Todo cuanto encontréis aquí escrito - salvo lo especificado - son retazos de mi caótica mente, fragmentos de vidas pasadas, de mi presente, o del presente de algún alma errante imaginado.

Así mismo, las imágenes que son publicadas junto a los textos, también son de mi cosecha, excepto algunas al comienzo del blog. Suelo dejar una pequeña referencia debajo de las mismas.

Por favor, no toméis nada prestado sin avisar. Gracias. Puedes contactar conmigo a través del correo electrónico: nodisparenalapianista@gmail.com

Un saludo, y ¡gracias por vuestra visita y comentarios!



Arpegios

martes, 28 de febrero de 2012

Concéntricos

Vuelve a estar en el punto de partida, sumando otro círculo más a los treinta concéntricos que le preceden, ahora ya completos. Se encuentra en el mismo lugar, con la misma gente, las mismas situaciones y casi circunstancias de ese año que marcó su vida.

Sin embargo ahora, encuentra sus pasos en el camino, junto con la razón, y el optimismo. Ahora puede permitirse el lujo de dibujarse un corazón en el pecho, ya que desde entonces, nada ni nadie había conseguido darle cuerda a sus latidos.

("Vida: círculos concéntricos" - Dibujo realizado por Leyre L.G)

lunes, 27 de febrero de 2012

Irracional

("Farolas que no iluminan" - Fotografía realizada por Leyre L.G)
Debajo de la razón,
de su razón,
de las razones que le daba para no
quererle, sentirle, amarle,
había una emoción.
Una emoción simple, primitiva,
sin embargo, mucho más poderosa,
el miedo.


En alguna parte de sus labios habitaron sus besos...
ahora sólo hay escarcha.

viernes, 24 de febrero de 2012

Arrival to Earth & Scorponok

Volví a subir este video a Youtube con mejor calidad de sonido.
Es la interpretación que más me gusta, y por la que estuve practicando más tiempo...

¡Espero que os guste!

martes, 21 de febrero de 2012

Lucía IX

- ¿Qué te parece si damos una vuelta? - sugiere Lucía.
- Te sigo, pero déjame pagar al menos... 
- ¡Un caballero! ¡Pensaba que se habían extinguido! - exclama. - ¡Oye! ¿Esto no irá con segundas intenciones, no?
- ¡Por supuesto que no! - se ofende Dave.
- Qué pena... - le saca la lengua con picardía. 
- Lucía... - susurra con una media sonrisa mientras se muerde el labio inferior. 


("Centro" - Fotografía realizada por Leyre L.G)
Salen del local y caminan por una de las callejuelas hacia el casco antiguo. Atardece, la temperatura es agradable y las primeras luces de la ciudad comienzan a teñir de calidez los edificios y las avenidas de alrededor. Tenderetes y puestos de joyas hechas a mano salpican aquí o allá su recorrido. Zigzaguean entre ellos mientras bromean y ríen: 


- En serio, ese sombrero de cowboy te sienta bien, hace juego con tu cara de tipo duro, y con tu voz grave pero sexy... - se carcajea Lucía.
- Qué graciosa... Mucho te ríes de mi... pero con todo eso ¡te he seducido y lo sabes!
- Uy, ¡serás creído! 
- ¿No? - se sorprende Dave.
- ¡Por supuesto que no! - frunce el ceño y se cruza de brazos.
- Qué pena icewoman... - se acerca hasta quedar a escasos centímetros de su boca.

lunes, 20 de febrero de 2012

Escenarios superficiales

A veces le gustaría poder saber nadar en esa banalidad de las que se llenan muchas mentes, ajenas aparentemente, a la preocupación de su vida o de su alrededor. Conversaciones huecas, triviales sin una línea base de la que sostenerse, sin un final que les lleve a encontrar la respuesta al significado de sus vidas. 


Sin preocupaciones, infantiles, divertidos, felices; como si nunca se hubiesen manchado las manos de tierra, como si nunca se hubiesen cortado con cristales, como si nunca sintiesen esa necesidad de parar el mundo... 


