Todo cuanto encontréis aquí escrito - salvo lo especificado - son retazos de mi caótica mente, fragmentos de vidas pasadas, de mi presente, o del presente de algún alma errante imaginado.

Así mismo, las imágenes que son publicadas junto a los textos, también son de mi cosecha, excepto algunas al comienzo del blog. Suelo dejar una pequeña referencia debajo de las mismas.

Por favor, no toméis nada prestado sin avisar. Gracias. Puedes contactar conmigo a través del correo electrónico: nodisparenalapianista@gmail.com

Un saludo, y ¡gracias por vuestra visita y comentarios!



Arpegios

martes, 29 de junio de 2010

Ciudad Desierta




Parece una ciudad fantasma, mis pasos van haciendo eco por las calles. El sol ha caído ya tras el horizonte y las luces ambarinas de las farolas son mi única compañía. De vez en cuando escucho el grito jubiloso de las personas que están viendo el partido de fútbol en algún bar. Me sorprende cómo un deporte es capaz de reunir a tanta gente, de romper las barreras de la desconfianza y unirlos a todos como a una gran familia.


Comienzo a tararear una canción que llevo en mente todo el día y me da por sonreír abiertamente. Me gusta caminar a solas por la calle, aunque me gustaría que el Chat Noir me acompañase en ese momento, sólo porque admirase esa calma, esa tranquilidad, y no decir nada, tan sólo ese silencio roto por nuestros pasos.


Sacudo la cabeza sonriente y sigo ensimismada entre mis pensamientos hasta llegar a casa. La cena me espera y mi hambre no quiere hacerse esperar.


Regina Spektor - The Calculation

Pensamientos


- Ten cuidado...
- Lo se, lo se, cada día estoy mas convencido de que el hombre, entre comillas, es el único animal que tropieza dos veces sobre la misma piedra...
- Puedes evitarlo...
- ¿Y si no se?
- No es que no sepas, es que no quieres, que es diferente...
- Aunque eso me condene...
- Aunque eso os condene...
- Estoy perdido...
- No, aún estás a tiempo de cambiar las cosas...




Etapas




Tengo que comprar algo de tiempo, unas caladas que me hagan perder la poca razón que me queda, aunque de suficiente peso para tener los pies enterrados en el suelo, aunque tal vez no sea razón, sino miedo. Tengo que hacer una ensalada de los pocos días que me quedan, y tal vez sumergirme un poco más en esos ojos verdes, aunque ahora la responsabilidad se imponga en nuestro camino, y no nos deje mucho tiempo para perdernos.

Tengo que tirar todos los deseos guardados y escritos con ilusión, los que se cumplen verdaderamente son los que están en nuestro interior. Tengo que barrer algunas nostalgias, algunas inseguridades, algunos suspiros, algunas palabras, algunas conversaciones...

Siento que me estoy estancando y no se muy bien hacia dónde ir, siento que está empezando una nueva etapa y no me ha avisado de que debo estar preparada para empezar a caminar, aunque sí estoy con los sentidos en alerta, quizá demasiado.

Tengo que encontrarme, aclararme, resetearme, poner los datos a cero, e iniciarme de nuevo.

lunes, 28 de junio de 2010

No es buen aliado







Los años me dicen que el verano no es buen aliado para la razón...





domingo, 27 de junio de 2010

Tarde de piano

Mi última interpretación:

sábado, 26 de junio de 2010

Corre como los mayores


Atención pequeñuelos! Un nuevo videojuego de carreras de coches ya está disponible para PS3, XBox360 y PC.


Se trata de Blur, un juego de alta velocidad y vehículos notables, donde además participar en las típicas carreras con fuertes descargas de adrenalina, puedes modificar tu coche con un potente arsenal de armas que determinarán el destino de cada carrera. Además también puedes participar en modo multijugador. El juego promete carreras frenéticas, salvajes, rápidas, destructoras...


Hasta aquí, todo en orden, y aunque el anuncio ya es un poco antiguo, lo tenía en mente desde que lo vi anunciar en televisión, nada más y nada menos que en horario infantil.



Parece que ahora lo que se lleva es ser alguien alguien competitivo,

que llegará a cualquier extremo con tal de ganar una carrera.

Estos anuncios compiten con los de la DGT, haciendo atractivos los accidentes de coches y la velocidad, pretendiendo que luego se cumplan las reglas de circulación...


¿Este es el ejemplo que se le quiere dar ahora a los niños?


