Todo cuanto encontréis aquí escrito - salvo lo especificado - son retazos de mi caótica mente, fragmentos de vidas pasadas, de mi presente, o del presente de algún alma errante imaginado.

Así mismo, las imágenes que son publicadas junto a los textos, también son de mi cosecha, excepto algunas al comienzo del blog. Suelo dejar una pequeña referencia debajo de las mismas.

Por favor, no toméis nada prestado sin avisar. Gracias. Puedes contactar conmigo a través del correo electrónico: nodisparenalapianista@gmail.com

Un saludo, y ¡gracias por vuestra visita y comentarios!



Arpegios

lunes, 28 de febrero de 2011

Dark Eyes

Hay días y días, y hoy es uno de esos días en los que tiene miles de pensamientos corriendo de aquí para allá, sin tener muy claro su origen ni destino. Hace ya varios meses que ha perdido esa necesidad de salir corriendo, puede sentir que forma parte de un lugar, de un espacio, de una gente e incluso, de una persona. Pero hay días en los que sus fuerzas flaquean y no tiene muy claro cual es el camino que debe seguir, qué es lo que debe sentir o pensar. 


Hay días en los que se siente raro, no diferente, sino raro. Que parece que está cabeza abajo, y no sabe si es el mundo el que se ha dado la vuelta o es él quien ha cambiado de sentido. Quizá siente demasiada empatía con los días de lluvia y tormenta, o quizá es que vive demasiado tiempo reprimiendo todo cuanto ocurre en su interior, que de alguna u otra forma, acaba explotando. 

domingo, 27 de febrero de 2011

La belleza está en el interior


("Desnudeces" - Fotografía de Leyre L.G)

- Me gusta tu ropa
- Gracias...
- ¿Me la das?
- ¿Dártela? ¡Pero si tú no te la vas a poner!
- Ya... pero mientras tú no la lleves puesta... 

viernes, 25 de febrero de 2011

Al amanecer

("Se filtran hadas por la ventana" - Fotografía de Leyre L.G)


- ¿Te has dado cuenta?
- ¿De qué?
- Cuando voy caminando por la calle, me fijo en todas las personas con las que me cruzo. Sus rostros, sus expresiones, la forma de caminar, si están casados, si no, si tienen hijos, si escuchan música... 
- ¿Y?
- Todos tienen una característica en común... 
- ¿Cuál?
- Están completamente abstraídos de lo que ocurre a su alrededor. Están tan ensimismados en sus pensamientos que no se dan cuenta de nada, serios, grises. ¡A las nueve de la mañana, si el cielo está despejado, hay unos amaneceres deslumbrantes! La luz es espectacular, incluso se respira algo diferente cada día... ¿Crees que hay algún momento en la vida, en que pierdes esa fascinación por vivir, pierdes tu curiosidad, la capacidad de soñar, y empiezas a girar sobre tu propio ombligo para no ver nada más de lo que hay a 20 centímetros de tu nariz?
- No lo se... De todas formas, hay quien pierde esa capacidad mucho antes... 
- ¡Venga, siempre puedes encontrar algo o alguien que te estimule!
- Sí, una cosa es que lo encuentres, y otra cosa es que te des cuenta, o te quieras dar cuenta. Es mucho más fácil dejarse arrastrar por la rutina, por la sencillez de ver todos los días lo mismo, porque todo está en su sitio, todo está en orden... 
- La vida es única, y no sabemos si habrá más oportunidades de algo así, por lo tanto pienso que hay que aprovechar cada pequeño detalle, por insustancial que te parezca. Nunca hay que perder la magia. Ya que perdemos la inocencia de la niñez, ¡por lo menos no perdamos lo demás!

miércoles, 23 de febrero de 2011

Behind

Eres lo que has vivido, vives y vivirás. 


Eres todos los momentos de felicidad y también todos los de tristeza. 


Y por mucho que quieras cambiar, hay una parte de ti que seguirá siendo imperturbable, y por mucho que trates de ocultarla o disimularla, tarde o temprano saldrá a la luz. 


(Pero no has de tenerle miedo, ni vergüenza, ni indiferencia. En esencia eres tú, y has de aceptarla, has de aceptarte tal y como eres, y sobretodo has de ser feliz y quererte, mucho).

domingo, 20 de febrero de 2011

Hey Nene!

("-Piensa en verde. -Mmm... ¿tus ojos?" - Fotografía de Leyre L.G)

Tengo que reconocerlo, 
me está empezando a gustar la cerveza; 
esa que se bebe a medias, 
a sorbos largos, 
entre filosofías y sonrisas, 
en la terraza de algún bar 
o colgada de tus abrazos. 