Porque no se siente diferente, sino raro. Tan alejado que ni siquiera roza la superficie para sentirse que pertenece a algún lugar, a un grupo. Sobrevive adaptándose camaleónicamente a aquellos escenarios en los que se mueve, ocultando lo que de verdad le llena o apasiona, reprimiendo su forma de ser o de ver el mundo, sólo por encajar en aquel rompecabezas del que parece estar formado el mundo entero. 

domingo, 19 de febrero de 2012

Café con Leche

("Café" - Fotografía realizada por Leyre L.G)
- Soy como el café... - sonrió enigmáticamente.
- ¿Porque eres amargo?
- No, porque te altero... 

jueves, 16 de febrero de 2012

También sonrisas

- ¿Por qué me miras tanto, tengo algo en la boca?
- ¡Un beso que se te cae! ¿Me dejas sostenértelo?
- Sólo si lo haces con tus labios...

miércoles, 15 de febrero de 2012

Sin vida

Parecía que nos habíamos detenido. El tiempo, la música, tu mundo, el mío. Todo había dejado de girar. No tiene sentido, pensé, pienso. Mareado. La soledad, las horas, el humo sin palabras, huecos en mi corazón, vacío, ronco. Al final estábamos más lejos de lo que creíamos. De ti, de mi. De otros, porque el "nos" nunca formó parte de nuestros labios, de nuestras idas y venidas, nunca regresos. Nunca regresas. Siempre a tientas, a oscuras, callados, ausentes. Silencios ensordecedores en nuestras rutinas, en nuestras miradas vacías, vidriosas... Calles vacías, laberintos sin salida, callejones oscuros, llaves perdidas, puertas cerradas. Despedidas. 


Siempre. Nunca. 


Todo. 


Nada. 

martes, 14 de febrero de 2012

Demostrar amor hoy y todos los días...

(Fotografía realizada por Leyre L.G)
Mi lado romántico os desea un Feliz San Valentin. Es más, que sean felices "San Valentines" todos vuestros días del año. 

lunes, 13 de febrero de 2012

Siempre amanece

Guarda entre sus pestañas 
sentimientos que hacen temblar levemente 
su coraza de acero inoxidable, 
aunque sin llegar a derribarla. 


(Permanece intacta,
cada vez más resistente a los golpes y caídas,
cada vez más impenetrable...)


Guarda entre sus latidos un otoño deshojado, 
en su mirada, el recuerdo de una primavera fugaz, 
en sus labios, escarcha y terciopelo, 
en sus manos, escalofríos... 



Quizá debiera deshacerse del invierno 
que secuestra sus ganas de soñar, 
de comerse el mundo,
de dejarse llevar.

No quiere guardar mas lastres que 
le hagan olvidar que sigue amaneciendo.
No quiere convertirse en un alma errante de mirada vidriosa
que ha perdido las ganas de vivir viviendo.

viernes, 10 de febrero de 2012

VIII. Lucía

Continúan hablando y seduciéndose...


- ¡Ahora te lo pensarás dos veces antes de quitarme algo! - exclamó Dave mirando a Lucía con intensidad.
- Creo que igualmente me arriesgaría... - le guiñó un ojo ella.
- ¿Sí? ¿a qué te arriesgarías?
- A quitarte la ropa... 
- Jajaja... ¿Y me vas a decir que a ti no te gusta jugar, icewoman?
- Contigo sí me gusta... - parafraseó Lucía mientras se acercaba sonriendo, y susurrando dijo - contaría tus lunares con mis caricias, te robaría suspiros con mis besos en tu cuello, y mi lengua provocaría escalofríos en cada milímetro de tu cuerpo...
- Eres mala... pero mi venganza será terrible...
- Uy, ¡tiemblo de miedo! - se carcajeó.
- No, de miedo precisamente no vas a temblar...  


