Todo cuanto encontréis aquí escrito - salvo lo especificado - son retazos de mi caótica mente, fragmentos de vidas pasadas, de mi presente, o del presente de algún alma errante imaginado.

Así mismo, las imágenes que son publicadas junto a los textos, también son de mi cosecha, excepto algunas al comienzo del blog. Suelo dejar una pequeña referencia debajo de las mismas.

Por favor, no toméis nada prestado sin avisar. Gracias. Puedes contactar conmigo a través del correo electrónico: nodisparenalapianista@gmail.com

Un saludo, y ¡gracias por vuestra visita y comentarios!



Arpegios

jueves, 15 de noviembre de 2012

XVI. Lucía

Se separa para mirarle a los ojos. Dave está colorado, una sonrisa comienza a aflorar de la comisura de sus labios. Su mirada brilla más aún. 

- No sé qué decirte... - musita con voz ronca.
- Te he asustado... 
- No es eso, es que... - suspira - no me lo esperaba... 
- ¿Verdaderamente creías que era la dama de hierro? - arquea una ceja.
- Verdaderamente creía que el único tonto que estaba sintiendo algo era yo...

Lucía ríe nerviosa.

- No sabes leer las señales...
- ¿Y tú sí? 
- Es que... yo también tenía miedo de ser la única tonta que estaba sintiendo algo...
- Vaya par de idiotas - sentencia. 
- Ya ves... ¿y ahora qué?
- ¿Qué de qué?

Pone los ojos en blanco.

- ¿Que qué hacemos?
- Puedo empezar por besarte... 

Dave coloca sus manos bajo las mejillas de Lucía mientras le da un suave beso en los labios. 

- Mmm ¿Y después? - susurra ella.
- Puedo invitarte a comer... si quieres... 
- Jajaja, ¿Y después?
- Puedo invitarte a salir... 
- ¿Y después?
- Puedo empezar a quererte... 
- ¿No lo haces ya?
- ¿No sabes leer las señales? - le saca la lengua.
- ... Está claro que no... 
- ¡Oh, qué pena!
- ¿No me lo vas a decir?
- ¿Que te quiero? ¡¡Nunca!! ¡Tendrás que torturarme para que te lo diga! Muajajaja... 

Caminan de nuevo, juntos, de la mano. Se pierden entre la gente, entre las calles, entre el amor redescubierto en una mañana de miércoles, en un mes de octubre, en un vagón de metro. Redescubierto entre indirectas y juegos de palabras, entre besos al aire y sonrisas cómplices...



¿Fin?

5 comentarios:

Creeper Charlie dijo...

Cuando nos gusta alguien estamos verdaderamente tontos, pero sin duda has hecho algo muy bonito con ese estado.

Un beso

Amanecer Nocturno dijo...

Ahora es el comienzo de su historia, y es el final de cualquier película o libro: la llegada de la felicidad.

Un beso!

Eva Letzy dijo...

Ahhhh, me encanta esa etapa con alguien...
Me gusta lo real del relato, cuántas veces pasa que dos personas se gustan pero como no se atreven a demostrarlo por temor a que la otra no sienta lo mismo, pasa el tiempo sin que lo sepan.
Besos

Lucía Simonelle dijo...

Amo los finales entre interrogaciones.
(Amo llamarme como una de tus protagonistas)
Amo todo lo acogedor de tu bonito rincón : )

Juliette. dijo...

¿Fin?

Ellos sólo han empezado a existir ahora :).

Pd: Muchas gracias por tus palabras. Siempre da gusto. Un beso grande.