Todo cuanto encontréis aquí escrito - salvo lo especificado - son retazos de mi caótica mente, fragmentos de vidas pasadas, de mi presente, o del presente de algún alma errante imaginado.

Así mismo, las imágenes que son publicadas junto a los textos, también son de mi cosecha, excepto algunas al comienzo del blog. Suelo dejar una pequeña referencia debajo de las mismas.

Por favor, no toméis nada prestado sin avisar. Gracias. Puedes contactar conmigo a través del correo electrónico: nodisparenalapianista@gmail.com

Un saludo, y ¡gracias por vuestra visita y comentarios!



Arpegios

miércoles, 6 de julio de 2011

Demasiadas horas, demasiados minutos...

No llega a ningún lado, 
se queda ahí, atrapada,
con toda la rabia en su garganta,
sin atreverse a gritársela al mundo,
con todas sus ganas enredadas
en su cuerpo entumecido.


Son demasiadas horas las que 
pasa encadenada a esa silla de madera,
astillada, agrietada...
Demasiados los minutos en que sus pensamientos
giran trescientos sesenta grados
hasta transformarse en algo irreconocible,
hasta transformarle en alguien irreconocible. 


Emplea más tiempo para pensar que para soñar.

3 comentarios:

N dijo...

Llegará el momento en el que esa rabia atravesará sus cuerdas vocales a modo de gritos fuertes y sonoros. Contener la rabia no es bueno, no, no..

Un beso!!

Mr. X dijo...

Me gustó mucho, no sé, tiene algo
un beso

Contradictorio dijo...

Hay que soñar más, sobrevivir a base de soñar ;)