Todo cuanto encontréis aquí escrito - salvo lo especificado - son retazos de mi caótica mente, fragmentos de vidas pasadas, de mi presente, o del presente de algún alma errante imaginado.

Así mismo, las imágenes que son publicadas junto a los textos, también son de mi cosecha, excepto algunas al comienzo del blog. Suelo dejar una pequeña referencia debajo de las mismas.

Por favor, no toméis nada prestado sin avisar. Gracias. Puedes contactar conmigo a través del correo electrónico: nodisparenalapianista@gmail.com

Un saludo, y ¡gracias por vuestra visita y comentarios!



Arpegios

martes, 28 de agosto de 2012

Luces extrañas

De nuevo aquellas luces blancas, aquellos fogonazos silenciosos que atraviesan la noche en apenas dos segundos. Me detengo a mirar el parte meteorológico; no hay previstas tormentas eléctricas en 200 kilómetros a la redonda y el cielo está completamente despejado. O hay un fallo en el sistema informático o el café me hace ver alucinaciones. 

Contengo la respiración e intento agudizar el oído. Capto un murmullo lejano, ronco. Desconozco su procedencia. Mis dedos tamborilean mis sienes como si el razonamiento lógico fuese a surgir más facilmente. He leído demasiadas historias de terror. 

Ni siquiera me percato de que el viento ha comenzado a soplar. El murmullo comienza a sentirse más cercano, con mayor fuerza. Parece el rugido de algún motor de grandes dimensiones, sin embargo no atisbo a ver nada. Una sombra se desliza sigilosa hasta el alféizar de mi ventana. Creo ver un brillo amarillo pálido, fantasmagórico, y todo se precipita. 

De pronto me veo reflejado en aquel fulgor extraño. Veo pasar mi vida por delante: mi nacimiento, momentos puntuales de mi niñez, adolescencia, mi primer trabajo... por un momento creo haber muerto, sin embargo me siento más vivo que nunca, todo mi cuerpo se contrae agarrotado para volver a relajarse segundos después. Siento las pulsaciones en cada poro de mi piel y el miedo que en un primer momento me había recorrido de pies a cabeza, desaparece.

El ruido es ensordecedor. El viento comienza a desparramar por el suelo los libros de mis estanterías. Por un momento temo verme atrapado en aquel huracán de fuerza devastadora, sin embargo, nada a mi alrededor parece percatarse de aquella extraña tormenta. Ningún vecino se ha asomado a la ventana, y las luces permanecen apagadas. 

Creo haberme vuelto loco. Quizá el ruido solo esté en mi cabeza. El suelo desaparece bajo mis pies, aúllo desesperado y comienzo a dar zarpazos al aire intentando encontrar algo a lo que agarrarme en vano. Y de pronto, silencio. 

Vuelvo a ser consciente de mi cuerpo, vuelvo a ser consciente de la realidad. Miro a mi alrededor y me doy cuenta de que me he caído de la cama. Mou, el gato de la vecina me mira divertido desde el alféizar de la ventana, sus ojos tienen ese amarillo pálido, fantasmagórico. Por un momento me siento estúpido, así que a fin de cuentas todo había sido una pesadilla, me he quedado dormido mirando por la ventana. 

Entonces reparo en los libros de mis estanterías, falta uno. Busco en cada rincón de mi habitación sin éxito. Un ruido seco me sobresalta, el gato había vuelto a sus dominios, sin embargo, el libro perdido permanece abierto sobre mi cama. Más misterio. No recuerdo haberlo visto allí antes y mucho menos abierto. Me acerco temeroso y comienzo a leer. 

Esa página no ha sido abierta al azar. Esa página es una señal... 

No había sido una pesadilla.

jueves, 23 de agosto de 2012

Supervivencia

(Fotografía realizada por Leyre L.G)


¿Por qué no vuelas más alto si te sobran cielo y ganas? 



miércoles, 22 de agosto de 2012

Cazatesoros

Mael ha estado a punto de pegarse un tiro, metafóricamente hablando. A bocajarro, sin anestesia ni nada. Ha intentado escribirle, creándose en sí mismo esa falsa necesidad de hacerlo. El alcohol se diluye entre los hielos mientras sus dedos tiemblan ante la idea de formular alguna frase coherente con la que dirigirse a ella, antes de perderse entre los recuerdos cada vez más difusos de una vida pasada o soñada. Hubiese sido un error. El cardiólogo se lo tiene prohibido, y también el psiquiatra. 

Su mirada ha naufragado cuando ha intentado buscarle entre la inmensidad del mundo, pues hace más de dos meses que no da señales de vida, hace más de dos meses que no puede seguirle la pista como un maldito caza tesoros, y más de dos años que no se hablan. 

La razón aún le impide cometer locuras. Se muerde el labio inferior con fuerza. Da un puñetazo a la mesa desparramando dignidad, sentimientos y folios en blanco. 

Va a ser una larga noche...


miércoles, 15 de agosto de 2012

Deseos

- Ojalá estuvieses... - suspiró sin atreverse a continuar.
- ¿Dónde?
- Habitando en mis labios, enredado en mis pupilas, explorando mis lunares, seduciendo mis sonrisas, abrazando mi cintura, recorriendo con tus besos mi espalda, mis piernas...
- ¿Podré quedarme?
- Todo el tiempo que desees...


lunes, 13 de agosto de 2012

Incendios de calor

(Fotografía realizada por Leyre L.G)

(Fotografía realizada por Leyre L.G)

(Fotografía realizada por Leyre L.G)

(Fotografía realizada por Leyre L.G)

(Fotografía realizada por Leyre L.G)

sábado, 11 de agosto de 2012

De números y noches mágicas

Esta noche volverá a ser mágica. 

Lluvia de estrellas fugaces: Perseidas o Lágrimas de San Lorenzo.

Como cada año, si tenéis oportunidad y las condiciones meteorológicas os lo permiten: cielo despejado de contaminación lumínica o nubes, os invito a que disfrutéis de este magnífico espectáculo de la naturaleza. Del 11 al 13 de Agosto será su máximo apogeo. 

Atentos y ¡cuidado con lo que deseáis!



(Puedes pedir la luna, ¡qué locura!
fijo que te traen un queso)


miércoles, 8 de agosto de 2012

En el séptimo, cielo

- Estoy en el quinto cielo
- Será en el séptimo...
- Eso sería si estuvieses aquí a mi lado.

domingo, 5 de agosto de 2012

"Across the burren" (Michele McLaughlin)

Espero que estéis disfrutando de un gran verano.
Por mi parte sigo intentando no perder la costumbre de tocar alguna partitura al piano. Esta última interpretación es de Michele McLaughlin, "Across the Burren".


Sube el volumen, cierra los ojos y déjate llevar...

viernes, 3 de agosto de 2012

Te prometo la luna llena

(Luna llena del 2 de Agosto de 2012 - Fotografía realizada por Leyre L.G)


Su pálido resplandor iluminaba el cielo nocturno. La observé muda desde la ventana, pudiendo sentir la energía que irradiaba, contenida y a la vez poderosa, eclipsando cada pensamiento o sentimiento. Ni siquiera la luz titilante de las estrellas podía competir contra su fulgor. Los gatos se removían inquietos sobre los tejados. Sus maullidos eran profundos y roncos, como un lamento. 


No recuerdo el tiempo exacto que estuve admirándola, eclipsada por aquella fuerza natural y mágica, intentando rozarla con mis dedos, contagiándome de su sonrisa llena, pero en aquel instante supe que podía cumplir con mi promesa.