Todo cuanto encontréis aquí escrito - salvo lo especificado - son retazos de mi caótica mente, fragmentos de vidas pasadas, de mi presente, o del presente de algún alma errante imaginado.

Así mismo, las imágenes que son publicadas junto a los textos, también son de mi cosecha, excepto algunas al comienzo del blog. Suelo dejar una pequeña referencia debajo de las mismas.

Por favor, no toméis nada prestado sin avisar. Gracias. Puedes contactar conmigo a través del correo electrónico: nodisparenalapianista@gmail.com

Un saludo, y ¡gracias por vuestra visita y comentarios!



Arpegios

jueves, 3 de febrero de 2011

Filosofías de noche...

El amor, o el estado de enamoramiento, (a veces) saca lo más inmaduro, irracional e infantil de nosotros mismos, que en nuestro estado normal y racional intentamos ocultar o suprimir, pero ahí está, bajo la superficie... Y a veces, acabamos perdiendo la cabeza.

8 comentarios:

E. dijo...

El amor es un asco xD

Contradictorio dijo...

El amor nos vuelve imbéciles, y si es amor de verdad co-dependientes, el amor es como una droga, si no tienes tu dosis tienes mono y te alteras. Y si tu felicidad depende aunque sea mínimamente de otra persona estás completamente perdido...

MâKtü[b] dijo...

Yo soy de las que piensa que saca nuestro "verdadero yo". La parte lógica y madura es la máscara que nos ponemos para poder vivir en sociedad. El amor saca lo mejor de nosotros... pero hay que tener cuidado, no todos los "amores" son lo que parecen...

DANI dijo...

Viva la inconscienciaaaaaaaa!!!!!!! ja jaja ojalá pudiera vivir en un estado de enamoramiento perpétuo.

Besos bonitos

Vero. dijo...

tiene toda la razón tu texto :)
pero a mi me encanta perder la cabeza :D

Mr. X dijo...

Y aun así somos tan felices cuando nos enamoramos, te sigo :)

Beautiful Disaster dijo...

Y hay que ver lo bien que sienta sacar ese lado infantil a la luz y perder la cabeza de vez en cuando :)
Un besito♥

tinta negra dijo...

pero a pesar de ello también saca lo mas dulce de nosotros!°


Saludos!°