Todo cuanto encontréis aquí escrito - salvo lo especificado - son retazos de mi caótica mente, fragmentos de vidas pasadas, de mi presente, o del presente de algún alma errante imaginado.

Así mismo, las imágenes que son publicadas junto a los textos, también son de mi cosecha, excepto algunas al comienzo del blog. Suelo dejar una pequeña referencia debajo de las mismas.

Por favor, no toméis nada prestado sin avisar. Gracias. Puedes contactar conmigo a través del correo electrónico: nodisparenalapianista@gmail.com

Un saludo, y ¡gracias por vuestra visita y comentarios!



Arpegios

martes, 29 de marzo de 2011

When he looks at...

Le miró con atención a los ojos y volvió a sentir esa presión creciendo en su pecho. De pronto no importaba nada más, el mundo parecía haberse detenido, el tiempo, las personas, todo. Algunos le decían que poseía un don, un regalo, una virtud que pocos humanos llegarían a conocer o comprender, pero él sentía todo lo contrario, aquello no podía manejarlo, llegaba de repente, se instalaba en sus huesos, en su corazón y tardaba en volver a recuperar la calma, en recuperar sus propios sentimientos, ideas o pensamientos. 


Había leído en foros de internet que los seres humanos poseemos cierto tipo de neuronas llamadas "neuronas espejo". Estas neuronas, desempeñan un importante rol dentro de las capacidades cognitivas ligadas a la vida social, como la empatía y la imitación. Las neuronas espejo detectan las emociones, el movimiento e incluso las intenciones de las personas con las que se habla, y reeditan en nuestro propio cerebro el estado detectado, creando así un "contagio emocional", es decir, que una persona puede captar o adoptar los sentimientos de la otra.


Hasta ahora nunca había sentido nada parecido con nadie, nunca se había contagiado de las emociones de otras personas, pero con ella era diferente. Podía saber exactamente qué era lo que sentía; su angustia, su dolor, su nerviosismo... Lo sentía en su propio cuerpo, en su propia piel, y no sabía cómo controlarlo.  


Entonces la abrazó. No supo exactamente por quien lo hacía, si por ella, o por él mismo, pero sintió que ambos necesitaban aquel abrazo. Necesitaba disipar toda la rabia que se estaba acumulando, devorando el ambiente, en el cual los dos estallarían en cualquier momento. 

3 comentarios:

Mr. X dijo...

Precioso
Un beso

El Drac dijo...

Cuando te encuentras con una persona así todas son sonrisas y casualidades llenas de magia. Un gran beso

Beta. dijo...

Im-presionante!
Es precioso, me encantaa!! :)
Impaciente por leer mas publicaciones tuyas! besos