Todo cuanto encontréis aquí escrito - salvo lo especificado - son retazos de mi caótica mente, fragmentos de vidas pasadas, de mi presente, o del presente de algún alma errante imaginado.

Así mismo, las imágenes que son publicadas junto a los textos, también son de mi cosecha, excepto algunas al comienzo del blog. Suelo dejar una pequeña referencia debajo de las mismas.

Por favor, no toméis nada prestado sin avisar. Gracias. Puedes contactar conmigo a través del correo electrónico: nodisparenalapianista@gmail.com

Un saludo, y ¡gracias por vuestra visita y comentarios!



Arpegios

viernes, 20 de mayo de 2011

XII. Otra Noche y Sin Compromiso

Cuando llegaron al callejón, Cristina seguía forcejeando a duras penas contra Dani, quien la acorralaba con todo su cuerpo contra la pared. 
Con una mueca de desprecio, Luis le agarró del hombro, y de un solo estirón consiguió separarle de Cristina. 
  • ¡Te dije que este querubín me daba mala espina! - le gritó a Fran sin dejar de mirar a su presa. - Llévatela de aquí, yo me encargo... 
  • ¡No seas muy duro! - le sonrió su amigo mientras se llevaba a Cristina rodeándola por la cintura. 
  • Tranquilo, ¡sólo vamos a tener una pequeña charla el angelito y yo! ¿Verdad rubiales? - le espetó a Dani. 
Caminaron hasta encontrarse de nuevo con Claudia, que en cuanto los vio, echó a correr a abrazar a su amiga. 
  • ¡¡Cris!! ¿Estás bien? ¿Te ha echo algo? ¿Tienes algo? ¡Maldito capullo, como lo coja! - masculló entre dientes. 
  • S... sí... estoy... estoy bien... - dejó caer su cabeza contra el hombro de Claudia, y sin poder evitarlo comenzó a llorar. 
  • Tranquila... sshh... ahora estás aquí, a salvo... - susurró, mientras le lanzaba una mirada interrogante a su hermano. 
  • Todo controlado, tranquila, Luis está con él - afirmó con voz grave. 
  • ¡Espero que le corte los huevos!
  • Yo espero que no haga algo de lo que luego se arrepienta... 
  • ¡Pero qué dices! ¡Ese animal se merece que... que... mira, no sé! 
  • Anda, os acompaño a casa, necesitáis descansar, ha sido una noche muy dura... 
  • Gracias... - dijo Cristina entonces, en un susurro a penas audible.
  • No hay de qué, pequeña - susurró también Fran, mientras le acariciaba el pelo. 

4 comentarios:

Beta. dijo...

Aii que mono Fran ^^
besos

DANI dijo...

Jolín, tenía que llamarse Dani :( ja ja ja

Besos luchadores

MissKowalski dijo...

qué tierno :) estas cosillas te alegran la mañana :) gracias!!

Mr. X dijo...

Me gusta la historia
Un beso