Todo cuanto encontréis aquí escrito - salvo lo especificado - son retazos de mi caótica mente, fragmentos de vidas pasadas, de mi presente, o del presente de algún alma errante imaginado.

Así mismo, las imágenes que son publicadas junto a los textos, también son de mi cosecha, excepto algunas al comienzo del blog. Suelo dejar una pequeña referencia debajo de las mismas.

Por favor, no toméis nada prestado sin avisar. Gracias. Puedes contactar conmigo a través del correo electrónico: nodisparenalapianista@gmail.com

Un saludo, y ¡gracias por vuestra visita y comentarios!



Arpegios

martes, 31 de enero de 2012

Semidesnudos

En la penumbra de su habitación escuchaba ensimismado el repiqueteo constante de la lluvia sobre los cristales. A su lado, el cuerpo semidesnudo de una conquista. Desconocía su nombre, su edad... tal vez se lo hubiese dicho a lo largo de la noche, entre humo y alcohol, pero no lo recordaba. La miró con cierta satisfacción. Había ganado la apuesta. 


Se recostó junto a ella mientras aspiraba el aroma que desprendía aquella piel tostada, aquellos cabellos rizados, negros como sus ojos, profundos. La observó detenidamente. Se contagió por un momento de aquella expresión dulce y tierna, imaginó despertarse cada mañana junto a ella, junto a aquella sensación de tranquilidad, abrazados. Imaginó darle un beso en la frente, otro en la nariz y otro en la boca, mientras sus manos volvían a perderse en un juego de caricias, mordiscos, sonrisas y susurros. 


De pronto, su móvil emitió un leve zumbido devolviéndole a la realidad. Mensaje nuevo. Sonrió con socarronería, y con agilidad, orgullo y arrogancia, dejando de lado cualquier sentimentalismo o debilidad que pudiera delatar que había sido conquistado por su conquista, respondió: 


"Sí tío, al final me tiré a aquella pesada que no paraba de tirarme la caña en el bar. Te lo dije. Si es que les dices cualquier cosa y vienen corriendo detrás, son todas iguales. Yo creo que se ha enamorado de mi, jaja. Luego te llamo y te cuento".

domingo, 29 de enero de 2012

Soul & Funk


(Pincha en la mezcla de soul, funk y jazz para escuchar la canción)

Una mezcla de soul, funk y jazz transformó aquel frío domingo del mes de enero en una oferta irresistible para cerrar los ojos y dejarse llevar. Aquel rinconcito del bar nos guardaba de la vertiginosa y ajetreada vida de la calle y de las personas de miradas vacías y palabras huecas que morían entre sus rutinas. 

Era un ambiente cálido, sutil, seductor. Las luces se fundían entre las sombras, nuestros susurros entre el silencio, y las arritmias de aquellos acordes entre nuestras miradas. Miradas profundas, intensas, capaces de desarmar cualquier escudo. 

Aquel rincón... la música, tu mirada, mis sonrisas, tus besos, mis versos, tu poesía, mi fantasía...

sábado, 28 de enero de 2012

Escapar antes de tiempo

Realizó un aterrizaje forzoso descolgándose de las nubes de golpe. Sus castillos en el aire comenzaban a desmoronarse, los pequeños retazos de un futuro incierto se difuminaban en su presente. Un caos existencial se atrincheraba en su mente, desapareciendo cualquier atisbo de luzidez en medio de aquella oscuridad catastrofista. 
Sin embargo, a pesar de la aparente gravedad de las circunstancias, a pesar de las magulladuras, había evitado un mal mayor. Sabía que pasado el tiempo, la órbita de sus fantasías hubiese creado un mundo paralelo de donde no podría escapar. Se vería atrapado en una espiral de sentimientos irreales, los cuales, acabarían por arrasar con su cordura y su pasión. 

Sabía que era mucho más fácil cerrar los ojos y transformar la realidad a su antojo, a su conveniencia, pero por una vez no quería llegar hasta el final, no quería autoinmolarse, porque esta vez, sería para siempre. 


viernes, 27 de enero de 2012

Echo de menos...

("Atardece" - Fotografía realizada por Leyre L.G)
Echo de menos las noches de verano, el porche donde me dedico a contar estrellas, mi tabaco de liar, el silencio y la brisa templada del mediterráneo. Echo de menos rasguear las cuerdas de mi vieja guitarra clásica y beber con lentitud una cerveza helada. 


