Todo cuanto encontréis aquí escrito - salvo lo especificado - son retazos de mi caótica mente, fragmentos de vidas pasadas, de mi presente, o del presente de algún alma errante imaginado.

Así mismo, las imágenes que son publicadas junto a los textos, también son de mi cosecha, excepto algunas al comienzo del blog. Suelo dejar una pequeña referencia debajo de las mismas.

Por favor, no toméis nada prestado sin avisar. Gracias. Puedes contactar conmigo a través del correo electrónico: nodisparenalapianista@gmail.com

Un saludo, y ¡gracias por vuestra visita y comentarios!



Arpegios

viernes, 30 de abril de 2010

25 de Junio de 2008


Ese día yo estuve allí.

Pasados los años volví.

A la vuelta de la esquina sonaba: Pereza


Cuando haya algo que
te pica por dentro
y no te centras y estas
en el agujero
y toda tu vida gira por el sumidero
el dia a dia negro negro

Tú ya sabes que así no hay Dios, escúpelo!

Llevo mucho tiempo fuera de mí,
perdida y como si no tuviera alma
perdiendo el hilo,
pidiendo a gritos un poco de calma
.


Feliz No Cumpleaños



Hoy me gustaría que el tiempo dejase de correr para hacerme un regalo:

Me gustaría viajar a Roma, y pasar allí la mañana, visitar de nuevo todos los monumentos, comer gelato de chocolate y admirar a los chicos tan guapos que se pasean por las calles, con ese idioma tan expresivo. Comprar ropa, y sentarme en la escalinata de la Plaza de España mientras tomo el sol.

Por la tarde me gustaría estar con alguien interesante, en cualquier otro sitio, alegre, de buen tema de conversación, y reírnos, reírnos como críos, hacer el tonto por la calle y por los parques, hacer muchas fotografías, una buena comida, ver la película de "Perdona si te llamo amor" y admirar el atardecer de cielo ardiente mientras contamos las estrellas que van apareciendo en el cielo.

Por la noche me gustaría ir a alguna playa exótica, de arena blanca y mar azul. Sentarme en una terraza con un cóctel de frutas exóticas, y quedarme embelesada mientras Jack Johnson hace un concierto íntimo para las pocas personas que estamos allí. Poder también conocerle y hablar con él, aunque no se me de muy bien el inglés. Pasear por la orilla de la playa y coleccionar conchas como cuando era pequeña, hacer castillos en la arena, y agujeros hasta encontrar agua como si fuera un tesoro.

Y por supuesto, ver amanecer en silencio, con una sonrisa dibujada en la cara.


jueves, 29 de abril de 2010

Querida...



Querida Lucía:

Ya se que esto de las cartas ya no se lleva, pero quería recordar un poco los viejos tiempos, siempre me ha echo ilusión recibir cartas en papel, llámame romanticona, pero creo que las buenas costumbres no deberían perderse nunca, y menos esta.

Hace mucho que no nos vemos y te tengo que contar algunas novedades. Empecé la carrera, bellas artes, llámame loca, pero me apasiona ese mundo, y se que no tiene muchas salidas al mundo laboral, a no ser que seas muy bueno o quieras meterte en la enseñanza... (cosa que a mi no me gusta nada).
¡Estamos saturados de trabajos! Este próximo mes de mayo empezaré los exámenes... (¡deséame suerte!). Lo mejor de la carrera sin duda, son todo ese montón de gente rara que hay. Bohemios, románticos, raros, freakes... ¡Me encanta! Creo que encajo a la perfección... jaja.

En cuanto al amor... no se si lo sabías pero lo dejé con el chico con el que estaba, ya te contaré... Lo he pasado bastante mal, pero estos últimos días me encuentro con bastantes fuerzas, creo que estoy recuperando mi optimismo y mis ganas de conocer gente... ¡Fíjate que hoy he podido ver los recuerdos que compartimos juntos y me ha echo gracia! Quiero decir, que las he recordado con cariño, y con una sonrisa dibujada en la cara... ¿no es increíble? Creo que el tiempo es buen aliado, y tarde o temprano acabamos superando cualquier dificultad... Y sigo creyendo en el amor... jiji.

