, como si se hubiese colgado, sin ser consciente al principio, de que sus pies no rozan el suelo, con el peligro de ahogarse. 

Si fuese valiente le susurraría al oído que quiere hacerle el amor hasta el alma, y a la mierda las distancias. Y que no sienta miedo, que con él los monstruos perdieron la guerra contra la desilusión. Que la fuerza aún la conserva, y aunque no se lance, lucha fieramente desde que amanece. Y que eso que guardan entre sus brazos es algo más que un estado puramente físico, pasajero y sin sentido. 




Que ya no necesita fiestas 
si no son a su lado. 
Que los fuegos artificiales
 no explotan en el cielo, 
lo hacen en sus pupilas cada vez 
que le ven cruzar la calle.


9 comentarios:

Nerea dijo...

Joder, me ha encantado, sobre todo el tercer párrafo. "A la mierda las distancias", pues sí.

Un beso,
y que sigan explotando los fuegos artificiales en sus pupilas.

B. dijo...

Si fuese valiente... yo creo que ya lo es.

muá.

Sara dijo...

El mundo necesita más gente valiente, sin duda :)

Preciosa entrada, da que pensar :)

E. dijo...

Que sea valiente!

E. dijo...

Mucha suerte en los exámenes, por cierto :)

Amanecer Nocturno dijo...

¡Salta valiente!

Juliette. dijo...

Ser valiente está sobre valorado. Ser valiente no significa tener que gritar al mundo. Con sentirse valiente, ya vale.

Pero que siga así. Cruzar los pasos de cebra siendo valiente.

Chica Huracán. dijo...

¡Que sea valiente! :))

Chica Huracán. dijo...

¡Que sea valiente! :))