Echo de menos la soledad. Sí, echo de menos esa tranquilidad, esa libertad para no depender de nada ni de nadie. Para saber quien soy en todo momento, sin miedos, sin corazas, sin ataduras. 


Echo de menos compartir mis secretos con las primeras luces del amanecer, caminar hasta perderme entre mis pasos para volverme a encontrar horas más tarde, habiendo hecho las paces con la razón y el corazón.


Echo de menos las noches de verano...  

martes, 24 de enero de 2012

¡¡Boom!!

Soy una bomba de relojería que estalla de vez en cuando arrasando con todo mi interior, disparando a bocajarro sobre mis sueños y mis ilusiones. Escribo tratando de echar todos esos pensamientos que me envenenan por dentro, aunque no suelo conseguirlo. Lo reconozco, a veces soy muy dura.

Sin embargo, a veces no necesito mas que un pequeño gesto para tranquilizarme y sentirme mejor. Un pequeño gesto para contagiarme esa alegría que me renueva por dentro... Lo reconozco, soy de sonrisa fácil y me hacen feliz las pequeñas cosas.


Muchas gracias a todos por vuestros comentarios y por los nuevos seguidores. 

Como el humo

("Muñeca" - Dibujo realizado por Leyre L.G)
Se ha roto tantas veces que tiene la sensación de que nada podrá permanecer el tiempo suficiente en sus entrañas como para devolverle a la vida. Es una muñeca de porcelana sin lágrimas, sin sonrisas, sin color, sin aliento... Es incapaz de sentir, sus mariposas siempre emigran hacia tierras más cálidas...


"Quiéreme" suele susurrarle al silencio en las noches sin luna llena. Nada. El amor parece haberse evaporado como el humo. Ni siquiera es capaz de oír el repiqueteo de sus latidos. Silencio. Tiene una coraza tan grande rodeando su corazón que aunque quiera querer, no quiere, no puede, no es capaz de sentir nada. Sólo instantes fugaces que se oxidan con el paso del tiempo.


Se ha roto tantas veces que tiene la sensación de que nada volverá a iluminar su vida con tanta intensidad como para darle cuerda y caminar sin miedo.

domingo, 22 de enero de 2012

Ventrículos

("Parte marchita" - Dibujado por Leyre L.G)

Chirrían las bisagras de mi pecho si trato de darle cuerda a esa parte marchita de mi corazón que olvidó resurgir de sus cenizas. Si pudiese descoserme esa parte que (me) envenena fugazmente los sentidos...

viernes, 20 de enero de 2012

Futuro

(Fotografía realizada por Leyre L.G)
Me acuerdo de la primera vez que nos vimos. Yo te esperaba en el vestíbulo de la estación de tren, deambulando de aquí para allá, mientras los nervios me taladraban por dentro. No podía evitarlo, sonreía, suspiraba, trataba de reconocer tu mirada entre todas aquellas personas que iban y venían a mi alrededor, mis manos jugueteaban entre los bolsillos de mi abrigo, y una canción desafinada trataba de hacerse eco entre el caos de mis pensamientos. La voz metálica de megafonía anunciaba que tu tren acababa de llegar. 


Dirigí mi mirada hacia las puertas que daban acceso a los andenes, y entonces te vi. Caminabas despacio, dirigiéndote hacia a mi con una ligera sonrisa, entre tímida y divertida. Yo debía estar como un tomate, aunque al igual que tú, sonreía. Mi corazón en ese momento se había desatado, por un momento creí que iba a salir corriendo. Llegaste hasta mi altura y nos miramos en silencio. Ninguno de los dos se atrevía a dar el siguiente paso. ¿Un par de besos en la mejilla, o un beso en los labios?


En aquel momento creí que el tiempo se había detenido, que todo a nuestro alrededor se difuminaba, imágenes, colores, ruido... todo desaparecía para formar un universo paralelo entre la realidad y aquella mágica conexión.