Me gustaría que pudiésemos quedar un día de estos para tomar algo, ahora que empieza el buen tiempo, ¡fíjate que ya se oyen hasta las golondrinas! Seré rara, pero me encanta ese sonido. Cuando las ves surcando el cielo, persiguiéndose unas a otras, o cazando insectos... ¡Es tan veraniego! Me encanta esta época del año...

¡Tengo ganas de verte y que me cuentes todo! Me dijo Claudia que estabas trabajando ya, y que en el piso nuevo que te cogiste para ti sola estabas muy bien, ¡jo, qué envidia! ¡Ah! Y también me habló de un chico... un tal Victor que estaba de prácticas... ¿puede ser? Bueno, ya me dirás...

Un besito,

Cristina.


Amore


La estrenan este viernes 30 de Abril en España... ¿Quién se apunta a verla conmigo?

miércoles, 28 de abril de 2010

Tentaci On


La tentación ha llamado de nuevo a mi puerta. La tentación de volver a leer entre líneas mensajes que no tienen ahora sentido (que nunca lo han tenido directa y realmente), y que no cambiarían nada.

Es astuta. Aparece cuando sabe que puede encontrarme con la guardia baja, cuando estoy sola, cuando ya no quedan amigos con quien hablar, cuando las estrellas tocan techo en el cielo.

Todo depende de mi fuerza de voluntad para saltarla por encima, para tachar una X en mi calendario y poder decir: "he podido aguantar otro día más sin caer en esa droga que me mataba por dentro lenta y dolorosamente".


Media Naranja



Amor...

Nos pasamos la vida buscando a esa personita perfecta que encaje con nosotros, que sea nuestro complemento, esa "media naranja" que anuncian en televisión, revistas, y películas de cine.

¿Existe de verdad o es un mito de la sociedad moderna?


Necesitamos sentirnos queridos, ser tratados con cariño, con amor, que nos lo demuestren de vez en cuando, un "te quiero", un "te echo de menos", un "me gusta estar contigo"... No nos gusta estar solos, aunque a veces sea necesario para poder madurar en nosotros mismos y en nuestras relaciones del día a día.

Y estudiamos minuciosamente a las personas que están a nuestro alrededor, conocidos o desconocidos, para saber si encajan con nuestro perfil.

"Que sea simpático, alegre, que me haga reír, que sea inteligente, que tenga tema de conversación, que le guste la música..."

"Que sea guapa, inteligente, que le guste el arte, que sea detallista, romántica..."

Podemos llegar a agobiarnos, a llegar incluso a sentirnos mal por estar sin nadie con quien compartir nuestros secretos o nuestro devenir, por no compartir ese cariño cómplice, y hace que perdamos un poco la razón de vivir, sin disfrutar de lo que tenemos realmente.

A veces deberíamos pararnos y mirar atentos, porque igual esa persona que estamos buscando está mas cerca de lo que esperábamos, o tal vez no haya aparecido aún, y no por ello debemos perder la ilusión. A veces no se trata de buscar, si no de vivir la vida como nos llega, y cuando menos lo esperemos, encontraremos a esa persona que nos haga suspirar cuando pase a nuestro lado, o nos hipnotice con sus historias de caballeros y dragones...

Queda Prohibido



Queda prohibido llorar sin aprender,

levantarte un día sin saber que hacer,

tener miedo a tus recuerdos.

Queda prohibido no sonreír a los problemas,

no luchar por lo que quieres,

abandonarlo todo por miedo,

no convertir en realidad tus sueños.

Queda prohibido no demostrar tu amor,

hacer que alguien pague tus deudas y el mal humor.

Queda prohibido dejar a tus amigos,

no intentar comprender lo que vivieron juntos,

llamarles solo cuando los necesitas.

Queda prohibido no ser tú ante la gente,

fingir ante las personas que no te importan,

hacerte el gracioso con tal de que te recuerden,

olvidar a toda la gente que te quiere.

Queda prohibido no hacer las cosas por ti mismo,

tener miedo a la vida y a sus compromisos,

no vivir cada día como si fuera un ultimo suspiro.

Queda prohibido echar a alguien de menos sin

alegrarte, olvidar sus ojos, su risa,

todo porque sus caminos han dejado de abrazarse,

olvidar su pasado y pagarlo con su presente.

