Todo cuanto encontréis aquí escrito - salvo lo especificado - son retazos de mi caótica mente, fragmentos de vidas pasadas, de mi presente, o del presente de algún alma errante imaginado.

Así mismo, las imágenes que son publicadas junto a los textos, también son de mi cosecha, excepto algunas al comienzo del blog. Suelo dejar una pequeña referencia debajo de las mismas.

Por favor, no toméis nada prestado sin avisar. Gracias. Puedes contactar conmigo a través del correo electrónico: nodisparenalapianista@gmail.com

Un saludo, y ¡gracias por vuestra visita y comentarios!



Arpegios

martes, 31 de enero de 2012

Semidesnudos

En la penumbra de su habitación escuchaba ensimismado el repiqueteo constante de la lluvia sobre los cristales. A su lado, el cuerpo semidesnudo de una conquista. Desconocía su nombre, su edad... tal vez se lo hubiese dicho a lo largo de la noche, entre humo y alcohol, pero no lo recordaba. La miró con cierta satisfacción. Había ganado la apuesta. 


Se recostó junto a ella mientras aspiraba el aroma que desprendía aquella piel tostada, aquellos cabellos rizados, negros como sus ojos, profundos. La observó detenidamente. Se contagió por un momento de aquella expresión dulce y tierna, imaginó despertarse cada mañana junto a ella, junto a aquella sensación de tranquilidad, abrazados. Imaginó darle un beso en la frente, otro en la nariz y otro en la boca, mientras sus manos volvían a perderse en un juego de caricias, mordiscos, sonrisas y susurros. 


De pronto, su móvil emitió un leve zumbido devolviéndole a la realidad. Mensaje nuevo. Sonrió con socarronería, y con agilidad, orgullo y arrogancia, dejando de lado cualquier sentimentalismo o debilidad que pudiera delatar que había sido conquistado por su conquista, respondió: 


"Sí tío, al final me tiré a aquella pesada que no paraba de tirarme la caña en el bar. Te lo dije. Si es que les dices cualquier cosa y vienen corriendo detrás, son todas iguales. Yo creo que se ha enamorado de mi, jaja. Luego te llamo y te cuento".

8 comentarios:

Contradictorio dijo...

Menudo mal amante...

Darío dijo...

El cazador cazado. Cordiales saludos.

Ramon Suarez dijo...

Genial relato. Por un momento me ha parecido que aquí también sonaba la lluvia contra el cristal según lo leía.

Besos.

Elendilae dijo...

Menudo mal amante, sí. Seguro que hay alguno por ahí entre esa fauna nocturna que sale a cazar los viernes y los sábados...

Amanecer Nocturno dijo...

La hipocresía latente entre la historia de amor que se imagina y las milongas que le cuenta a su amigo para hacerse el rompecorazones. Una historia muy común, por desgracia.

Un beso.

Ove I. Moore dijo...

Aaaaaai alma de cántaro, le diría yo al tipo. Seis segundos de fantasía cuentan como victoria de la fémina, factum est :)

Besitoches Elendilae!

DANI dijo...

Que tristes somos :(

Besazos enormes

Elendilae dijo...

Hombre todos no, alguno se salvará, digo yo... jajaja