Todo cuanto encontréis aquí escrito - salvo lo especificado - son retazos de mi caótica mente, fragmentos de vidas pasadas, de mi presente, o del presente de algún alma errante imaginado.

Así mismo, las imágenes que son publicadas junto a los textos, también son de mi cosecha, excepto algunas al comienzo del blog. Suelo dejar una pequeña referencia debajo de las mismas.

Por favor, no toméis nada prestado sin avisar. Gracias. Puedes contactar conmigo a través del correo electrónico: nodisparenalapianista@gmail.com

Un saludo, y ¡gracias por vuestra visita y comentarios!



Arpegios

miércoles, 31 de marzo de 2010

Honda 500


Galopamos de nuevo a lomos de nuestro pura sangre. Como hace un año, tomamos las carreteras fundiéndonos con el asfalto. La mañana amanece soleada, tan solo unas pequeñas nubes se dejan llevar por el gran azul. A izquierda y derecha me asombro, campos y campos de un verdor envidiable, pequeños montes, y un aroma primaveral.

El viento empuja nuestros cuerpos, luchamos contra corriente. Me aferro a la parte de atrás de la moto, donde sobresale un pequeño asidero. Intenta derribarnos pero jugamos burlándonos de sus intentos.

Adelantamos tres camiones de golpe, es tal la sensación de echar a volar que no puedo aguantarme la carcajada, echaba de menos esa libertad.

Siento un cosquilleo en mi estómago cuando avisto la primera curva. Mi cuerpo se acomoda, echo mi peso hacia un lado primero y luego hacia el otro, como en una danza perfectamente sincronizada.



Nuestro destino... el horizonte.

martes, 30 de marzo de 2010

Airbag


Lo siento, no debería escribir estas cosas que hacen que rompa las reglas indirectamente. No debería escribir nada relacionado con nada, y sin embargo me gustaría llenar páginas y páginas con todo lo que pienso/siento.

Lo mejor sería pasar página, pero es tan difícil que se me hace imposible... Tampoco debería escribir esto, ni recordar aquello, ni visitar tal o cual, tan solo debo... dejar ir.

Nadie nos dejó un manual de la vida, para saber cómo actuar frente a las dificultades, ni como aterrizar tras un vuelo sin tener que estrellarnos contra el suelo.


It is raining


Calma que precede a la tempestad.

Ayer de nuevo quise eclipsarme con la luna, pero densos nubarrones cubrían todo el cielo. Todo era silencio, parecía que la naturaleza estuviese conteniendo la respiración para lo que se avecinaba. Ni siquiera las cigüeñas parecían dar ningún signo de actividad. Nada. Era muy siniestro. Es como la rabia que se acumula antes de estallar en llanto.

A penas transcurrieron unos minutos, que pequeñas gotitas se estrellaron contra los tejados. Primero con calma, como deslizándose por cuerdas invisibles de las nubes a la tierra, después con más intensidad. El viento aullaba entre las calles y una veleta loca giraba en el patio de mis vecinos. Parecía una película de tornados.

Cerré los ojos y aspiré el aroma que llegaba hasta mis sentidos. No era tierra mojada, pero tenía ese olor característico de lluvia, de calles mojadas. Deseaba ver una tormenta eléctrica, con rayos y centellas.

El viento me removía el pelo. No hacía especialmente frío, pero en aquel momento deseé estar abrazada a ti, y que me susurrases al oído que no pasaba nada, que no había peligro, que todo estaba bien. Quise hacerme chiquitita y quedarme acurrucada entre tus brazos.



lunes, 29 de marzo de 2010

Ojos de luna llena


Anoche hablé con la luna.

Era ya tarde cuando me tumbé en la cama con intención de dormir. Observé mi techo estrellado. En voz baja dije los nombres de las constelaciones y de algunas estrellas que aguardaban solitarias. Volví a sentir esa presión en el pecho que no puedo reprimir cada vez que me asaltan los recuerdos, e intenté ahogarlos entre la almohada con sollozos sordos y profundos, cuando de repente, escuché un gemido al otro lado. Un sonido gutural, como el llanto de un bebé desconsolado. Agudicé el oído y volví a escucharlo. No era la primera vez y creí saber de qué se trataba.