(En la creación de esta entrada
también colabora V.)

miércoles, 8 de febrero de 2012

Tardes de café

("Conejito dibujado con espuma" - Fotografía realizada por Leyre L.G)
Estos son los pequeños detalles que me hacen sonreír.
Porque la vida no siempre es tan gris como la pintan,
también tiene otros colores, sabores, 
aromas y buenas intenciones.

martes, 7 de febrero de 2012

Momentos de Reflexión

Tengo la teoría de que a la primera persona de quien te enamoras, la quieres más, pero a las siguientes, las quieres mejor.


Creo que cuando te enamoras por primera vez, lo sientes en cada punto de tu cuerpo; que es tal la descarga de adrenalina, que serías capaz de subirte a la montaña más alta y tirarte al vacío sin preocuparte de llevar o no paracaídas. Así es que cuando ese amor, por A o por B, no es correspondido, no funciona, sientes dolor en cada fibra de tu ser, en puntos que ni siquiera sabías que existían. Devastador. 


Cuando vuelves a sentir ese cosquilleo en tu estómago, es un recuerdo fugaz de algo que viviste más intensamente, pero nunca llegará a ser tan explosivo. Nunca volverás a sentir lo mismo tan fuerte por alguien. 


En cierta manera me da rabia porque era tal la felicidad que irradiabas en ese momento, que era mejor que cualquier droga artificial. Sin embargo, es un mecanismo que, en cierta manera, nos auto imponemos para no volver a sufrir tanto. 


Aprendemos a querer de otra forma, quizá no más, pero sí mejor. Y eso es lo que perdura en el tiempo.   

lunes, 6 de febrero de 2012

Doble Filo

Atravesábamos la autopista a toda velocidad, zigzagueando de izquierda a derecha entre los carriles, mientras un ritmo constante y agresivo resonaba a través de los subwoofers. El Honda Civic Hatchback parecía un caballo desbocado. Miré de reojo al conductor, quien parecía disfrutar de aquella carrera contra reloj. A penas había intercambiado cuatro palabras con él, a penas lo conocía. Su mirada era fiera, su mandíbula permanecía tensa y sus manos estaban crispadas sobre el volante. Temí por mi vida.


Cuando nos detuvimos y por fin pude poner los pies en tierra, respiré aliviado. Miré a mi alrededor, aquella zona era totalmente desconocida para mi. Estábamos a las afueras de la ciudad.


Subimos las escaleras de un edificio de aspecto destartalado. Podíamos vislumbrar a través de las ventanas el rumor de una fiesta que acababa de comenzar. Nos esperaban. Humo, música y alcohol embriagaban nuestros sentidos. Las conversaciones se sucedían rápidas, espontáneas. Carcajadas y chistes malos le daban a esa atmósfera la chispa de felicidad que nos faltaba durante la semana. Me dejé llevar. Dejé de lado mis escudos y muros de contención. El instinto se apoderó de mi... 


[...]


He despertado hace una hora y escribo como una forma de mantener mi cordura. Me encuentro perdido en algún lugar del extrarradio, con las manos y la ropa ensangrentada, un fuerte dolor en la cabeza y la boca seca. Amanece. El más absoluto silencio me envuelve, tan solo roto por los acelerados latidos de mi corazón. Tengo miedo, a penas recuerdo nada de lo sucedido durante las siguientes horas en aquella fiesta. Estoy sólo, sin dinero y documentación alguna. 


Oigo ruido, el motor cercano de un coche. Los bajos de un grave me taladran la sien, es un ritmo acelerado y violento... Tengo un mal presentimiento... 

domingo, 5 de febrero de 2012

¿Vienes?

("En la luna" - Fotografía realizada por Leyre L.G)


Si quieres, coge mi mano, esta noche te llevo a ver la luna y las estrellas. 


Si te atreves... 

viernes, 3 de febrero de 2012

Níveos

("Nieve tras el cristal" - Fotografía realizada por Leyre L.G)
Nevaba, la ciudad entera parecía contagiarse de magia por aquellos delicados copos que se dejaban caer desde un cielo plomizo. Se deshacían nada más rozar la superficie de la calle. Los niños correteaban inquietos intentando atraparlos, y yo me deleitaba admirando el paisaje tras la ventana, con la frente pegada al cristal y la mirada brillando de felicidad.