Entonces...

miércoles, 18 de enero de 2012

Buenas noches

- Me voy a dormir...
- ¿No me invitas a tu cama?
- ¿Quieres morirte de calor? Es muy pequeña...
- No me importa morirme de calor si es abrazado a ti.

martes, 17 de enero de 2012

Gavia

("Solitaria" - Fotografía realizada por Leyre L.G)
Me gusta la sensación de tener el aire cosido a mi cuerpo. No recuerdo el momento exacto en el que decidí hacerlo, tampoco los motivos; supongo que era inevitable e incluso necesario. Por primera vez en mucho tiempo he abierto los ojos y me he visto al otro lado del mundo, tan lejos...


No he sentido vértigo, las ganas de volar siempre han permanecido latentes bajo mi piel, incluso cuando quebré mis alas contra el suelo. Siempre he sabido que los atardeceres, los amaneceres, las estrellas, la luna, el horizonte, los acantilados, el mar, el ruido de las olas, las mareas, el olor a sal, las luces de los faros, los barcos pesqueros... forman parte de mi vida, de mi mundo, de mi todo. 


Que el cielo es mi destino, y aunque vuele en solitario durante el frío invierno...

("Primeros vuelos" - Fotografía realizada por Leyre L.G)

... en primavera siempre vuelve a brillar el sol.

("Compañeros de viaje" - Fotografía realizada por Leyre L.G)

sábado, 14 de enero de 2012

¿Quieres?

Si tienes un día amargo, 
¡endúlzalo!

("Gominolas" - Fotografiadas y catadas por Leyre L.G)

viernes, 13 de enero de 2012

Ruido.

Caos. 
Pensamientos.
Silencio.

Arritmias.
Desconcierto.


Realidad.
Estallar.
Frío.
Corazón.

miércoles, 11 de enero de 2012

Colección de fotos



(Fotografía realizada por Leyre L.G)

Conquista el cielo.

(Fotografía realizada por Leyre L.G)


(Fotografía realizada por Leyre L.G)

(Fotografía realizada por Leyre L.G)

(Fotografía realizada por Leyre L.G)

(Fotografía realizada por Leyre L.G)


(Fotografía realizada por Leyre L.G)

Ilumina tus noches sin dormir.

(Fotografía realizada por Leyre L.G)

martes, 10 de enero de 2012

Conquistas

A la salida de las clases presencio el gran debate: amor y/o sexo. Observo la escena en silencio.


- ¡Hoy en día el amor está sobrevalorado, la gente necesita divertirse! - exclama Juanjo.
- ¿Un polvo y ya está? - le pregunta Carmen arqueando una ceja.
- ¡Los que hagan falta!
- ¿Y qué dice ella?
- ¿Quién?
- ¿No mantienes un tonteo extraño con la chica de la biblioteca?
- ¿Y? Una cosa no quita la otra. 
- Ya, pero las mujeres por lo general solemos ser más sentimentales, ya sabes, nos gustan más los detalles, las citas, los romanticismos, las palabras bonitas... 
- Sí, que os coman la oreja con lo que queréis oír, pero es mucho más fácil...
- ¡Llegar y meterla! ¿no? - le corta un poco molesta. 
- ¡Qué bestia!
- Venga Juan José, es así. Cada vez veo más ejemplos, y la mayoría de los tíos tenéis un monotema en la cabeza. 
- ¿Para que rayarse la vida con chorradas que no te llevan a ningún lado? ¡Diversión nena, diversión!
- Si no te conociera te mandaba a la mierda...
- ¿Por qué metes a la chica de la biblioteca en todo esto?
- Porque supongo que ella no querrá un polvo y ya está, ¿no?
- O sí... 
- Vale supongamos que sí, o no, o seguís con el tonteo indefinido... Conociendo a las mujeres... y suponiendo que le gusta mucho lo que os traéis entre manos, no creo que quiera formar parte de tu lista de conquistas, y ser una más del montón, y luego si te he visto o te he catado no me acuerdo... ¿comprendes?


Les miro divertida a una distancia prudente y asiento con la cabeza. Minipunto para ella.