Subí la cortina, la persiana y abrí la ventana. Allí estaba, la luna. Estaba llena, muy alta y solitaria entre el inmenso cielo. Irradiaba tanta luz que era imposible ver las estrellas. Parecía que fuese de día.

Me pregunté si... me pregunté si tú estarías viéndola también, y sentí el impulso casi irrefrenable de romper las reglas de nuevo, pero esta vez, la razón se impuso a la "pasión", y creí hacer lo correcto, deseando solamente que desde donde fuese que estuvieses la estarías viendo también.

De repente, bajo el alféizar de mi ventana, aparecieron dos ojos azules, jóvenes, y aquel maullido ronco. Era la gata de mi vecina, una siamesa de pelaje corto y cuerpo pequeño. Asomé la mano con intención de acariciarla, a sabiendas de que mi "estúpido" comportamiento podría acarrearme piojos mas adelante. Pero soy una temeraria y decidí rascarle detrás de las orejas igualmente. A ella pareció gustarle.

También vi a las cigüeñas con su crotorar, ir y venir, recibirse cariñosamente y aparearse sin importarles la hora que fuera. Aquello era un concierto en toda regla y decidí grabarlo.

Tendrías que haberme visto, asomada a la ventana, mirando a la luna ensimismada, casi con ganas de ponerme a aullar y fundirme con ella.

Escuché al vecino mascullar y decir improperios, como en verano, no pude evitar reírme con ganas. Decidí intentar dormir, y bajé la persiana hasta dejar un resquicio de luz. Me tapé con la colcha de plumón hasta las orejas, aquello era como estar de tienda de campaña. La luna, la brisa, las estrellas, y el rumor de la naturaleza.

domingo, 28 de marzo de 2010

Más que palabras



Le miró directamente a los ojos, con el ceño fruncido. Se quedó así, intentando penetrar en su mente caótica, como intentando razonar todo aquello que se perdía, pero chocó contra un muro de acero.

Él permanecía de pie, con las manos en los bolsillos, con la boca prieta, como reteniendo las palabras para no herir más de la cuenta. Serio, tenso, frío, triste.

Ella era un poema, su rostro era un poema. Sus ojos iban y venían, como asustados, miedosos, y sus manos gesticulaban intentando buscar esas respuestas que no existían. También sufría, y absorbía esa tristeza que de él captaba. Se sentía impotente y confusa.

Permanecieron en silencio, y fue suficiente para entender que aquello, aún sin quererlo, sonaba a despedida.

Mercado


Sábado noche. Fiestas. Marzo. 27. Reencuentros. Cena. ¿Alcohol? No gracias. Risas. Cambio de hora. Calle. Gente. Desconocida. Conocida. Bar. Calor. Humo.

- Fauna: carne de buena calidad, podrida, pasada de rosca, altos, bajos, pijos, macarras, solitarios, chulos, simpáticos, bailarines (o lo intentan), pulpos, imbéciles...
- Tácticas de ligue: ¿tienes fuego? Un empujoncito como quien no quiere la cosa. Miradas. Acercamiento sigiloso. Sonrisas.
- Música: mierda tras mierda.

Observo. Pienso. Miro. Me sorprendo. Analizo. Psicología de una noche de sábado. Mercado activo. Chicos y chicas como objetos de placer, de usar y tirar para pasar un buen rato. Bailo. Fotos. Me lo paso bien. Disfruto. Desconecto. Caen gotas del techo debido a la condensación. Rota. Decido. 7 de la mañana. Casa. Escribir. Dormir. Descansar.


viernes, 26 de marzo de 2010

You need...


- Joder, hoy recordar se me está haciendo mas difícil de lo que creía soportar... No puedo. Me duele el corazón, me tiembla el pulso...
- Pues tienes tres opciones, una, no recuerdes, dos, tómate una aspirina, tres, haz ambas.

