Todo cuanto encontréis aquí escrito - salvo lo especificado - son retazos de mi caótica mente, fragmentos de vidas pasadas, de mi presente, o del presente de algún alma errante imaginado.

Así mismo, las imágenes que son publicadas junto a los textos, también son de mi cosecha, excepto algunas al comienzo del blog. Suelo dejar una pequeña referencia debajo de las mismas.

Por favor, no toméis nada prestado sin avisar. Gracias. Puedes contactar conmigo a través del correo electrónico: nodisparenalapianista@gmail.com

Un saludo, y ¡gracias por vuestra visita y comentarios!



Arpegios

martes, 17 de enero de 2012

Gavia

("Solitaria" - Fotografía realizada por Leyre L.G)
Me gusta la sensación de tener el aire cosido a mi cuerpo. No recuerdo el momento exacto en el que decidí hacerlo, tampoco los motivos; supongo que era inevitable e incluso necesario. Por primera vez en mucho tiempo he abierto los ojos y me he visto al otro lado del mundo, tan lejos...


No he sentido vértigo, las ganas de volar siempre han permanecido latentes bajo mi piel, incluso cuando quebré mis alas contra el suelo. Siempre he sabido que los atardeceres, los amaneceres, las estrellas, la luna, el horizonte, los acantilados, el mar, el ruido de las olas, las mareas, el olor a sal, las luces de los faros, los barcos pesqueros... forman parte de mi vida, de mi mundo, de mi todo. 


Que el cielo es mi destino, y aunque vuele en solitario durante el frío invierno...

("Primeros vuelos" - Fotografía realizada por Leyre L.G)

... en primavera siempre vuelve a brillar el sol.

("Compañeros de viaje" - Fotografía realizada por Leyre L.G)

4 comentarios:

AmanecerNocturno dijo...

Jo qué bonito. Transmites un mensaje muy positivo intercalado entre gaviotas (compañeros de viaje, como tú las llamas).
Un beso.

Nerea dijo...

La soledad a veces es necesaria. Nunca me canso de decirlo.

Besos, guapa.

Lucy in the Sky with Diamonds dijo...

"Las ganas de volar siempre han permanecido latentes bajo mi piel, incluso cuando quebré mis alas contra el suelo."
No puedo explicar la sensación que me dejó esa frase. Sin palabras.
Un abrazo muy fuerte!

Contradictorio dijo...

Volar mola mucho :)

Pero que te voy a contar a ti, autogira :P