Es más, lo que más impacto me causó fue cuando esa especie de dinosaurio rosa intenta explicarle que lo importante no es ganar, si no participar, y el niño le responde con un puñetazo en la tripa y un "¡cierra el pico, flipao!". La agresión pasa a ser considerada como algo correcto, algo atractivo.


Quizá es que la publicidad negativa es la que más vende, pero siendo sinceros, creo que no hay que llegar a estos extremos para vender un producto, dónde la mayoría del público es infantil y no entiende aún lo que es correcto y lo que no.

jueves, 24 de junio de 2010

Burning Room


Se bebían a morro.
Sus labios se perseguían, se buscaban, se encontraban y volvían a perderse.
Sus respiraciones se sincronizaban, cada vez más aceleradas, jadeantes.
Sus cuerpos se fundían en abrazos, en manos entrelazadas, en lentas y delicadas caricias...
Eran cómplices del tiempo, de la noche, y de la pasión que en ese instante los derretía.

Étiolé


Últimamente no hago otra cosa que robarle las palabras a canciones o a películas. Hace varios días que no escribo nada que merezca la pena. Demasiado. Y no me gusta. A lo mejor me he oxidado ya, no lo se, tal vez sólo necesite ayuda de la noche, que siempre ha sido mi aliada, esa que siempre me invita a soñar.





(Texto adaptado, idea sacada de: fotolog.com/desvistelalluvia/56925675)

martes, 22 de junio de 2010

Just Imagination




Imagina que estás ahí...

The Loyal


T
i
g
e
r

L
o
u




lunes, 21 de junio de 2010

El gran salto



No me había parado a pensar que hoy, además de ser el día más largo del año, también es la noche más corta.



No se en qué momento decidí desconectarme y desatarme de esas cadenas que me tenían anclada al suelo, no se en qué momento decidí que ya era hora de subir al acantilado y mirar hacia el horizonte, aunque esta vez, llevo un paracaídas conmigo. Y ahora... he cogido carrerilla y he saltado de nuevo.

Creo que no estamos preparados para quedarnos quietos cuando sufrimos una caída, siempre nos levantamos y volvemos a saltar. Creo que es porque nos gusta esa sensación, la sensación de sentirnos libres, de sentir de nuevo ese cosquilleo cuando planeamos por el cielo, con el viento empujándonos hacia arriba y hacia abajo, cuando no pensamos en que podríamos volver a caer y volver a rompernos.

Y mientras tanto... disfrutamos del gran salto, y sonreímos, y disfrutamos de la vida, y nos decimos: la vida no se puede reducir a simples cálculos, ni racionalizar las emociones...

¡Feliz Verano! ¡Feliz día de luz y color!

II. Otra noche y Sin compromiso


- Ya estamos aquí, ¿nos habéis echado de menos? - pregunta divertida Claudia.
- Para nada, por mi como si os hubieseis quedado en el baño - contesta Luis.
- ¿Para dejarte mas tiempo a solas con mi hermano? Mmm... ¿estáis saliendo juntos?
- Jajaja... será mejor que nos vayamos Clau, y los dejemos un ratito a solas... - corrobora Cristina.
- ¡Anda no flipéis y vamos a jugar de una vez! - exclama Fran.
- Tranquilo, ¿eh? no te pongas nervioso... ya no hay nada que ocultar...

Luis hace el tiro de apertura. Con un golpe seco todas las bolas salen despedidas con fuerza de un lado hacia el otro de la mesa. Comienza metiendo un par de bolas de color en las troneras, ambos amigos entrechocan sus palmas en el aire y estallan en carcajadas por la buena jugada.

- ¡Muy buena Luis!
- Señoritas, me parece que esta partida está más que ganada, no tenéis nada que hacer - sonríe confiado Luis.
- Señorito, me parece que no es como empieza sino como termina - dice Cristina sacándole la lengua.
- Eso habrá que verlo... de momento, seguimos tirando.

Siguen metiendo un par de bolas más hasta que Luis pierde el turno.

- Atento
- ¡Dale Cris! - exclama su amiga.

Calcula el ángulo perfecto de tiro y con suavidad hace deslizar la bola blanca hacia las rayadas. Una a una va metiéndolas en las troneras. Sonríe con satisfacción al mirar las caras de asombro de sus rivales, y le guiña un ojo a Luis, quien mantiene su pose de tipo duro apoyado junto a la mesa. Éste le lanza una mirada furibunda como esperando poder vengarse.

- Me parece que ya no tenéis nada que hacer, así que no me mires así...
- Aún tenéis que meter dos más y la negra... pero admito que eres buena...
- Gracias...
- Las que tú tienes...

