Todo cuanto encontréis aquí escrito - salvo lo especificado - son retazos de mi caótica mente, fragmentos de vidas pasadas, de mi presente, o del presente de algún alma errante imaginado.

Así mismo, las imágenes que son publicadas junto a los textos, también son de mi cosecha, excepto algunas al comienzo del blog. Suelo dejar una pequeña referencia debajo de las mismas.

Por favor, no toméis nada prestado sin avisar. Gracias. Puedes contactar conmigo a través del correo electrónico: nodisparenalapianista@gmail.com

Un saludo, y ¡gracias por vuestra visita y comentarios!



Arpegios

martes, 2 de agosto de 2011

Azul Eléctrico

("Fulgor Artificial" - Realizado por Leyre L.G)


Ayer hubo tormenta eléctrica, la más espectacular de todo el año. Comenzó con un leve pulsar de las nubes, como si toda la energía del cielo se estuviese concentrando en un sólo punto, ronroneando y rugiendo. 


Una fina llovizna se dejó caer con delicadeza sobre los tejados, a penas se podía oír su murmullo, pero era como si toda la tensión acumulada se convirtiera en suspiros de agua. Entonces ocurrió, el cielo se iluminó de un azul eléctrico tan sobrecogedor que no pude sino sentir un cosquilleo de exaltación en mis entrañas. En ese momento, tuve miedo. Los relámpagos se encadenaban unos a otros en a penas unos segundos. La noche se hacía día con un pálido resplandor. Destellos silenciosos electrizando el firmamento. Aquello era un despliegue mágico y espectacular de la naturaleza en estado puro.


Y allí estaba yo, agazapada en la ventana, viendo el maravilloso espectáculo de luces, contando los segundos entre cada centella y cada trueno, como si así pudiese predecir en que momento la tormenta se dispersaría y dejaría entrever el fulgor titilante de las estrellas. 
 

4 comentarios:

Memory dijo...

Te podrás preguntar qué es lo que hago aquí, sinceramente fue por pura casualidad y ahora que lo encuentro me alegro de esa casualidad.
Las tormentas eléctricas siempre me parecieron especiales, es curioso, inquietante cuando la naturaleza se manifiesta en todo su esplendor.
Saludos, me pasaré aquí más seguido.
Cuando puedas visita mi espacio ;)

Ene dijo...

Adoro las tormentas: las eléctricas, las de fuertes lluvias... Todas. Me encanta observarlas en silencio y compartir la noche con ellas. Sobretodo la noche.

Besitoooos

Summer dijo...

Preciosísima esta entrada :D Hace poco presencié con mi amiga una tormenta eléctrica absolutamente impresionante y fue justo como lo describes. Recuerdo que íbamos en coche, y estábamos muy asustadas porque los rayos pasaban considerablemente cerca...

Un saludo :)

MâKtü[b] dijo...

La naturaleza es tremenda...