Terapia de Choque


A veces tenemos la imperiosa necesidad de romper las reglas que nos habíamos establecido a nosotros mismos para hacernos dar cuenta de cómo están realmente las cosas, (como un choque con la realidad) porque aún nos queda ese engaño (a lo que nos aferramos inconscientemente) de que algo puede cambiar y en cierto modo no queremos aceptarlo, pero nos obligamos a ello porque sabemos que a la larga es lo mejor.

Puede que nos arrepintamos, puede que no, tal vez sea incorrecto o tal vez estemos mas cerca de aceptar lo que nos toca. Te arriesgas a caer en la trampa de nuevo, y entonces, te vuelves a chocar contra el muro, y te das cuenta de que lo cojas por donde lo cojas, es mejor aceptarlo. Y duele, pero el tiempo es un buen aliado, y al final, conseguiremos superarlo.

miércoles, 24 de marzo de 2010

Regla de Oro


Si la vida te da la espalda, tócale el culo.

martes, 23 de marzo de 2010

Martes



Suena el despertador, más dormida que despierta, atisbo a escuchar a los de la radio pronosticar el estado del tiempo. Nubes en casi toda España aunque sin temor de ser empapados por la lluvia. Sonrío para mi, y pienso "a ver si el tiempo nos da un poco de manga ancha, ahora que empieza la primavera". Me sorprendo también al descubrir que el fin de semana que viene se cambia el horario al de verano... "¡Verano, verano!" Sonrío más alegremente y eso me da un poco de fuerzas para levantarme de la cama.

Apago el despertador y me dirijo hacia la ventana. Abro la persiana y miro hacia arriba. El cielo está nublado, gris, negro. Miro al suelo, está seco. Pienso, "¿cojo mi fantástico paraguas azul? ¿lloverá?". Dejo mis dudas para después y entro al baño. ¡Vaya cara! ¿De donde salen todas estas espinillas?

Miro la hora, me doy cuenta de que me lo estoy tomando con demasiada calma, tengo que desayunar y salir corriendo si no quiero llegar tarde a las prácticas, aunque afortunadamente hoy no nos toca con el profesor cascarrabias.

Pantalones negros, camiseta, chaleco de rockera y cazadora, tal vez demasiado fresca para un día como hoy, que amenaza tormenta, pero me fío de los de la radio, "no lloverá hoy".

Fantásticas prácticas, un video sobre la reproducción, sobre la gestación del embrión, no puedo reprimir un "¡oh!" al ver como de una celulita se forma un cuerpo perfecto, entre comillas, ¿cómo es posible que cada célula sepa qué función representar, formar los órganos para vivir, una estructura complejísima y a la vez tan meticulosamente preparada... ? La naturaleza no puede dejar de sorprendernos, es una maquinaria en perfecta armonía.

Las siguientes horas pasan relativamente rápidas, academia y hora para comer. Antojo de pizza saciado y de nuevo en clase.

Video sobre "El Lobotomista". Creo desfallecer cuando ante mi se presenta a un señor sonriente ante la cámara, con dos pica-hielos en las manos, clavados en los lacrimales de una persona semi-inconsciente, dándole un golpe seco con un martillo para seccionar un trozo del lóbulo frontal del cerebro, en teoría para curar su enfermedad mental. Se obtenían algunos resultados satisfactorios, o al menos la persona quedaba más... calmada, ¡pero aquello era una monstruosidad!

Me dedico a hacer dibujos de paisajes en el folio donde se supone que iba a coger apuntes. No puedo mirar y observo como una chica sale de clase rápidamente.

El resto de horas creo quedarme dormida sobre mis manos. Es realmente angustioso cuando estás casi en las primeras filas y el profesor está justo delante. Menos mal que la última hora nos levanta un poco el ánimo.

Salgo de clase y observo el cielo, ahora está despejado pero el suelo está mojado. Afortunadamente no me arrepiento de no haber cogido el paraguas. Cuando llego a casa lo primero que hago es tirar las cosas sobre la cama y sentarme delante del portátil.

