Todo cuanto encontréis aquí escrito - salvo lo especificado - son retazos de mi caótica mente, fragmentos de vidas pasadas, de mi presente, o del presente de algún alma errante imaginado.

Así mismo, las imágenes que son publicadas junto a los textos, también son de mi cosecha, excepto algunas al comienzo del blog. Suelo dejar una pequeña referencia debajo de las mismas.

Por favor, no toméis nada prestado sin avisar. Gracias. Puedes contactar conmigo a través del correo electrónico: nodisparenalapianista@gmail.com

Un saludo, y ¡gracias por vuestra visita y comentarios!



Arpegios

viernes, 14 de septiembre de 2012

Mujer fatal

Fuma. El humo dibuja estelas de muerte a su alrededor. Ni siquiera se percata del tiempo lleva mirando por la ventana, ausente. El mundo parece mucho más lejano, ruidoso y caótico. Le aburre. Le aburre el paso del tiempo, lento y agonizante. 

Da un sorbo a su cerveza, caliente, como su cuerpo. Desea que llame y le seduzca, y le vuelva loco, y desate sus instintos. La desea, la desea en la cama, en su cama, en cada rincón de su cuarto, desnuda, felina, desatada, pidiéndole más, más fuerte, más rápido, más lento. Besándose hasta perder la cordura, acariciándose hasta desgastarse la piel. Abrazándose, arañándose. 

Le espera y desespera. Cierra los ojos, suspira. La soledad vuelve a atraparlo entre sus garras. Tiene prohibido enamorarse. Desconoce su verdadero nombre, su edad, su pasado o su presente. Tiene prohibido buscarla.

Ella siempre desaparece, y sólo puede preguntarse si la volverá a ver, si volverá a llamar, si volverá... 

4 comentarios:

Sandra dijo...

Un texto precioso, me ha encantado y hasta se me ha puesto la piel de gallina al leerlo <3

MâKtü[b] dijo...

Menos preguntitas y más actuar xD

Aun asi, me encanta, como siempre ;)

Eva Letzy dijo...

Me encanta!!!
Un beso

X dijo...

Si siempre desaparece, es que siempre ha tenido que volver para hacerlo. Hay que concentrarse en lo positivo. :-)