Tengo que reconocerlo,
me están empezando a gustar los vicios y placeres
de esta vida; vivir y disfrutar el aquí y el ahora.
Le estoy pillando el truco a esto de dejarme las vergüenzas, los miedos
y las inseguridades guardadas en un cajón.
Y todo esto
mucho mejor, si es a tu lado. 

sábado, 19 de febrero de 2011

Disimulando

"Lo alegre es tocarte el culo en un bar sin que el resto se haya dado cuenta" (Marwan)

miércoles, 16 de febrero de 2011

Luchar

Cómo me quemaban las ganas de salir corriendo y acabar con todo. Ha llovido mucho desde entonces. Yo era aquella niña que había perdido las ganas de seguir adelante, de dejarlo todo. Y si no lo hice fue porque en algún rincón de mi razón sabía que no era la primera vez que me enfrentaba con titanes que me doblaban en tamaño y peso...


Sabía que tenía que aguantar, sobretodo por el trabajo que me había costado llegar hasta allí, y no podía borrarlo todo de un plumazo, por muchas ganas que tuviera de desaparecer. 


Me quemaban la rabia, la impotencia y la necesidad de encontrar (de nuevo) esa pieza que había sido desatornillada de mi alma. 


Entonces me di cuenta, pasado el tiempo, que era fuerte, mucho más de lo que creía. Cuando crees que lo has perdido todo, el instinto de supervivencia te hace levantar la cabeza y escalar hasta la cumbre, por ti, por tus sueños, y por tu esfuerzo. 


Así que si te ves perdido en el camino, hundido en un abismo sin final, en una tristeza que te destroza sin piedad, si crees que nadie está de tu lado, detente y piensa, tienes que buscar una solución, no puedes seguir autodestruyéndote, porque todo lo que has ido construyendo hasta ahora se derrumbaría, y no habría servido de nada. Busca ayuda fuera si la necesitas, y ocupa tu mente y tu cuerpo en actividades que no te hagan perder el sentido del tiempo, o el sentido de tu existencia.


Eres fuerte, ¿lo sabes? 


Inténtalo. 

martes, 15 de febrero de 2011

Punto medio

No se puede luchar eternamente contra uno mismo, reprimiendo aquello que sientes, sufres o disfrutas. Somos razón, pero también pasión; una no puede vivir sin la otra.

Merece la pena dejarse llevar de vez en cuando por cualquier tipo de sentimiento que nos asalte. Tanto si es de tristeza y necesitamos romper a llorar, como si es de alegría y lanzamos un grito al aire.

Y resulta perjudicial estar atado a una cuadrícula, en la cual, no se nos permite un mínimo error, una mínima sonrisa, o el menor esbozo de esa pasión por hacer las cosas. La perfección absoluta no existe. Lo mismo que resulta perjudicial vivir sin límites, en un puro éxtasis, un salto al vacío constante para sentir esa adrenalina bombardearnos las entrañas. Los extremos son peligrosos.

Hay que buscar el término medio, y disfrutar de cada detalle en su medida.

lunes, 14 de febrero de 2011

2 palabras, 1 significado

("Margaritas en Febrero" - Fotografía de Leyre L.G)


Me quiere...
No me quiere...
Me quiere...
No me quiere...
Me quiere...
No me quiere...
Me quiere...
Te quiero.

sábado, 12 de febrero de 2011

Perfect Combination

Sus tacones hacían eco en la empinada calle de regreso hacia su casa. Sus pasos eran rápidos y firmes, clavando en cada zancada toda su soltura. Notaba como su respiración acelerada le cortaba el aliento, la sangre se agolpaba en su sien, y los latidos repiqueteaban incesantes en cada músculo de su cuerpo. 


Entonces se sintió más viva que nunca, con ganas de comerse el mundo, con todo aquel torrente de energía galopando a lomos de sus recién recuperadas ganas por dejarse llevar, por disfrutar del momento, del aquí y del ahora, por esa felicidad extrema, por ese amor compartido... Tenía ganas de hacer locuras, de beber tequila con limón y sal sobre su espalda, de bailar a fuego lento, de brindar por un él + ella... 


Fue la combinación perfecta para darse cuenta de que tenía toda la vida por delante y no la desaprovecharía.   

viernes, 11 de febrero de 2011

Tonight...

- Quiero dormir contigo... 
- Y yo mantenerte en vela durante toda la noche... 

miércoles, 9 de febrero de 2011

Base

("Alzando el vuelo" - Fotografía de Leyre L.G)

No basta con querer hacer algo, conseguir algo, realizar algo, cambiar algo, hay que creérselo. Cree que podrás hacerlo, y lo harás. Cree en ti y lo lograrás. Costará más, costará menos, igual no sale como esperabas, pero si vas con la fuerza, y poniendo todos los medios necesarios para ello, alcanzarás tu objetivo. 

Agradecimientos

Quiero agradeceros por todos vuestros comentarios, y en especial sobre la entrada de ayer, "Reflexiones". Me ha gustado mucho vuestros puntos de vista a cerca de la vida en general, y cómo la veis vosotros en particular. 