Queda prohibido no intentar comprender a las personas,

pensar que sus vidas valen mas que la tuya,

no saber que cada uno tiene su camino y su dicha.

Queda prohibido no crear tu historia,

no tener un momento para la gente que te necesita,

no comprender que lo que la vida te da, también te lo quita.

Queda prohibido no buscar tu felicidad,

no vivir tu vida con una actitud positiva,

no pensar en que podemos ser mejores,

no sentir que sin ti este mundo no sería igual.


(Alfredo Cuervo)

martes, 27 de abril de 2010

III. Solteras y Sin compromiso


- ¿Cómo va mi chica favorita?
- Estupendo...
- ¿No te parece que estos días tan buenos deberían estar prohibidos?
- Pues si... me dan ganas de no entrar en clase...
- ¡Pues no entramos!
- ¡Claudia! No puedes ser tan...
- ¿Tan qué? Habló la que lleva pirando todo el mes... jaja...
- Si lo se no te digo nada...
- ¿Qué planes tienes para el fin de semana?
- Estudiar, ¿te parece poco?
- Venga chica, ¡pero te tienes que divertir un poco! ¿Qué te parece lo que te propuse?
- ¿El qué?
- Lo de presentarte a unos amigos...
- Podría estar bien...
- ¡Claro que podría! Hay alguno que está muy bueno...
- Jaja, ¡entonces ya me has convencido!
- ¡Esa es mi Cris!
- Que esté bueno, que sea simpático y que me haga reír, ¿es mucho pedir?
- Creo que podré hacer un apaño... jajaja... no te preocupes...
- Entonces me apunto, ¿este sábado dices?
- Sí... si te viene bien...
- ¡Estupendo! Ya es hora de sacar la fiera que guardo dentro para que se desfogue un poquito... jajaja...
- ¡Fiu, fiu! ¡Caballeros, prepárense porque aquí llega Cristina dispuesta a saltar a la yugular!

Self


Mecanismos de defensa del Self:

Para mantener un estado de equilibrio en el "yo", utilizamos mecanismos de defensa que nos sirven para defendernos de una amenaza. Implican una distorsión del pensamiento, en beneficio del sujeto.

- Represión: eliminar de la consciencia aquellos contenidos mentales que nos resultan perturbadores (deseos). El sujeto puede vivir como si no existiesen. Permanecen inconscientes.

- Negación: el sujeto niega algún aspecto de la realidad que considera amenazante. Quiere pensar que no sucede, no le da importancia. Sería una forma de autoentaño.

- Conversión: en situaciones de histeria, o personalidades con tendencia a la hipocondría. De un conflicto psicológico lo disfraza en una enfermedad física.

- Sobrecompensación: un sujeto convierte un sentimiento reprimido en su contrario.

- Proyección: traspasa procesos mentales suyos a otras personas u objetos. Ejemplo: envidio a X. Lo niego y afirmo que es X quien tiene envidia de mi.

- Racionalización: racionaliza sus actos. Justificación de sus actos como una necesidad.

- Regresión: se relaciona con el objeto de forma primitiva (infantil) que o que correspondería en su estado actual.

- Identificación: con un igual o con un agresor. Quiere parecerse a la persona con la cual se identifica. La emoción que produce es el miedo y la admiración y eso conlleva a que la persona llegue a identificarse con su verdugo. Acaban justificando sus actos, dándoles la razón.

- Producción Fantástica: compensar frustraciones cotidianas. Puede imaginar la realización de sus deseos.

Estos mecanismos de defensa suelen ser utilizados en momentos puntuales, aunque también puede llegar a existir en una cronificación. Sujetos que se comportan siempre a la defensiva, convertido el mecanismo de defensa en un auténtico rasgo de carácter. Acorazado. Estos sujetos intentan que todo esté bajo control.

Ventajas: el sujeto se siente más seguro.
Inconveniente: el sujeto pierde contacto con grandes áreas de la realidad y se automargina. Escapa de la novedad. Limita su campo de acción.

lunes, 26 de abril de 2010

Vert



Camino despacio mirando a mi alrededor. El parque permanece tranquilo a estas horas de la tarde. Tan solo las voces lejanas de un grupo de chicos llegan hasta mis oídos, se divierten en los columpios.