- Vaya que me va a complicar la vida sí o sí. 
- Con lo simple que eres, sí. Las mujeres somos más de amor.
- ¿Me vas a decir que a las mujeres no os gusta el sexo? ¡Vengaaaaa! Vete a engañarle a otro. He estado con cada una... - se muerde el labio.
- ¡No joder! Pero no le damos tanta importancia, o tan exclusiva, que parece que os echáis novia sólo por pinchar. 
- No hace falta echarse novia para eso... - sonríe con suficiencia.
- No se puede hablar contigo, ¿eh? - suspira. - Solo te digo, ten cuidado y no la cagues. 
- ¿Qué concepto tienes de mi? ¡Soy todo un caballero!
- Me refiero a que no le regales palabras bonitas si no lo son de verdad, si no lo sientes, si sólo tienes como objetivo final llevarla a la cama, porque luego ella piensa cosas que no hay, se cuelga de ti, y es cuando vienen las noches sin dormir... ¿vale? No es tan sencillo. Si quieres algo más, adelante, si no, frena en seco. Mejor ir con la verdad por delante, no le hagas ilusiones.
- Vale, vale... ¡Qué seria te has puesto! Venga te invito a algo...


Los sigo con la mirada mientras se pierden entre las calles de la ciudad. No ha habido vencedores ni vencidos, pero ambos parecen acabar con las ideas bastante claras. 

lunes, 9 de enero de 2012

A veces lo hago un poco difícil

Es
Beso
Besa
¿Ves?
Te beso
Besa a mi


Bésame.


domingo, 8 de enero de 2012

Latiendo

("Noches de Incendio" - Fotografía realizada por Leyre L.G)
Se leían poemas cuando el tiempo desaceleraba su razón, desatando suspiros en las madrugadas. Se perdían por morderse las pupilas con el corazón desgastado de tanto latirse en silencio. 


Eran noches de incendio.

viernes, 6 de enero de 2012

- ¿Más?

- ¿Cuándo vendrás a conocer a mis ganas de abrazarte?
- Cuando (me) desees. 

jueves, 5 de enero de 2012

Promesas

("Pareja besándose al atardecer" - Fotografía realizada por Leyre L.G)
- No quiero perderte... - susurra ella con voz trémula.
- ¿Aquí es cuando yo tengo que decir que no me perderás, o que no te dejaré?
- Es una idea.
- Seré sincero contigo; haré todo lo posible para que eso no ocurra, no puedo prometerte algo que se escapa a nuestro control. Vive y disfruta de lo que tenemos ahora, no te preocupes. Si tenemos que despedirnos en el camino, tal vez sea lo mejor. Aunque creo que eso no es lo que querías decir... - añade pensativo.
- ¿Cómo?
- Tú no quieres sufrir, o que sufra, es eso, ¿no? Y el perdernos conlleva sufrimiento.
- A veces me das miedo... - se aleja un poco para mirarle a los ojos.
- Sea como sea, es inevitable.
- Ya... - responde con sequedad. 
- Aunque con ello no quiero decir que me conforme y que deje nuestro destino, entre comillas, a la suerte o al tiempo, abandonándonos. Quiero decir que haré todo lo posible para que eso no ocurra, que lucharé con uñas y dientes si hace falta, ¿vale? - dice él mientras le acaricia el pelo suavemente.
- Gracias.

martes, 3 de enero de 2012

42nd St & Broadway

Times Square. Todo a nuestro alrededor es luz, color y música. La magia palpita en el ambiente. Las calles están cortadas y miles de personas, de cualquier parte del mundo, se agolpan a nuestro alrededor. Alzo la mirada sobrecogiéndome ante la inmensidad de la gran ciudad, los edificios rozan el cielo.


A penas queda un minuto para fin de año. 


En una de las grandes pantallas de neón situadas en un edificio de Broadway, comienza la cuenta atrás. Todo el mundo corea al unísono mientras una gran bola luminosa comienza el descenso; 23 metros hasta llegar al final del poste en el que está situada. Contengo la respiración, cada milímetro de mi cuerpo se encoge en escalofríos. Me uno a aquella algarabía, tan sólo quedan unos segundos. Los fuegos artificiales se unen a aquella súbita explosión de alegría. 


3, 2 ...


La pantalla de mi móvil se ilumina levemente. Un mensaje acaba de cruzar el charco: "12 besos para ti ;-)" A penas puedo contener la emoción del momento. 


1...


"Happy New Year!!". Una lluvia de confeti cae sobre nuestras cabezas y miles de parejas se besan apasionadamente. Otras tantas miles de personas sacan fotos, ríen y gritan abrazados. Las sonrisas y los buenos deseos se contagian en cada rincón de la ciudad.


- Otros doce para ti... - susurro, sabiendo que a pesar de la distancia, llegarían a su destino.