Todo cuanto encontréis aquí escrito - salvo lo especificado - son retazos de mi caótica mente, fragmentos de vidas pasadas, de mi presente, o del presente de algún alma errante imaginado.

Así mismo, las imágenes que son publicadas junto a los textos, también son de mi cosecha, excepto algunas al comienzo del blog. Suelo dejar una pequeña referencia debajo de las mismas.

Por favor, no toméis nada prestado sin avisar. Gracias. Puedes contactar conmigo a través del correo electrónico: nodisparenalapianista@gmail.com

Un saludo, y ¡gracias por vuestra visita y comentarios!



Arpegios

martes, 7 de febrero de 2012

Momentos de Reflexión

Tengo la teoría de que a la primera persona de quien te enamoras, la quieres más, pero a las siguientes, las quieres mejor.


Creo que cuando te enamoras por primera vez, lo sientes en cada punto de tu cuerpo; que es tal la descarga de adrenalina, que serías capaz de subirte a la montaña más alta y tirarte al vacío sin preocuparte de llevar o no paracaídas. Así es que cuando ese amor, por A o por B, no es correspondido, no funciona, sientes dolor en cada fibra de tu ser, en puntos que ni siquiera sabías que existían. Devastador. 


Cuando vuelves a sentir ese cosquilleo en tu estómago, es un recuerdo fugaz de algo que viviste más intensamente, pero nunca llegará a ser tan explosivo. Nunca volverás a sentir lo mismo tan fuerte por alguien. 


En cierta manera me da rabia porque era tal la felicidad que irradiabas en ese momento, que era mejor que cualquier droga artificial. Sin embargo, es un mecanismo que, en cierta manera, nos auto imponemos para no volver a sufrir tanto. 


Aprendemos a querer de otra forma, quizá no más, pero sí mejor. Y eso es lo que perdura en el tiempo.   

9 comentarios:

Amanecer Nocturno dijo...

Creo que tienes mucha razón en lo que dices de que a la primera persona la amas con todo el corazón y a las demás sólo con el 95% (más o menos), todo por el miedo a ser dañado de nuevo. Aunque lo bueno de esto, es que el 5% sobrante se irá rellenando poco a poco, según crezca vuestra relación, haciendo del 100% un porcentaje mucho más completo que en el primer caso.

Muy buena reflexión.
Un beso.

Beta. dijo...

Pues si, tienes toooda la razón.
besos

Ramon Suarez dijo...

En cierta manera, al haberlo vivido ya, las sucesivas veces ya tienes otro punto de vista. Sabes más de sentimientos ya sentidos, por la propia experiencia y puede que no sea lo mismo de nuevo. Pero como todo, olvidamos muy rápido y cuando pasas tiempo sin volverlo a sentir, es como si perdieras el recuerdo para comparar. Así, la siguiente vez que te pasa, puede ser incluso mejor que la primera vez. Te lo digo yo por propia experiencia. Eso y que muchas veces creemos que sentimos algo que realmente no sentimos, y nos damos cuenta cuando de verdad lo sentimos por otra persona.

En fin, que me lío jejeje.

Que vaya bien el día!

P.D. no se que ha pasado en fotolog que han cambiado el formato de la página y ahora no me acepta el usuario y la password. Y sin meter el usuario no ves ni los comentarios ni nada. Me da a mi que ni para cerrarlo voy a poder entrar. Se quedará ahí hasta los anales de la historia jejeje.

No.me.pises.que.llevo.chanclas. dijo...

Cien por cien de acuerdo... el primer amor, es una auténtica locura, que esto no significa que los demás no lo sean, pero es un amor ingenuo, sencillo, a veces con muchísimos celos, posesivo... pero los amores que vienen después... son los más tiernos, los que tienen cabeza y los mejores!!!!!! sin duda!
bravo por tú entrada!!!!!!!!
Mil besazos :)

Hiponoe dijo...

Esque el primer amor nunca se olvida.

Kashit0 dijo...

Pues yo no estoy de acuerdo.

Yo creo que se quiere distinto, pero ni más ni menos.
De hecho, creo que el jugar con la "ventaja" de un desenamoramiento anterior... necesita que "quieras más": Sabes que puede salir mal, y aún así quieres... muchísimo a veces... te arriesgas... te cura lo anterior, te hace olvidar los miedos... el dolor...

La primera vez es "más fácil".
Las segundas tienen más mérito.

Pero... insisto, no creo que sean comparables...

Elendilae dijo...

En el primero yo creo que vas más "a lo loco". En los demás tienes los pies en la tierra, y pones en cierta manera una barrera, aunque igualmente te arriesgues, pero usas más la cabeza, creo. Y por eso es más difícil perder, por eso creo que es mejor. Mejor, no en el sentido de que sea superior al primero, sino que cuidas más ciertas cosas que igual anteriormente no habías tenido en cuenta.

No sé si lo anterior se llega a curar, supongo que duele menos, "un clavo saca a otro clavo".

¿Te refieres a que la primera vez es más fácil querer más? ¿o más fácil en general?

Kashit0 dijo...

Más fácil en general: Es más fácil que todo te entusiasme, te sorprenda, porque nunca lo has sentido... no sabes que algo tan fácil te puede hacer tan feliz...
...o tan infeliz.

Entendí lo de "mejor": Te crees que usas la cabeza, que pones una coraza, que te frenas... pero tarde o temprano las segundas veces ganan, pueden con ello y te vuelves a dejar llevar y vuelves a las mismas nubes o a otras vecinas que también están requetebien.

¿No es enamorarse como emborracharse? ¿Te emborrachas más la primera vez? La segunda dices: de la tercera copa no paso, que mira el otro día...
Algún día solo llegarás a "estar chispaílla"...
Pero una Noche Vieja, entre chinchín y chinchín, te vuelves a emborrachar.
Con sus risas y sus resacas.

Yo si tuviese que apostar por alguna, sería por la última vez.
Al fin y al cabo, es la definitiva.

Kashit0 dijo...

En mi ejemplo etílico olvidé mencionar los distintos efectos de las diferentes bebidas:
Tu te crees que con cuatro cerves vas bien, y con tres cubatas ya vas piripi... y ni hablar del minichupito de tequila...

;)