Me detengo junto a un árbol de copa frondosa. Decido tumbarme a sus pies.
El sol se escurre por el cielo muy lentamente, su calor me lame la piel, y su luz dorada juega entre las ramas oscuras y las hojas verdes. Una ligera brisa me revuelve el pelo, y susurra paz en el ambiente.

Cierro los ojos y dejo que mis sentidos se embriaguen de toda esa naturaleza, que palpita muy viva en cada rincón. Respiro profundamente. Frescor. Flores. Trato de escuchar y alcanzo a oír a los pájaros que sobrevuelan el cielo. Es todo tan perfecto que me gustaría fundirme con la naturaleza, desintegrarme poco a poco, como cuando el viento arrastra las hojas amontonadas en el suelo para esparcirlas por todas partes, quiero dejarme ir. Y me siento bien, realmente tranquila.

Dejo pasar el tiempo hasta que el sol casi desaparece completamente por el horizonte. No dejo opción a que mis pensamientos me inunden y desborden, quiero un ratito para mi, para disfrutar de lo que me rodea sin pensar en nada más. Y me gustaría ver un atardecer, de esos en los que arde el cielo y las nubes se tiñen de rosas y morados, y también una noche estrellada, y reconocer cada constelación...

Quiero más días de luz y color.

domingo, 25 de abril de 2010

Voraz



- ¿Qué haces? ¿Por qué me miras así? - dijo Marcos mirándole con extrañeza.
- Tengo hambre - respondió ella.
- Pues cómprate algo...
- No es de ese tipo de hambre...
- ¿Entonces?

Seguía sin entender nada. Ella se acercó muy lentamente, hasta quedar a escasos centímetros de él. Se mordió el labio inferior y con una sonrisa traviesa le dijo:

- Tengo hambre de ti

sábado, 24 de abril de 2010

Historia de un sueño



He soñado siempre con poder volar,
desplegar los brazos y no aterrizar,
conociendo otros lugares,
y verdades más allá.



Como dijo aquel genio,
esta vida es un sueño y
soñaré.



viernes, 23 de abril de 2010

Carambola


Platero y Tú sonaba de fondo en aquel bar de luz tenue y mesas de billar. El ritmo de una conocida canción se extendía eléctrica por los pies de los presentes. Cerveza y buena música, todo lo necesario para dejarse llevar en una noche sin preocupaciones, donde lo único posible a recordar eran los estribillos que se sucedían uno tras otro.

Una chica era el centro de todas las miradas. Jugaba en un billar, batiéndose en duelo con otro chico que la miraba desafiante, con una sonrisa de superioridad pintada en su rostro. A penas un par de jugadas y conseguiría machacarle, tan solo quedaban cinco bolas, dos para cada uno y la negra.
Era su turno, con suerte de una sola tirada conseguiría meter las dos, tan solo necesitaba de esa maestría que había adquirido después de muchas partidas, y un poco de suerte. Entonces vio como él se acercaba a uno de los extremos, con una sonrisa de suficiencia le tiró un beso al aire. Ese gesto le puso muy nerviosa, supuso que era lo que pretendía. Suspiró largo y tendido. Se inclinó sobre la mesa y puso de toda la concentración que fue capaz en aquella jugada.

Con un golpe seco, una de las bolas rayadas de él, chocó contra una de las suyas, haciendo carambola salieron despedidas hacia el lado opuesto de la mesa. La primera entró sin problemas. La segunda, observó, que estaba muy pegada a la banda, cerca del agujero. Tendría que darle en un extremo si quería que la bola entrase sin problemas.

- No la vas a meter - le dijo en un susurro al oído.

Le atravesó con una mirada furibunda y se concentró para la siguiente jugada. Muy despacio dejó que el palo rozase la bola blanca, que de un suave toque, empujó a la segunda bola hacia el agujero.

- ¿Decías?

La partida la tenía ganada, tan solo tenía que meter la bola negra.

En un absurdo movimiento, el palo resbaló en la bola blanca y falló el tiro. Maldijo para sus adentros.

