Todo cuanto encontréis aquí escrito - salvo lo especificado - son retazos de mi caótica mente, fragmentos de vidas pasadas, de mi presente, o del presente de algún alma errante imaginado.

Así mismo, las imágenes que son publicadas junto a los textos, también son de mi cosecha, excepto algunas al comienzo del blog. Suelo dejar una pequeña referencia debajo de las mismas.

Por favor, no toméis nada prestado sin avisar. Gracias. Puedes contactar conmigo a través del correo electrónico: nodisparenalapianista@gmail.com

Un saludo, y ¡gracias por vuestra visita y comentarios!



Arpegios

lunes, 20 de junio de 2011

La magia del verano

("Desde el mirador" - Fotografía realizada por Leyre L.G)


Abrí la persiana y volví a sentir ese olor tan característico de pueblo; calma, campo, silencio, terraza, cañas, parrilladas, verano... Cuando era más pequeño solía veranear siempre aquí, en casa de mis abuelos. Pero conforme pasaron los años... la ciudad acabó absorbiendo todo mi tiempo, mi vida, y tal vez incluso, mi destino. Supongo que el trabajo lo cambia todo. 


Permanecí apoyado en la ventana de mi cuarto, cuánto echaba de menos ésta paz. A lo lejos contemplé la iglesia, donde cientos de cigüeñas anidaban sin a penas dejar espacio entre las unas y las otras. Su crotorar me hizo sonreír. Recuerdo que solía subir al mirador con mi padre a verlas, mientras iban y venían en los atardeceres del mes de julio. Los cigoñinos comenzaban a ejercitar sus alas, y yo las animaba desde el suelo. De niño todo es magia.


El cielo nocturno estaba completamente despejado, pudiendo vislumbrar las miles de estrellas que en aquel momento parpadeaban, brillando y eclipsando mis pensamientos. Reconocí a Sirio de inmediato, la estrella más brillante, cambiando de color constantemente. 


Casi había olvidado toda esta magia que en verano conseguía hacerme sonreír, y dejar a un lado todas las preocupaciones. Desde el piso de abajo oí que me llamaban, sacudí la cabeza con condescendencia y cerré la ventana. "Bienvenido a casa, pequeño Peter Pan", me susurré con emoción. 

4 comentarios:

Eva Cohen dijo...

Que disfrutes de la vuelta a casa.
¿Ya has acabado los examenes? La envidia me corroe...

Summer dijo...

Sin duda los mejores recuerdos del verano son de cuando éramos pequeños. O al menos, en mi caso, son los sueños más coloridos.

Yo pertenezco a uno de esos pueblos-ciudad costeros que se alimentan del turismo y la verdad, creo que ya he olvidado de cualquiera que fuese su magia. De hecho estoy loca por irme a la ciudad, ciudad.

Preciosa entrada, un saludo :)

Contradictorio dijo...

Volver a casa realmente es mágico :)

Anónimo dijo...

C: he de reconocer que nunca me ha gustado estar fuera de la ciudad durante mas de dos semanas, mi pueblo es muy aburrido, pero en verano, es lo mejro para desconectar! espero que la sonrisa te dure mucho mucho!! un besiito!! :)