Turno para Fran.

- Bueno, yo soy un poco malo, ¿eh? No me lo tengáis en cuenta...
- Será mejor que atines, ¡porque como perdamos esta oportunidad nos ganan!
- No te preocupes, aún tiene que tirar mi hermanita, y ella... tampoco es muy buena... jaja...
- ¡Eh! ¡Serás cabrón! Mira, si ganamos nosotras, nos tenéis que invitar a unos cubatas, y bailar una conga por el bar, en plan... novios, o sea, muy juntitos... y daros un muerdo... jajaja...
- Vale, y si ganamos nosotros... tenéis que hacer un estreaptease, y bailar muy provocativas, en plan que os tengáis que sentar encima nuestra... y... - dice Luis.
- ¡Eh, eh! ¿Pero tú de qué vas? - grita Cristina.
- ¿A qué no hay? - le provoca. - Claro... debía haberlo imaginado... sois demasiado crías... ¡aprended a jugar en el patio de los mayores!
- ¡Trato echo!
- ¡¡Claudia!! ¿Pero qué haces? Yo no pienso hacer un estreaptease delante de estos cerdos, y mucho menos sentarme en las piernas de nadie....
- Pero cambio lo de la conga y los cubatas por lo mismo que vosotros... nos hacéis un bailecito, os quedáis en calzoncillos, y por último os dais un muerdo de esos que hacen historia...
- Trato echo - confirma Luis.

domingo, 20 de junio de 2010

XI. Solteras y Sin compromiso


- Date prisa, nos están esperando - le instó Cristina.
- ¡Que esperen! - exclamó Claudia - además... así pueden hablar también de nosotras... Pásame el rímel anda...
- Ten
- Bueno... ¿Qué te parece Luis? ¿Has estado hablando con él durante el camino?
- Sí...
- ¿Y?
- Parece un poco... salvaje... loco...
- ¡Nena! ¿Y eso te preocupa? ¡Imagínate como será en la cama!
- ¡Claudia!
- ¿¡Qué!? Oye que si no puedes con él, ya sabes... me lo pasas... además... siempre puedes liarte con mi hermano...
- Jajaja, ¡estás loca! ¿No me habías dicho que con tu hermano ni de coña?
- Ya... pero... si quieres pasar un buen rato... no se... ¿no?
- ¡No!
- Bueno, tú de todas formas pónselo un poco difícil, que se lo trabaje...
- Sí...
- ¡Vaya ánimo, eh! Si lo se, no te saco de casa... ¡Venga, salgamos y démosles una paliza al billar, que se enteren de que aquí quien mandan son las mujeres!
- Yeah, prepárate Luis...

sábado, 19 de junio de 2010

III. Jazz Night




Por tercera vez consecutiva volvemos a pisar nuestro adorado templo musical de cada viernes. Se me antoja cambiar de bebida y decidimos probar la Piña Colada. Para mi gusto, demasiado hielo, aunque se aprecia el inconfundible sabor a coco.

Observo que hay menos personas que en otras ocasiones, aunque los especímenes siguen siendo igual de estrafalarios que otras veces. Nos situamos en una mesita alumbrada con una pequeña vela, cerca del lugar dónde tocará el grupo. Esta vez está compuesto por un bajista, un pianista, un guitarrista y el batería.

Hacen un pequeño ensayo para probar la acústica y el modo de señalización que usará cada uno para luego darse las entradas. Nosotros esperamos expectantes. Comienzan con un clásico tema muy conocido, "Tequila" de Richie Valens. Los acordes se suceden, comienzan a sintonizar, aumentan el ritmo y la melodía se va apoderando de mis sentidos. Observo como mis dedos ya comienzan a repiquetear nerviosos encima de mis piernas, que también se mueven al compás de la batería, y mis pies, yo entera no puedo parar.

Primer solo de guitarra. "Me encanta este hombre" pienso divertida. Sus caras también son un poema, pero porque está totalmente poseído por la melodía. Me imagino a mi misma interpretando también ese solo y me doy cuenta de que seguramente yo también pondría esas caras. Se muerde el labio, juega arriba y abajo con su guitarra como si estuviese bailando con ella. Simplemente me encanta.

Con un gesto le indica al del piano que es su turno. Sus dedos ágiles se revuelven inquietos por las teclas, saltan y bailan al compás de ese ritmo casi desenfrenado. Y el bajo los arropa a todos, su ritmo es constante y grave, dándole al conjunto una perfecta armonía.