Miró a su rival. Había aplaudido sonoramente, mientras se regodeaba ante el público. Buscó en una cajetilla de tabaco un cigarrillo, y se lo puso detrás de la oreja.

- Aprende del maestro nena - dijo entonces.

De un golpe, metió las dos bolas que le quedaban. Ahora tan solo quedaba la bola negra. En un gesto de alardeo, se colocó el palo por detrás de la espalda. Muy profesional. Mientras posaba su mirada lasciva en ella, sin tan siquiera mirar a la bola, dejó que el palo rompiese el silencio con la bola blanca, que salió despedida hacia la negra. Todo el bar contuvo la respiración mientras la bola negra se deslizaba a través de la mesa, acercándose peligrosamente a uno de los agujeros. Ella cerró los ojos, no quería ver su derrota. Entonces, una exclamación cargada de rabia le sacó del suspense.

- ¡¡Joder!!

La bola negra se había detenido junto al borde.

Entonces ella, con una sonrisa radiante, dio un ligero toque a la bola blanca y la bola negra se introdujo en el agujero. En aquel momento solo tenía en mente una frase. Llegó hasta la altura de aquel tipo que había sido su rival y le susurró:

- ¡Aprende de la maestra, capullo!


jueves, 22 de abril de 2010

Creativa


Mis apuntes de Probabilidad en la hora de Análisis de Datos:

Toma de decisiones empleando probabilidades:

- Calculamos el valor del estadístico de contraste
- Conocida la distribución muestral, calculamos la probabilidad de obtener un valor tan o más extremo que el obtenido, si la H es verdadera, es decir, calculamos el grado de significación.
- Comparamos el grado con el nivel de significación (a): si "p" es mayor o igual a "a" no podemos rechazar H (sub. 0), si "p" es menor que "a"..... La miró de reojo desde su pupitre. Mantenía una posición erguida, con la espalda apoyada completamente sobre el respaldo. Miraba atentamente al profesor que sobre la tarima, explicaba la clase. Por un momento la envidió, parecía enterarse de lo que estaba diciendo. Luego pensó que tal vez se mimetizase como ella y la cara de poker tan solo fuese una fachada. Volvió a fijarse en sus apuntes, había escrito palabras sueltas, sin sentido y se preguntó para qué habría ido a esa clase.

El profesor seguía garabateando en la pizarra. No entendía nada, seguía cogiendo palabras sueltas de lo que alcanzaba a entender.

Estado de la naturaleza. Acertar. Error tipo I. Error tipo II. Decisión. Nivel de Confianza...

Y todavía quedaban dos horas de clase. Al menos las dos siguientes serían algo mas interesantes. Dejó volar su mente y empezó a hacer planes para el fin de semana. Tenía que ir a comprar ropa, renovar un poco su vestuario para darse una alegría. También quería dar una vuelta por algún parque y sacar fotografías, terminar trabajos y ponerse a estudiar. Volvió a mirar el reloj, tan solo habían pasado 10 minutos y aún quedaban 20 para acabar. Se escurrió en el asiento rindiéndose ante el panorama, lo mejor que podía hacer era asentir de vez en cuando y poner cara de interesada.


(En una hora he relatado los apuntes proyectados en la pantalla e inventado una historia sobre yo misma en esa clase).

