Todo cuanto encontréis aquí escrito - salvo lo especificado - son retazos de mi caótica mente, fragmentos de vidas pasadas, de mi presente, o del presente de algún alma errante imaginado.

Así mismo, las imágenes que son publicadas junto a los textos, también son de mi cosecha, excepto algunas al comienzo del blog. Suelo dejar una pequeña referencia debajo de las mismas.

Por favor, no toméis nada prestado sin avisar. Gracias. Puedes contactar conmigo a través del correo electrónico: nodisparenalapianista@gmail.com

Un saludo, y ¡gracias por vuestra visita y comentarios!



Arpegios

jueves, 28 de julio de 2011

Aquel beso...

- Joder... - suspiró apesadumbrado.
- ¿Qué pasa? - le pregunté con curiosidad, pues había visto cómo apretaba con fuerza su mandíbula. 
- En serio, nunca dejes que me quede en silencio... enseguida me pierdo entre... 


No llegó a acabar la frase, se levantó de golpe y rebuscando en sus bolsillos, sacó un mechero Zippo. Era de color metalizado, liso, sin inscripción alguna. Lo observó atentamente, como si estuviese intentando comunicarse mentalmente con él. Decidí intervenir:


- Hoy estás muy raro... Por más que mires al mechero, no te va a hablar, ¿lo sabes, no?
- Muy graciosa... - suspiró. 


Entonces, caí en la cuenta:


- ¿Es por esa chica, no? 
- Sí... 
- ¡Joder Álvaro! ¡Hace ocho meses de eso! Con lo que tú eras antes, ya deberías haberla superado...
- Esto es muy diferente - me miró directamente a los ojos, muy serio.
- Está bien... cuéntame, sacar los recuerdos o los problemas al exterior ayudan a verlos desde otra perspectiva, quizá pueda ayudarte... 
- Me estaba acordando de la primera vez que quedé con ella. Hablábamos sentados en un banco. Nada importante, era una forma de evitar ese incómodo silencio... Yo me moría de ganas por besarla. Intentaba por todos los medios acercarme a ella, sólo por no asaltarla de golpe y que me respondiera con un bofetón. Luego pensé que por una vez en la vida podría arriesgarme, y si salía mal... al menos lo había intentado. 
- Entonces al final, ¿la besaste?
- Sí. Lo recuerdo perfectamente. Me acerqué a ella muy lentamente y posé mis labios sobre los suyos. Fue gracioso porque... se puso toda tensa, su cuerpo, su postura, ¡hasta sus labios! Creí que le había molestado, sin embargo no se apartó, se dejó besar. Sus labios eran carnosos, suaves... Abrí los ojos y descubrí que ella me estaba mirando. Eso fue lo más extraño. A mi siempre me habían dicho que se debía besar con los ojos cerrados, pero ella... ella me miraba mientras me besaba. Sentí como una descarga de adrenalina me recorría de pies a cabeza. Cuando me aparté, no dijo nada, pero ambos sonreímos... Y bueno, ahora mismo no recuerdo si se lanzó o ella o volví a lanzarme yo... tengo los recuerdos un poco distorsionados... 
- Guau... ¡se me han puesto los pelos de punta! - exclamé. - ¡Es precioso!
- Eres la primera que sabe como realmente fue... y ahora que te lo he contado... suena como el argumento de una película de amor... 
- ¿Crees que ella se acordará de aquel beso?
-  No lo sé... 
- ¡Venga, te invito a algo! 
- ¿Cuando? ¿Ahora?
- Sí. Vamos a brindar por ese beso de película, fuiste un valiente y apuesto caballero que la conquistó con un beso...
- ¡Já! ¡Pero si la historia ha acabado mal!
- ¿Y? En aquel momento la derretiste, y no creo que pueda fardar de otro beso así... ¡Relájate y disfruta de la vida!

5 comentarios:

Ene dijo...

Pues eso!!!
Besazo que se llevó la chica sin esperarlo. Está claro que lo recuerda. Y lo comparará con el resto de besos que reciba. Estoy segura de ninguno conseguirá superarlo.

Tremendo relato, guapa.

Muaks para tiiii!

Beta. dijo...

Eso es una buena amiga, y un buen beso :)
Bonito dialogo!! besos

MissKowalski dijo...

Lo mejor son los besos inesperados (que se lo digan a Carbonero). Y sin duda, hay besos inolvidables que nos persiguen a pesar de los años, y de los nuevos besos que nos encontramos en el camino.

Contradictorio dijo...

Ains, besos... me ha gustado pero me he puesto muy moñas xD

Ove I. Moore dijo...

Ojalá todo el mundo estuviera tan dispuesto a dejarse llevar después de un arranque caballeroso :) Aún así, me uno al brindis por el atrevido amante!

Besitoches Elendilae!