Descubro un chico (John Mayer), un músico, acompañado de su guitarra. Escucho la primera canción, la segunda, la tercera... Definitivamente, me ha cautivado. Lo agrego a la lista de favoritos, y será quien me acompañe el resto de la semana, al menos por las noches, que es el único momento que tengo para escuchar música en condiciones.

Me gusta. Y pienso, me hace falta poco para que me hagan sonreír.

lunes, 22 de marzo de 2010

Prima Vera



Primavera: estación del año, en la cual, el mundo parece volverse loco. Sobretodo este 2010.


Aquellos


Una nueva canción resonó en aquel oscuro bar. Comercial, de letras baratas y ritmo pegadizo. Ella ni siquiera la escuchaba, tan solo buscaba unos ojos que la hipnotizasen. Y su inconsciente buscaba aquellos ojos, y solo aquellos por los que había naufragado.




sábado, 20 de marzo de 2010

Fauna


Da gusto salir a la calle un sábado por la tarde en la ciudad, porque se puede ver toda la variopinta fauna que abunda por las calles. Lo que más me llama la atención es ver a todos esos adolescentes que comienzan su "noche" de fiesta a las 7 de la tarde y ya van haciendo eses.

Ellos, fardando ser mejor que nadie, mas chulos, mas guapos, mas imbéciles.

Ellas, vestidas como fulanas, con escotes hasta el ombligo, con la minifalda de cinturón, con dos kilos de maquillaje sobre sus cuerpos, frágiles, delgadas, compitiendo por ver quien es la que con más tíos se lía en una noche, o la que antes prueba el tabaco, dando caladas al vacío.
Son expertas en el arte del engaño. Sonrisa por delante, puñalada por detrás. Las veo siempre cogidas del brazo, un grupo compacto de niñas que juegan a ser mayores antes de tiempo, sin disfrutar de su juventud como merecen, siendo heridas por capullos arrogantes que las tratan como si fuesen basura y ellas siguen colgadas de sus cuellos, para ser la más "guay" de la cuadrilla.

Lo mejor de todo es que sólo lo hacen por llamar la atención. Tanto ellos como ellas. Por esa rebeldía que nos a caracterizado a todos alguna vez, por ir en contra del mundo, de la "sociedad", de los padres, incluso de los propios amigos. Un intento desesperado de saltar y engancharse de las nubes, aunque a veces la caída es tan grande que algunos no llegan a recuperarse nunca.

Afortunadamente, no todos los adolescentes se comportan de la misma manera, ni tienen las mismas "aspiraciones".

Mecido el viento se mece


Mecido el viento se mece,
brillan las estrellas brillantes,
cegadoras verdades verdes,
verdaderas como puños.

Puños en puñados,
en montones,
en puñetazos sordos,
que duelen menos
que las palabras no dichas,
o dichas sin decir,
o sin decirlas diciendo.

Olas y adioses,
mares tempestuosos
y miradas aguadas,
derramadas lágrimas,
como pozos oscuros,
las pupilas.


(Leyre L.G 20/3/10)

viernes, 19 de marzo de 2010

Dicen que...


Dicen que a los jóvenes de hoy en día no nos interesa nada.

Dicen que los jóvenes de hoy en día no sabemos escribir. Que perdemos las palabras por los mensajes de móvil, que hemos inventado la cultura del analfabetismo. Que no nos interesa leer, que tenemos alergia a los libros, que no nos sabemos expresar más allá de cuatro palabras y doscientos emoticonos. Que somos un montón de fotografías fragmentadas, que perdemos la razón por la moda, que vivimos por y para el momento, sin interesarnos por el futuro ni por ver nada más allá de nuestras narices...

Estoy harta de que nos miren como si fuésemos inútiles, como si fuésemos estúpidos, que nos traten como tal, sobretodo en las clases, donde la función del profesor parece estar por encima de los alumnos, soltar la berborrea pertinente y marcar una distancia abismal. Donde las cosas interesantes que dicen, crean que nos entran por un oído y nos salga por el otro.

