Todo cuanto encontréis aquí escrito - salvo lo especificado - son retazos de mi caótica mente, fragmentos de vidas pasadas, de mi presente, o del presente de algún alma errante imaginado.

Así mismo, las imágenes que son publicadas junto a los textos, también son de mi cosecha, excepto algunas al comienzo del blog. Suelo dejar una pequeña referencia debajo de las mismas.

Por favor, no toméis nada prestado sin avisar. Gracias. Puedes contactar conmigo a través del correo electrónico: nodisparenalapianista@gmail.com

Un saludo, y ¡gracias por vuestra visita y comentarios!



Arpegios

domingo, 15 de abril de 2012

Vivir fieramente

("El tren pasa, ya no vuelve" - Fotografía realizada por Leyre L.G)

Somos ajenos al tiempo que se escapa entre las arrugas de nuestra piel, sin ser realmente conscientes de que nuestro fin es el mismo que se lleva repitiendo una y otra vez desde que el mundo es mundo. 

Y aún somos capaces de perder el tiempo complicándonos la vida, somos capaces de darle tantas vueltas a nuestros pensamientos que terminan por desquiciarnos, por descontrolar nuestro presente. Nos ahogamos en un vaso de agua, cuando podríamos lanzarnos siempre con todo lo que tenemos, con todo lo que somos para alcanzar nuestros sueños, luchando fieramente por nuestra existencia. 
Sin embargo, la mayor parte del tiempo nos mantenemos al margen, sentados, viendo como la vida pasa a nuestro lado sin casi inmutarnos, con esa emoción tan fuerte que nos mantiene anclados al suelo, el miedo. Con la esperanza de que algún día cambiará nuestro alrededor y entonces podremos dar un pasito al frente, cuando todo depende de nuestras ganas de caminar, no de lo empinado que esté el camino. 
Y que sepamos sólo tenemos una oportunidad, ¿a qué estás esperando?

2 comentarios:

Amanecer Nocturno dijo...

Hay correr mucho para que no se escape el tren olvidando los miedos atrás.

Una reflexión muy necesaria.

Ramon Suarez dijo...

Como si en un tren sin paradas estuviéramos, en el que ni las ventanas se pueden abrir.

Feliz Lunes!