Todo cuanto encontréis aquí escrito - salvo lo especificado - son retazos de mi caótica mente, fragmentos de vidas pasadas, de mi presente, o del presente de algún alma errante imaginado.

Así mismo, las imágenes que son publicadas junto a los textos, también son de mi cosecha, excepto algunas al comienzo del blog. Suelo dejar una pequeña referencia debajo de las mismas.

Por favor, no toméis nada prestado sin avisar. Gracias. Puedes contactar conmigo a través del correo electrónico: nodisparenalapianista@gmail.com

Un saludo, y ¡gracias por vuestra visita y comentarios!



Arpegios

domingo, 11 de diciembre de 2011

VII. Lucía

(Si pincháis en "Dave" podréis 
averiguar qué pasó anteriormente).

- Hola chica picante - susurró una voz grave al oído de Lucía. 

Dio un pequeño respingo y giró sobre su talones. Allí estaba Dave, aquel chico desconocido del metro con quien había intercambiado mensajes en alguna ocasión. Habían decidido encontrarse, por fin, cara a cara en un bar del centro de la ciudad:  

- Grr... ¡pues sí que es sexy tu voz! - exclamó Lucía mientras le daba dos besos. 
- Gracias... - se sonrojó. 
- ¿Sabes? Tenía ganas de conocerte, después de tanto tiempo y tanto mensaje...
- No mientas, en realidad estás aquí por mi voz. - le sacó la lengua.
- Tal vez... ¿tienes cosas interesantes que decirme o contarme? - preguntó con suspicacia.
- ¿Quieres averiguarlo? 

Caminaron hasta una de las mesitas más alejadas del local. La música era tranquila, versiones acústicas de canciones actuales, la luz, tenue, ambarina, íntima. La gente se arremolinaba en pequeños grupos, algunos bailando, otros riendo, parejas besándose, adolescentes con ganas de comerse el mundo... Lucía y Dave hablaban y bromeaban ajenos a toda aquella algarabía que transcurría a su alrededor, cómplices de un juego ingenioso y seductor que los iba atrapando poco a poco el uno en el otro:  

- ¡No me puedo creer que no hayas tomado nunca café con Baileys! - exclamó sorprendida Lucía. - ¡Pruébalo!
- La verdad es que prefiero probarte a ti... - sonrió Dave mirándola directamente a los ojos.
- ¡Já! Y luego dice que no le gusta jugar... - suspiró Lucía poniendo los ojos en blanco. 
- Contigo sí me gusta... - continuó Dave mientras se acercaba, y susurrando dijo - jugaría contigo en tu cama ahora... Bueno... jugarían más bien mis manos entre tus curvas...
- ¡Yo soy icewoman! - trató de escabullirse Lucía, haciéndose la dura, sin mucho éxito.
- Pues te estoy derritiendo... 


(Relato dedicado a V.)

6 comentarios:

AmanecerNocturno dijo...

Buen comienzo para una historia de amor con futuro.

Contradictorio dijo...

Calor humano para derretir a Icewoman, me gusta ;)

Charlotte dijo...

TU BLOG ES GENIAL! Enserio, me he quedado anonadada con varias de las entradas que he leido! Apuff increíble se queda corto. TE SIGO SIN DUDA! Tienes tuenti? Me gustaría que te pasases por mi blog y me dejases un comentario, no soy nueva en esto, pero el nuevo blog si y me gustaría mucho la opinión de una personita como tu :D aquí esta el link: http://lasmilsonrisasdechesire.blogspot.com/ y por si quieres el tuenti es este: Esperando la Respuesta. Besos mil, Charlotte o Ceache doble, como prefieras ;)

Carlos Rodríguez Arias dijo...

Todo hielo se acaba derritiendo sí señor
Un beso

Beta. dijo...

Que buena!! Lo de te estoy derritiendo.
Hay no supo que más decir eh :)
Besos

DANI dijo...

Me da a mi que esto acaba...... ;))

Besazos enormes