Todo cuanto encontréis aquí escrito - salvo lo especificado - son retazos de mi caótica mente, fragmentos de vidas pasadas, de mi presente, o del presente de algún alma errante imaginado.

Así mismo, las imágenes que son publicadas junto a los textos, también son de mi cosecha, excepto algunas al comienzo del blog. Suelo dejar una pequeña referencia debajo de las mismas.

Por favor, no toméis nada prestado sin avisar. Gracias. Puedes contactar conmigo a través del correo electrónico: nodisparenalapianista@gmail.com

Un saludo, y ¡gracias por vuestra visita y comentarios!



Arpegios

martes, 15 de marzo de 2011

Vidas

La seguí desde las sombras, con ese nerviosismo que produce el saber que has encontrado algo bueno, algo bueno de verdad, que merece la pena ser leído a pesar de que nos golpee en la cara sin tapujos, tal y como es, la realidad. 


Observé agazapada todas esas letras, esos versos escritos con rabia por alguien que le ladra a la vida porque no tiene nada que perder, o simplemente se cansó de aparentar ser la chica buena del redil y ahora le aúlla a la luna. Retazos de puñetazos, de escupir en el suelo, de palabrotas y de entrañas al descubierto.


Vida de Perras se hace llamar.


A veces me pregunto si el vivir en esta vida nos convertirá, algún día, en algo parecido a esa rabia pasmosa que se acumulaba en nuestras venas cuando éramos adolescentes, y nos mordíamos las ganas por quemar las calles. Una versión del caos concentrado en un solo punto de nuestro cuerpo, en el que tarde o temprano tendremos que estallar. Que llegue un día en el que estemos tan asqueados de la gente, incluso de nosotros mismos, que hayamos perdido la razón, la fe, y la confianza, y nos hayamos convertido en espectros vivientes, aunque sin alma.

1 comentario:

Summer dijo...

No me gustó mucho la adolescencia, más bien fue una etapa de transición pero me quedo con la fuerza con la que se vive todo... y espero experimentar esa rabia que mencionas de nuevo. Y sobre ser espectros vivientes... recemos porque no.

Escribes muy bien, no te puedo decir mucho... sólo que me encanta leer tus entradas. Escribes realmente bien. Un saludo :)