En una de las canciones me siento realmente feliz, no puedo aguantarme las sonrisas y me fundo con la melodía que llega a su clímax, mi boca se entreabre y deja escapar algunos suspiros, estoy en éxtasis, mi cuerpo tiembla a cada redoble, a cada acorde, a cada solo, es realmente fantástico.


Al final todos estallamos en aplausos, se nota que son buenos, su música nos encandila dejándonos un buen sabor de boca.

viernes, 18 de junio de 2010

IV. Otra noche


- Oye Fran, resuélveme una duda existencial - dijo Luis mientras escogía un palo para jugar al billar.
- Dime
- ¿Por qué las mujeres siempre van juntas al baño?
- Será para hablar de nosotros...
- En serio, no lo entiendo, acabamos de llegar, vamos a jugar, joder, ¿qué les cuesta dejarlo para después, o decírnoslo en la cara?
- Son mujeres... no intentes entenderlas... Por cierto, ¿qué te parece Cris?
- Está buena
- Ya tío, la verdad es que hacía tiempo que no la veía...
- Y tu hermana también...
- ¡Eh, cuidado con lo que dices tío, que es mi hermana!
- ¿Y? No me digas que ahora te vas a poner protector con ella cuando os habéis pasado todo el camino discutiendo...
- Ya, pero joder, es mi hermanita, y no quiero que ningún capullo la trate mal...
- ¿Me estás llamando capullo?
- Sí... jajaja...
- Joder, bueno, de todas formas... yo no quiero nada con ella, ¿eh? Que te quede claro...
- ¿Y con Cris?
- No se, parece una chica seria, no creo que quiera un aquí te pillo, aquí te mato...
- ¿Te cuento un secreto?
- ¡Dispara vaquero!
- Creo que lo acaba de dejar con su novio, o bueno, hace algún tiempo...
- ¿Y? A mi me la sopla que tenga o no novio, yo atacaría de todas formas, já, qué poco me conoces...
- No, te lo digo porque supongo que ahora no querrá nada serio con nadie, entonces tendrás más oportunidad de un... ¿cómo has dicho? aquí te pillo, aquí te mato...
- Entendido... Entonces prepararé mi estrategia infalible para que no pueda resistirse... y espero que me lo ponga más difícil que la última vez...
- Te estaré observando... ¡Ah, mira! Ahí llegan...

No es mucho pedir




Esta noche necesito algo... algo como baladas de John Mayer sonando de fondo, necesito una manta para poder tumbarme y un cielo despejado, que sea 13 de Agosto y que las estrellas fugaces surquen el cielo para así poder pedir muchos deseos, que aunque luego no se cumplan, yo en ese momento seré feliz... Y ver la luna, y no pensar en nada más, y oír a las cigüeñas, y a la gata de la vecina maullar sobre el alféizar de mi ventana, como si necesitase de mi compañía, y contar los segundos antes de que sean las OO:OO para acordarme de, y no sentir miedo como lo estoy sintiendo ahora, y que tal vez lo sienta mañana... Y quiero una brisa de verano, que haga calor para ir en tirantes, y quiero fotografías, y sentir que todo irá bien, no importa cómo, pero que al fin pueda respirar tranquila, y volver a soñar, y reírme a carcajadas, y no recordar más de la cuenta si no es para alegrarme por lo que he vivido, y leerme un buen libro, y una tarde de piscina con mis amigos, y disfrutar, y levantar un poco los ánimos sobre estas manos que se esfuerzan cada día porque esté un poco más arriba...

Esta noche necesito una ciudad iluminada por luces ambarinas, y ese silencio.... Un silencio tan sólo descubierto por el rumor de la vida, y por mis sentidos... Necesito calma, música, no necesito de mis temores, ni de mis lágrimas saladas, ni de mis sollozos sordos, ni de mis manos temblorosas, ni de mi respiración entrecortada... Necesito que el viento vuelva a soplar a favor de la corriente para izar mis velas y poder surcar de nuevo los mares sin temor a ser asaltada por piratas...


Gravity - John Mayer

jueves, 17 de junio de 2010

Telebasura


Cual es mi sorpresa al encender hoy la televisión y encontrarme con un nuevo anuncio de cosméticos, nada más y nada menos que una nueva máscara para pestañas de una marca tan famosa como L'Oreal.

¿Te imaginas tener millones de pestañas al momento? reza el anuncio.

