Todo cuanto encontréis aquí escrito - salvo lo especificado - son retazos de mi caótica mente, fragmentos de vidas pasadas, de mi presente, o del presente de algún alma errante imaginado.

Así mismo, las imágenes que son publicadas junto a los textos, también son de mi cosecha, excepto algunas al comienzo del blog. Suelo dejar una pequeña referencia debajo de las mismas.

Por favor, no toméis nada prestado sin avisar. Gracias. Puedes contactar conmigo a través del correo electrónico: nodisparenalapianista@gmail.com

Un saludo, y ¡gracias por vuestra visita y comentarios!



Arpegios

lunes, 14 de noviembre de 2011

Rotera

("Farol" - Fotografía realizada por Leyre L.G)
Permaneció, por un momento, eclipsada por el cálido resplandor de la vela titilando en el interior del farolillo. Era un duelo de luces y sombras entre su quietud, y la vertiginosa danza de imágenes que deambulaban en su mente. 

No recordaba cuando era la última vez que se había quedado a solas consigo misma, su enemigo más peligroso. Sabía que si permitía que sus pensamientos negativos atravesasen la barrera de la irracionalidad estaba perdida; aquel abismo de incontrolables puñales acabarían por desgarrar cualquier atisbo de positivismo y esperanza que pudiese albergar en su interior.

Sabía que la clave estaba en uno de los satélites de Júpiter, tenía que aferrarse a ese momento en el que descubrió que aunque el camino estuviese lleno de obstáculos, iba a ser capaz de saltarlos todos, iba a ser capaz de seguir soñando.  


5 comentarios:

Contradictorio dijo...

:)

Kashit0 dijo...

La segunda estrella, a la derecha.
;)

Pero uno mismo siempre debe ser su mejor amigo... creo que esa es la verdadera clave...

Carlos Rodríguez Arias dijo...

Me encantó
Un beso

Hiponoe dijo...

Encontrarse a uno mismo frente a frente es lo que más miedo puede dar.

DANI dijo...

Soñar es lo último que debemos dejas de hacer...recuérdalo :)

Yo nunca lo olvido.

Besazos enormes