Todo cuanto encontréis aquí escrito - salvo lo especificado - son retazos de mi caótica mente, fragmentos de vidas pasadas, de mi presente, o del presente de algún alma errante imaginado.

Así mismo, las imágenes que son publicadas junto a los textos, también son de mi cosecha, excepto algunas al comienzo del blog. Suelo dejar una pequeña referencia debajo de las mismas.

Por favor, no toméis nada prestado sin avisar. Gracias. Puedes contactar conmigo a través del correo electrónico: nodisparenalapianista@gmail.com

Un saludo, y ¡gracias por vuestra visita y comentarios!



Arpegios

domingo, 21 de octubre de 2012

Agorafobia

Teme en cualquier momento perder la consciencia del mundo que le rodea. Teme que esas arritmias acaben con él. Teme descolgarse de la realidad y que todo se vuelva distorsionado, oscuro, y despertarse sea sólo cuestión de suerte, no de fuerzas.

Jorge teme colocarse al borde de su propio abismo, donde la amígdala sólo se dedica interpretar peligros en la vida cotidiana, como si se divirtiese verle acelerar el pulso de la vida, la tensión muscular y sus pensamientos paranoides. Teme no poder controlar su propio cuerpo.

Teme sabotearse a sí mismo, como si su mente fuese un ente superior que dista de sus anhelos y deseos. Como si intentase destruirse desde dentro, disparando a bocajarro en el centro de su alma, siendo él su propio enemigo.

Se consume en su preocupación cíclica, donde ni siquiera la distracción consigue menguar su dolencia invisible. Enfrentarse al mundo, salir a la calle, pedir un taxi, son situaciones que le sobrepasan. Huye constantemente, retrocediendo tras sus pasos.

Ni siquiera es capaz de enfrentarse a sí mismo.


(Fotografía realizada por Leyre L.G)

1 comentario:

Marisa dijo...

El miedo la mayoría de las veces impide vivir. Muy bonito la manera de relatarlo. Un saludo.