Observo atenta como la chica desenrosca el cepillo para aplicárselo a las pestañas y conseguir así un magnífico volumen. Cual es mi sorpresa y mi consiguiente carcajada cuando escucho una nueva palabra inventada exclusivamente para darle un efecto mas realista.

"¡¡Prueba ahora el nuevo cepillo millonizador!!" "¡Claro que sí! Para conseguir un millón de pestañas necesitas un "cepillo millonizador"" pienso.

¿Quién ha sido el gran talento que se ha inventado esa palabra? Me recuerda a otros muchos productos, también relacionados con el mundo de la belleza, del cuidado de la piel, y del pelo, que inventan nuevos conceptos para que resulte más atractivo, o quizá con más fiabilidad. Y si ya le ponemos una bata blanca, unas gafas y un escenario impoluto, perfecto.

¿De verdad alguien puede llegar a creerse que gracias a ese cepillo puede conseguir un millón de pestañas?

Es más, lo que pretenden vender no es sólo que puedas lucir unas pestañas de impacto, si no que gracias a ese producto podrás ser alguien con personalidad, alguien que sabe lo que quiere, alguien guapo, ¿por qué no? alguien especial que es digno de llevar ese producto de una marca tan famosa.

Actualmente el papel que tiene la publicidad, a parte de el de vender sus productos, es el de mostrar una identidad que el consumidor debe adquirir, una construcción de su personalidad como si eso fuese lo único importante en la vida. Un egocentrismo absoluto, un narcisismo extremo donde lo que prima es la belleza exterior. Y para ello, harán y se inventarán cualquier cosa o palabra con tal de captar la atención de sus clientes.

martes, 15 de junio de 2010

Tempestad


Llueve. No puedo evitar exclamar un "por Dios". Una cortina de agua se extiende por toda la calle, y algunas personas intentan protegerse bajo las cornisas de los edificios, sin éxito alguno. Decido apagar la luz, la música y escuchar la fuerza de la naturaleza. De repente, el cielo se ilumina eléctrico y segundos después el clamor de un trueno desgarra el aire. Me asomo a la ventana divertida, y observo como el agua desciende con rapidez por unas escaleras, formando una catarata artificial. En este momento pienso, "debería haberme comprado esas dichosas botas de agua".

Oigo a niños reírse divertidos bajo la lluvia y a otros exclamar malhumorados su mala suerte al encontrarse bajo la tempestad.

Lleva una semana lloviendo y no parece que el tiempo de tregua para poder disfrutar de unos rayos de sol.

Chat Noir



Con la música puesta de fondo, algo sencillo, música de piano para evitar que mis pensamientos se centren en otra cosa que no sea el apasionante mundo del Desarrollo del Lenguaje, intento avanzar entre las páginas del taco de apuntes recogidos durante el curso, cuando de repente, creo escuchar como si algo o alguien golpease la ventana. Miro la hora de mi reloj que descansa sobre la mesa y me imagino al vecino de arriba arrastrando los muebles, así que no le doy mayor importancia. Sin embargo, vuelvo a escuchar, ahora mas fuerte y más claro, un ruido en la ventana e intento imaginar quien puede ser.

De un salto salgo de mi escritorio y me encamino hacia ella, abro la cortina, y en efecto, ahí está, aquel gato negro de ojos verdes que de vez en cuando se deja caer por aquí. Lo miro entre curiosa y sonriente, no me esperaba su visita tan pronto y eso parece que le causa cierta satisfacción porque su mirada denota alegría. Ágil, da un salto desde el alféizar a la calle desapareciendo tras la esquina, no me queda otro remedio que salir en su busca.

Rápidamente me cambio de ropa, aún en pijama no creo que esté muy bien salir así, aunque no creo que a él le importe. Nada mas abrir la puerta, ya espera sentado en el descansillo de las escaleras, aunque sin atreverse a avanzar más.

- ¡Vaya! Pero qué guapo has venido hoy - le digo mientras le rasco detrás de las orejas.

Él ronronea y se deja acariciar, para ser un gato es bastante cariñoso. Me agacho y lo cojo en brazos, parece tranquilo y su mirada brilla con la luz que llega de la calle.

Pasados diez minutos parece recobrar su independencia y me pide que lo deje marchar, como si tuviese algo importante que hacer entre garras. Lo dejo de nuevo en el suelo y me despido con una sonrisa. Antes de que llegue a cruzar el portal, se vuelve para mirarme, como diciéndome que volvería a dejarse caer por aquí.

lunes, 14 de junio de 2010

Se torció el camino...