¡Gracias!

lunes, 7 de febrero de 2011

Reflexiones

¿Es la vida un valle de lágrimas? ¿Estamos condenados al dolor, a la angustia y al sufrimiento? ¿Es ley de vida arañarse las rodillas, y hacer que sangren los nudillos por luchar cara a cara con un mundo, a nuestro parecer, obtuso? ¿Es la felicidad algo inalcanzable, no merecido para nosotros, los mortales? ¿Tenemos que dejar de lado una sonrisa, un sentimiento, una locura, por encajar perfectamente en la horma que se nos ha concedido? ¿Hay que ser castigado por disfrutar? ¿No podemos permitirnos el lujo de ser débil, de ser puro instinto e irracionalidad?


¿Creéis que la vida es eso, o algo más? 



sábado, 5 de febrero de 2011

Pon el mantel y...


("A la luz de la luna... en mi cuarto" - Fotografía de Leyre L.G)


¡Bésame, que la luna me sabe a poco!

jueves, 3 de febrero de 2011

Filosofías de noche...

El amor, o el estado de enamoramiento, (a veces) saca lo más inmaduro, irracional e infantil de nosotros mismos, que en nuestro estado normal y racional intentamos ocultar o suprimir, pero ahí está, bajo la superficie... Y a veces, acabamos perdiendo la cabeza.

Reset

Voy a (re)escribir mi filosofía de vida, y esto es así desde que me di cuenta que nada es reversible, ni siquiera las viejas promesas, aquellas que trazamos sobre la arena, o grabamos con un compás sobre la madera de aquel viejo banco. 
Intentaré no perder el tiempo con círculos que están a medio camino de cerrarse y que aún pueden provocar que ciertas cicatrices escuezan; procuraré, cada día, perder la llave del baúl donde las guardo, para no tener la tentación de pillarme un pellizco en el corazón. 
Sonreiré al menos tres veces al día. Cuando me levante, cuando salga de casa y cuando me acueste. 
Pondré voz a mis pensamientos, y alas a mis sueños. No haré montañas de granitos de arena, ni desbordaré el vaso antes de tiempo. Viviré en la realidad, sin dejar de lado el optimismo. Voy a romper cadenas que me aten a viejos fantasmas y disfrutaré de la vida cada hora, minuto y segundo. Lucharé siempre por lo que quiero y no flaquearán mis fuerzas cuando algo no funcione como deseo. 
“No puedo” dejará de existir en mi vocabulario. Aprovecharé cada oportunidad que me brinden, y brindaré por los nuevos proyectos.
Lo he decidido. Voy a vivir sin miedo a perder, porque cada derrota es un nuevo aprendizaje...  

miércoles, 2 de febrero de 2011

Ella

Se enamoró loca y perdidamente de sus versos, aquellos que escribía para alguien especial, y que por una razón simple e infantil, deseó que fuesen para ella. 


Buscaba, entonces, a lomos de su recién descubierta libertad, vida, y madurez, aquello que llamaban amor, alguien con quien compartir locuras, ideas, sentimientos, filosofías de una tarde de otoño bajo la lluvia, cafés, caricias que se encuentran como por casualidad sobre la mesa, miradas cómplices... 


Quería un un cielo estrellado para perderse, una luna sonriente de la que columpiarse, unas palabras sinceras, películas españolas y música indie, besos con la boca llena de lujuria y cigarrillos a medias. 


Sin darse cuenta se había enamorado loca y perdidamente de su historia, de un tipo de letra en negrita y cursiva, del color de sus días, de los tamaños destartalados de algunas palabras cuyo significado, más allá de la simple gramática, desconocía.  




Por aquel entonces no sabía que para estar enamorada, para encontrar el amor, no basta con desearlo, hay que oírlo. No se trata de buscarlo, te tiene que encontrar. Tienes que poder tocarlo, pellizcarlo, abrazarlo, morderlo, besarlo, sentirlo cosido a tus costuras, y sobretodo ser correspondido. 

martes, 1 de febrero de 2011

Febrero


("Brillas" - Fotografía de Leyre L.G)

Ha llegado febrero. Ha entrado sigilosamente por la puerta y ha lanzado un tímido "hola" para no molestar(me). El frío aún cala en mi piel, pero ya no se instala en mis huesos, ni siquiera en mi corazón, que ha aprendido a latir al descompás; porque en esta vida, si hay algo que le da sentido, son las imperfecciones, las idas y venidas, las grietas y arrugas, el viento que nos revuelve el presente y nos empuja hacia el futuro. Y es que, desde que estás tú, le das cuerda para seguir funcionando. Le has dado sentido a las noches de luna menguante para que mi mirada no naufrague entre las estrellas, le has dado dulzura a mis sonrisas y alas a mi imaginación, para que pueda seguir soñando e inventando castillos en el aire.