II. Solteras y Sin compromiso


- ¿¡Se puede saber qué coño estás haciendo con tu vida!? - exclamó Claudia cogiéndola del brazo. - Faltas a clase, aún no has empezado a hacer los trabajos de clase, falta menos de un mes para los exámenes, tienes una mirada tan triste, ya no te ríes como antes y pareces un fantasma que huye de mi... Me preocupas Cris...
- No necesito sermones... Tú tampoco vas a clase, ni haces los trabajos y aún no te has puesto a estudiar... - replicó Cristina con voz cansina.
- Ya, pero yo no voy llorando por los rincones. Te estás matando, ¡joder! es que parece que quieres auto destruirte... ¿qué pasa contigo?
- Nada...
- ¡Exactamente! ¡Deberías hacer algo, y rápido, porque así no puedes seguir! ¿No ves que lo hago por tu bien? Llevas casi tres meses con esa penuria que no te deja vivir... ¿No crees que ya vale de sufrir?
- Sí, pero es que ya no puedo hacer nada más...
- ¡Será posible! Tú que eras la reina del positivismo diciéndome esto. Espero que me estés tomando el pelo. Muy bien, atenta, porque no te lo repetiré dos veces, luego ya haces lo que quieras, ¿vale?
- Ok...
- Tienes todo por hacer, ¿oyes? ¡todo! Córtate el pelo, sal a comprarte ropa, hazte un regalo, cambia de look, compra chocolate, sal y diviértete, enróllate con algún tío de tu clase, sin compromiso, no te quedes en casa, y cambia el maldito chip. Si no puedes estudiar en casa, estudia en la biblioteca, no te quedes sola, hazte un calendario de estudio, ¡lo que sea! ¡Pero no puedes fallar ahora que se va a acabar el curso! ¡Piensa en todos los sueños que tenías al principio, todos los proyectos, todas las ilusiones y ve a por ellas! Si no lo haces tú, ¿quien lo hará? Confía un poco más en ti, y si lo necesitas, ¡joder! Solo tienes que hablar conmigo y yo estaré ahí apoyándote en todo lo que necesites. Te daré muchos abrazos, besos, y te sacaré por ahí para que conozcas a gente nueva, a darle a la lengua como te dije, ¿te acuerdas? jajaja... ¡Tierra llamando a Cris! ¿Estás ahí?
- Estoy...
- ¿Estás? Pareces una muerta hija mía... ¿Vas a hacer todo lo que te acabo de decir?
- Lo intentaré...
- ¡Y lo conseguirás!

miércoles, 21 de abril de 2010

Emoción y Motivación


Sentimientos "anormales":


Cumpliendo con los criterios funcionales, la satisfacción de los deseos nos lleva a un estado de equilibrio. Para la consecución de dicha satisfacción, tenemos tres condiciones necesarias:
- Aceptación por parte del sujeto (Conditio sine qua non)
- Aceptación por parte del objeto que nos provoca el deseo (en el caso de las personas, ya que no podemos ir en contra de su voluntad) *Para esto usamos la negociación con el objeto, y el intercambio de favores, para colocar al objeto en una situación que nos sea favorable para nuestra satisfacción.
- Contexto social.
Éstos deseos han de pasar una última prueba, y es que formen parte de un proyecto "realista", no podemos, o más bien no debemos tener deseos inalcanzables. El ÉXITO lleva a una maduración del sujeto. Pero cuando no satisfacemos ese deseo, se provoca un desequilibrio, que suele llevar a la frustración. Las dos formas más normales de evolución de dicha frustración son:
- La Agresividad: bien hacia el objeto (el deseo se invertiría, de amor a odio por ejemplo), bien hacia el propio sujeto, el cual se ve a sí mismo impotente.
- El MIEDO: Temor a que se repitan los acontecimientos.
Este fracaso siempre suele ir ligado a una regresión.
La gente con estos desequilibrios, pueden ver sus juicios de la realidad distorsionados, eclipsados por esos fracasos. En ciertos casos esta gente recurre a la "fantasía" para intentar contrarrestar los efectos de esa frustración. Puesto que el sujeto se ve impotente ante la situación, recurre a esa fantasía donde es tan potente como él quiere, contrarrestando los efectos del desequilibrio, intentando reparar, reequilibrar su situación.



martes, 20 de abril de 2010

Me



No me se pintar las uñas de las manos sin salirme por los dedos.

No me gusta madrugar.

No me gusta los días de lluvia.

Me emociono con las canciones lentas y las películas románticas.

Me pongo mala y me mareo con solo imaginarme heridas y roturas de huesos.

Tardo demasiado en ponerme a estudiar.

Tengo la habitación desordenada.

No me gustan las bebidas amargas.

Suelo empezar a leer varios libros a la vez.

Me sonrojo con facilidad.

No suelo hablar demasiado en grupos grandes de personas..

He copiado en algún examen.

No suelo maquillarme.

No practico ningún deporte.

No me gusta el frío.

No me gustan las joyas.

Los sábados a la noche prefiero quedarme en casa.

A veces dejo el ordenador encendido toda una semana.