Se torció el camino tú ya sabes que no puedo volver... son cosas del destino, siempre me quiere morder... Y puede ser que la respuesta sea no preguntarse por qué...

Yo seguiré mirando al cielo, tú nunca quisiste volar...

Mi pobre corazón de hierro, se me fue oxidando con las penas...




Ha sido divertido, me equivocaría otra vez...


domingo, 13 de junio de 2010

Quemando Recuerdos


Voy hacer una hoguera
en las traseras del olvido
con pasto de las aceras y ramas secas de olivo,
pa' quemar los recuerdos
que acosté entre retamas
y, viendo venir las llamas,
en mi rama han hecho un nido.

Y voy a empezar quemando
los que pinchan por detrás,
los que me siguen ladrando aún llevando bozal...

Y quemo también,
el sonido de los golpes que provocan mis traspiés al caminar,
por las calles del desorden, donde se esconde el latido
de lo que pude haber sido y ya nunca será
y, aunque escucho sus quejíos, no me llegan a ablandar,
y convencío asumo, que se conviertan en humo.

sábado, 12 de junio de 2010

II. Jazz Night



De nuevo en aquel bar de cálida luz y música tranquila. Fuimos casi los primeros en llegar, estábamos a deseo de una nueva explosión de virtuosismo musical. Vodka con naranja fue la bebida estrella de la noche.

Ahora ya libres de exámenes, las conversaciones fluían divertidas, por un momento nos sentimos dueños de nuestro tiempo, de la noche, tranquilos y serenos.

Sin darnos cuenta la gente había comenzado a llegar, y con ello, los músicos. Un saxofonista, un guitarrista que si lo mirabas a cierta distancia tenía un aire al doctor House, un chelista donde su instrumento era mas grande que él, y un batería, también con aires de Hugo, alias "Hurley" el de Lost.

Era un grupo bastante original y en seguida nos sorprendieron. Comenzaron con una improvisación bastante rápida, daba la sensación de ser un caos.

El saxofonista tocaba con ahínco, sus movimientos fluían con aquella melodía desordenada, el guitarrista en seguida tuvo sus cinco minutos de fama con un solo que marcaba distancias, la cara del chelista era todo un poema, con sus gestos y aspavientos nos imaginábamos que estaba haciendo el amor con su instrumento, y el batería brincaba desde su puesto. Aquello parecía una orgía dónde cada músico estaba experimentando su propio orgasmo.

Nuestros comentarios no tenían desperdicio:

- Que efecto tan raro...
- ¿El de la batería?
- Sí...
- Eso es porque tiene esas varillas... ¡Fíjate, parece que está batiendo unos huevos!
- Por la expresión de su cara yo diría que los suyos...
- ¡Jajajajaja!

El concierto fue diferente al del viernes pasado, pero no nos disgustó. Aquel caos de ritmos sincopados, rápidos, aquella orgía musical fue la nota de color que nos faltaba para iluminar aquellos días tan grises.


jueves, 10 de junio de 2010

Every Breath


Al mal tiempo, buena música:


miércoles, 9 de junio de 2010

Tomando té

Llevo varios días pensando en esta canción, tenía que ponerla...

No quiero tomar cafe,
porque el cafe quita el sueño,
lo que quiero es tomar te,
pues tomando te me duermo.

La primera vez que te tome,
yo tan suave te encontré,
que desde entonces quiero estar
tomando te, tomando te.


El doctor que a mi me ve,
de este mal que aqui me inflama
recetome tomar te
y yo te tomo en la cama.

Una vez que te tome,
tan cansada me quede,
que desde entonces quiero estar,
tomando te, tomando te.



Café







Dos de azúcar en el café, la vida ya es bastante amarga.






martes, 8 de junio de 2010

Asociaciones


- Alantoides
- ¿Eso que tiene que ver con lo que estamos hablando? - pregunté.
- Blastoceno - continuó él. - Cortitropina, Noradrenalina.
- Vicodeina - dije siguiéndole el juego.
- Andrógeno
- Colágeno
- Testículos
- Ovarios
- Jorge
- Sergio
- ¡Ah! Miedo... Pimpampum
- Bocadillo de atún
- Con mayonesa
- Y con nocilla
- Colesterol
- Pirúvico
- Limón
- Caramelo
- Sticky end
- Sweet
- Home Alabama
- Where the skies are so blue
- Miau miau miau
- Te voy a escoñar
- Boom
- Big
- Bang
- Crunch
- Bocatería alemena
- Cerveza
- Verde
- Prau
- Moza
- Recia
- Beso

"¿Beso? ¿Qué clase de relación tiene "recia" con "beso"? Pienso confundida. Estoy tardando más de la cuenta en contestar. "Beso, beso... beso ¿qué?"

