Todo cuanto encontréis aquí escrito - salvo lo especificado - son retazos de mi caótica mente, fragmentos de vidas pasadas, de mi presente, o del presente de algún alma errante imaginado.

Así mismo, las imágenes que son publicadas junto a los textos, también son de mi cosecha, excepto algunas al comienzo del blog. Suelo dejar una pequeña referencia debajo de las mismas.

Por favor, no toméis nada prestado sin avisar. Gracias. Puedes contactar conmigo a través del correo electrónico: nodisparenalapianista@gmail.com

Un saludo, y ¡gracias por vuestra visita y comentarios!



Arpegios

miércoles, 15 de junio de 2011

Perdido

Creo que sigo estando igual de perdido que cuando tenía dieciséis años; creía que me había encontrado, pero simplemente dejé de buscarme. Me conformé con lo que tenía, con lo que sentía y con lo que veía, aunque no me gustase. A veces siento el impulso de saltar para estrellarme contra el suelo y así despertar de golpe, y pensar que todo ha sido un mal sueño, y que no estoy metido en toda esta mierda que cada vez me asfixia más.


Quizá las drogas no fuesen la mejor solución para evadirme de la realidad, lo reconozco, pero cuando sientes que todo en lo que habías creído se derrumba, todos en quienes habías confiado te dejan de lado, te agarras a cualquier clavo ardiendo. 


Cuando era pequeño soñaba con verme, en un futuro, trabajando en mi propio bar, con los clientes habituales, de copa, puro y café a media tarde, con una esposa maravillosa y un par de hijos correteando, llenos de inocencia y vida. Pero supongo que la vida sólo les sonríe a los de siempre, a los demás, siempre nos putea. 


Quizá algún día lo haga, quizá algún día sea lo suficientemente valiente, aunque sea lo último que haga, para cambiar todo esto, y ser, de nuevo, aquel chico de mirada brillante, de sueños atrapados en botes de cristal, que soñaba por encontrar su destino en un camino lleno de espinas.

3 comentarios:

Summer dijo...

Impresionante. Menuda escritora tenemos aquí...!
Creo que todos nos hemos sentido alguna vez perdidos, pero cierto es que nuestros seres queridos han estado ahí. Aunque no lo creíamos, porque no nos lo decían.

Hoy en día es demasiado fácil caer en las drogas. Basta con estar en el sitio y hora exactos.

Un saludo :)

MissKowalski dijo...

Jo, ¿sabes que yo quería ser camarera? era mi sueño...desde pequeña hasta los 14 o 15 años, jaja. Mi padre estaba preocupadísimo por ello, aunque a mi me parecía muy cinéfilo, en plan Bar de Rick en Csabalnca :)

muy buen escrito, como siempre

Contradictorio dijo...

Recuerda lo que me pusiste en mi blog:

Tarde o temprano nos encontraremos