Ir "de compras" no es una de mis actividades favoritas.

Suelo ir descalza por casa.

He llegado a ver series manga en japonés con subtítulos en inglés.

A veces me río sola cuando voy por la calle.

De pequeña he jugado más con coches que con muñecas.

Me gusta pedir deseos a las horas capicúa.

A veces consigo dejar la mente completamente en blanco sin pensar en nada.

Ahora no tengo claro a qué rama de mi carrera me dedicaré.

No se poner una lavadora.

Me sabía los nombres de los 150 pokémons (y aún hoy me sigo acordando de alguno).

Cuando estoy en un sitio suelo contar las cosas que hay a mi alrededor: escaleras, lámparas, cajones...

Siempre escucho música porque a veces me da miedo estar sola en casa.

...


(Foto: nube creciente)


Waterfall

Interpretación de la melodía Waterfall de Jon Schmidth: (y espero que mia próxima también)

lunes, 19 de abril de 2010

Menú


- ¿Qué desea tomar?

- De primero... un achuchón que me deje sin respiración... De segundo, una ración de sonrisas alegres y divertidas, y de posbre... ¡besos de chocolate y caramelo!

domingo, 18 de abril de 2010

Es la hora



Me da la sensación de que estoy haciendo el ridículo. O tal vez que esté perdiendo demasiado tiempo en lamentar algo que ya ha pasado a la historia. Bonita historia, pero se acabó y me fastidia dedicarle tanto tiempo, tantos pensamientos, tantos recuerdos y tantas lágrimas. Creo que es hora de decir: ¡Se acabó!

Estaba mirando todas las entradas que he escrito hasta ahora. Se pueden ver diferentes etapas. En el 2009 había ilusión, por eso que comienzas un nuevo proyecto, y te gusta lo que haces, y aunque no lo lea mucha gente, sigues escribiendo.

El verano fue mi etapa rosa. Podría decirse que la etapa rosa - roja duró hasta finales de enero. Fue genial, la verdad. No la cambio por nada del mundo, creo que estuve en éxtasis tantos meses que al final acabé enganchándome peligrosamente. Totalmente colgada. No me arrepiento, y no lo lamento. Fue así, y así se queda, en el buen recuerdo.

A partir de entonces surgió la etapa negra. Creo que hasta ahora. La más absoluta decadencia. Pero no por falta de inspiración, y no por escribir cosas sin sentido. Precisamente por ser tan sentidas son tan negras. Las circunstancias lo requieren, escribir y escribir hasta salir a la superficie.

Y hoy es el día en el que digo la verdad, tal y como está. No ha sido fácil. He llorado muchas noches, me he sentido sola y confusa, he perdido hasta las ganas de sonreír, me he vuelto escéptica, y por las noches sobretodo, es cuando siento que me ahogo. Me siento sola y abatida y el único momento en el que puedo disfrutar de la vida es cuando estoy con mis amigos, cuando estoy en clase, cuando salgo a cazar fotografías.

Ya han pasado dos meses y pico y creo que ya es hora de resurgir de las cenizas. Fue bonito sí, no lo niego, creo que no he querido nunca a nadie como te he querido a ti. No le he dedicado tantos escritos ni tantas fotos como lo he echo contigo. No he estado nunca tan colgada, ni tan ilusionada, y nadie me había vuelto tan loca.

Creo que ya he llegado al fondo. Ahora siento el súbito impulso de escalar hacia la superficie. Por mi bien, no es conveniente que siga en la oscuridad... Por tanto:

Encantada de haberte conocido y de haber compartido muchos momentos contigo, no tantos juntos como nos hubiese gustado, pero sí muy buenos. Espero de verdad que te vaya bien en la carrera y en la vida. Si al cabo del tiempo volvemos a hablar, me gustaría mucho saber qué tal te va.

Me voy, sigo con mi vida, pero puedes seguir contando conmigo.

¡Hasta la próxima!

Pluie



Dicen que abrir un paraguas dentro de una habitación da mala suerte, pero es que aquí no ha parado de llover.

sábado, 17 de abril de 2010

Avatar





viernes, 16 de abril de 2010

Tea for two





Dicen que el primer amor nunca se olvida...