- Boca - continúo.
- Psicoanálisis.
- Psicólogos.
- Psicolocos.
- Freud.
- Homer.
- Barriga.
- Redonda
- Amarilla.
- Azules
- Cielo
- Estrellas
- Fugaces
- Estrelladas
- Fuego
- Me faltan temas...

"Aquí acaba nuestro coloquio de asociaciones"



One of you







¿Y si me besas mucho y muy fuerte?





lunes, 7 de junio de 2010


- Hay muchas formas de querer... -dijo él.
- ¿Y cuál es la tuya? - preguntó ella.
- Yo creo que la mejor...

domingo, 6 de junio de 2010

No other way



¿Qué tal si me vuelves loca? No, o mejor... abrázame tan fuerte que no me llegue sangre a la cabeza para pensar... ¡Eso! Coge mi mano, levántame del suelo para que de un solo salto llegue hasta el cielo, y así pincharme con el vértice de alguna estrella, de esas que brillan de muchos colores, roja, azul, amarilla, naranja... Pero no me hagas daño, no, eso no... Sonríeme y hazme burla, sácame la lengua que yo de un bocado te la quito y me la guardo, para que no digas tonterías, que estás mas guapo callado.

Cariño


Lo malo de engancharse a una droga tan potente y a la vez tan sublime es que luego, si te privan de ella, sigues buscándola en cualquier otra parte. Intentas autoengañarte, y piensas, "vah, puedo valerme sin ella, puedo probar otras cosas", pero lo cierto es que no, y lo sabes. Inconscientemente buscas, seleccionas, rechazas ofertas, tal vez pierdas oportunidades de divertirte a otros niveles, pero tú solamente buscas eso, eso por lo que perdiste la cabeza una vez y te hacía sentir tan bien.

Puedes vivir sin probarla, porque la satisfacción llega de otro modo, pero una vez que lo pruebas, que lo saboreas, es imposible quedar saciada de otra forma.


Souvenir





Tu boca está hecha para dibujarle cualquier tipo de beso...




sábado, 5 de junio de 2010

Jazz Night



"Swing" es el nombre de aquel bar, y colgada fuera, a modo de reclamo, está la funda de una guitarra. La luz es cálida, tenue, todavía no hay mucha gente. La música suena ligera, de ritmos rápidos, sincopados. Enseguida nos atiende un camarero. Me permito el lujo de pedir Vodka con limón, quiero disfrutar de un momento para mi.

Las conversaciones se suceden. Anécdotas de exámenes, reír por no llorar, juegos de doble sentido, y más humor. El ambiente nos calma poco a poco, y la gente comienza a llegar.

En un rincón hay un piano, una batería y unos bongos. En seguida llega un chico de aspecto cubano, con el pelo en punta, quien coloca junto a la pared un precioso bajo. Hemos elegido el sitio ideal, y la noche no puede ser mas mágica, pienso. Música en directo. Música de Jazz en directo. No puedo evitar sonreír.

En seguida comienza el directo. Dos cubanos, uno a los bongos y otro al bajo, un americano al piano, y un chileno a la batería. Conectan. Mi pie no puede parar, y mis dedos repiquetean nerviosos encima de la mesa. Es como una descarga eléctrica, se me ponen los pelos de punta y me embarga una absoluta felicidad. Se me escapan las sonrisas.

Un sólo de batería, el chico hace redobles con las baquetas, que juegan entre sus dedos, se escapan, brincan, parece que tienen vida propia. Más fuerte, más despacio, más rápido, más lento. Su cara de concentración es absoluta, como si a su alrededor no hubiese nadie más que su grupo y él.

Un solo de bajo. El chico parece estar en éxtasis. Una sonrisa le cruza la cara de oreja a oreja. Disfruta con lo que hace. Juega con la melodía, con el acompañamiento. Es un sonido grave, profundo, intenso, como si te abrazase, muy quedo, como intentando pasar desapercibido, pero en realidad, está ahí.

Un solo de los bongos. El ritmo lo lleva en la sangre, le corre por las venas. Me entran una irrefrenables ganas de salir a bailar en medio del bar.

Un solo de piano. El tipo está abstraído totalmente. Sus caras son todo un poema, y sus dedos vuelan literalmente por encima de las teclas. Es un virtuosismo sublime. Mis dedos quieren despegar también. Sus acordes son juguetones, saltarines, intensos...

