Todo cuanto encontréis aquí escrito - salvo lo especificado - son retazos de mi caótica mente, fragmentos de vidas pasadas, de mi presente, o del presente de algún alma errante imaginado.

Así mismo, las imágenes que son publicadas junto a los textos, también son de mi cosecha, excepto algunas al comienzo del blog. Suelo dejar una pequeña referencia debajo de las mismas.

Por favor, no toméis nada prestado sin avisar. Gracias. Puedes contactar conmigo a través del correo electrónico: nodisparenalapianista@gmail.com

Un saludo, y ¡gracias por vuestra visita y comentarios!



Arpegios

jueves, 13 de diciembre de 2012

Entonces... Ahora.


Supongo que me recuerdas como entonces, como una jodida adolescente que solo tenía ganas de volar y cambiar el mundo. Saltando a ciegas. Con esos pájaros en la cabeza que me sostenían a cuatro palmos del suelo. Positiva, inocente tal vez. Rompiendo tus esquemas con cuatro segundos de mi sonrisa más sincera.


¿Que dónde están ahora esas miradas valientes y esas ganas fieras por lo imposible? 



Echándome de menos.

7 comentarios:

E. dijo...

Pues búscate! ^^

Lurio dijo...

Al menos te recuerdan y eso es una puerta abierta a que puedan volver.

Elendilae dijo...

Realmente no lo creo Lurio. La puerta ya se cerró y no hay nada a lo que puedan volver.

Lurio dijo...

Si algo he aprendido con los años es que ninguna puerta permanece cerrada para siempre.
Quizás no sea exactamente igual. Puede cambiar la cerradura, el pomo, la apariencia, el color e incluso el material del que está hecha pero el hueco por el que pasar siempre estará ahí.

Elendilae dijo...

Tal vez tengas razón y todavía no haya pasado el tiempo suficiente para que puedan volver a llamar a esa puerta, que como dices, ahora es diferente.

Eva Letzy dijo...

El tiempo siempre juega un rol importante, tanto para recomponer como para olvidar y continuar. Lo tengo más que comprobado...
Un besito

Amanecer Nocturno dijo...

Lo que has escrito en esencia resume lo que significa hacerse mayor: echar de menos la incertidumbre de cuando éramos jóvenes.

Beso!