Y todo el conjunto crea un ambiente totalmente mágico. Miro a mi alrededor. Todo el mundo está atento, siguiendo el ritmo con los pies, manos o cabeza. Alguna sonrisa se escapa, un susurro, una mirada... Aunque también hay a quien le interesa más, comerle la boca a su novio que escuchar el entrañable grupo. Me río, y continúo disfrutando de aquel momento, de nuestro momento, amigos y música de jazz, ¿qué más se puede pedir?

Jazz Piano Trio Arrange

jueves, 3 de junio de 2010

Perfect Time



Ven conmigo, fundámonos en el viento, tan solo quiero escapar de aquí, surcar los cielos con mi vespa por el espacio sideral, y acelerar, acelerar, sentir que somos libres, abrir los brazos y flotar entre las nubes, que nada ni nadie nos frene, rumbo al infinito.
¿Me acompañas?


(Foto: vespa. 2/Junio/2010)

miércoles, 2 de junio de 2010

Dicen...






Dicen que "Si quieres a alguien, debes déjalo ir : si regresa es tuyo, si no, nunca lo fue".



To the Sea




Como no podía ser de otra forma, tarde o temprano tenía que hablar de este gran artista, considerado por algunos críticos como como el "beach boy" del S.XXI por su vinculación al surf y a la música.

Creo recordar que lo descubrí saltando por las páginas de Youtube hará un año o dos, y lo cierto es que desde la primera vez que escuché sus canciones, me encantaron.

Jack Johnson era un surfista profesional quien tuvo un accidente que le obligó a descansar durante un tiempo. Pasó todo el tiempo de la recuperación componiendo canciones y tocando la guitarra. Jack nació en Oahu, Hawaii, en 1975 y antes de dedicarse a la música fue uno de los mejores surfistas juveniles del mundo. Su carrera fue truncada por una ola gigante que casi lo mata y que lo obligó a abandonar la competición a los 17 años. Pero este accidente no le impidió seguir ligado al surf. Al cumplir la mayoría de edad, viajó a California, a matricularse en la universidad de California en Santa Bárbara. Una vez finalizados sus estudios encaminó una aventura con sus inseparables amigos Chris y Emmett Malloy que daría lugar a su primera película de surf, Thicker than Water que llegó a ser muy aclamada por el mundillo surfero. En esta película Jack escribió algunas de las canciones que formarían parte de la banda sonora, esto provocó la entrada de Jack Johnson en el mundo musical. Sus canciones Bubble Toes, Flake, Fortunate Fol. o F-Stop Blues fueron un hit entre adolescentes y universitarios. Los críticos lo compararon con Ben Harper y con Dave Matthews. El álbum vendió más de un millón de copias. Las canciones son populares, cuentan historias simples de amor y desencuentros. Posteriormente en el año 2003 creó su propio sello discográfico al que bautizó Brushfire. En este año publicó su segundo disco titulado "On and on", donde mantuvo el mismo estilo que el anterior, pero su temas fueron más profundos como el del medio ambiente, la guerra y la obsesión capitalista del negocio como eje de la vida.

Ahora en 2010 saca su quinto disco, To the Sea... Si tenéis algo de tiempo, os lo recomiendo.


Sitting, Waiting, Wishing (In Between Dreams) - Jack Johnson

martes, 1 de junio de 2010

¿Qué ves?



(30 de Mayo de 2010 - Cámara: Panasonic DMC-FZ10)


Ahora se lleva...



Ahora se llevan los colores pastel. Las flores, las sandalias de tiras, los vestidos cortos, con vuelo, las minifaldas, el blanco, el azul claro con ocre. Se llevan los helados de Stracciatella, de limón, y de dulce de leche con coco y también de KitKat. También se llevan las tardes al sol, las medias sonrisas, las sonrisas enteras, las miradas fugaces, los pequeños detalles. Se llevan los parques y las rampas de Skate, el pop alternativo, el jazz, las terrazas y las cervezas con limón, las partidas de billar, estudiar en las madrugadas, las sobredosis de café. Se lleva el conocer gente nueva, sorprenderte, las fotografías, los apuntes desparramados sobre la mesa, la habitación llena de ropa, la música de piano, las ganas de acabar, un nuevo mes, la primavera con aires veraniegos. Se lleva tumbarse en la hierba, soñar despiertos, los recuerdos fugaces, el olor a tormenta, la marca del reloj sobre la muñeca...

Ahora se lleva el disfrutar de la vida...