Donde nuestro ocio se base única y exclusivamente en no hacer nada, en mirar la televisión con mentes deformadas.


Deberían percatarse de que no todo es lo que parece. Que no deberían meter a nadie en el mismo saco y pensar que el mundo se desmorona por culpa nuestra. Deberían ver más allá de lo que los medios de comunicación quieren mostrar, disfrazando la realidad para conducirnos por un camino u otro.

jueves, 18 de marzo de 2010

Psicología del Humanismo


El principal autor que representa esta postura es Carl Rogers (1902 - 1987). Cree que el individuo percibe el mundo que le rodea de un modo singular y único, estas percepciones constituyen su realidad o mundo privado, su campo fenoménico.

Además, posee la tendencia inherente a actualizar y desarrollar su organismo experienciante (proceso motivacional), es decir, a desarrollar todas sus capacidades de modo que le sirvan para mantenerse y expandirse, una necesidad innata de autoactualización (convertir la potencia en acto, el hombre movido por su tendencia a ser).

Estructura de la personalidad:

Dos constructos principales: el "organismo" y el "self".

El organismo se define como una organización integrada por aspectos físicos y psíquicos que conforman la estructura básica de la personalidad. Es el centro y lugar de toda experiencia.

El self o sí mismo es lo que creemos ser, consciente y regido por las leyes de la percepción. Es una configuración de experiencias y percepciones de uno mismo, responsable de ciertas actividades como pensar, recordar o percibir. Rogers tiene en cuenta el concepto de "self ideal" que representa aquello que la persona quisiera ser.


Desarrollo de la personalidad:

Rogers introduce tres nuevas motivaciones: la necesidad de consideración positiva, la necesidad de autoestima, y la autoconsideración positiva.

El niño percibe que algunas de sus experiencias son aceptadas y evaluadas positivamente por sus padres que, en estas condiciones, le satisfacen su necesidad de amor, mientras otras experiencias merecen su reprobación. En función de esto, el niño va aprendiendo a valorarse a sí mismo. A partir de ahora, en este proceso, el niño comienza a comportarse de acuerdo con unas condiciones de valor o mérito que ha incorporado a su self por imposición de los otros, sin haber experimentado por sí mismo su carácter positivo o negativo, (de esta forma, el niño siente que sólo será querido por los demás y por él mismo si deja de ser él mismo, y por este deseo de amor, renuncia a su propia identidad y se disocia).

Su afán por ser él mismo choca por ser querido. Si la incongruencia se hace especialmente grande, aparecerá el trastorno patológico. En este caso, la persona tendrá una sensación de rigidez perceptiva, de tensión y confusión interior.


Terapia centrada en el cliente:

El objetivo principal es la reintegración de la personalidad, aumentando la congruencia entre lo que la persona experimenta y su correcta simbolización en la conciencia.

Eliminar las condiciones ajenas y que rechazó su punto de vista.
Ofrecer a la persona la vivencia de que es aceptado incondicionalmente por ser quien es él.




(Apuntes de Psicología de la Personalidad)


miércoles, 17 de marzo de 2010

Mr. Blue



- Bonito día ¿no crees?
- Sí... - dijo mirando entre las ramas de los árboles. Aquella perspectiva del mundo le resultaba cautivadora.
- Tenía ganas de tumbarme al sol...
- ¿De tumbarte, o de tirarte? ja, ja, ja...
- Muy graciosa... ¡siempre pensando en lo mismo, eh!
- Lo has puesto a huevo chico... - le dijo guiñándole un ojo.
- ¿Que planes tienes para el verano?
- Leer, escuchar música, pasear, viajar, amigos, terrazas, helados, tirantes, nada...
- Mmm... no está mal...
- ¿Y tú?

La pregunta quedó revoloteando en silencio entre la mirada de ella y el corazón desbocado de él.

- ¿Yo?... Tratar de conquistarte...

Bitter

- Se ha roto
- Tristemente... así ha sido...
- ¿Por qué?
- No se, a veces las cosas suceden así...
- Yo no quería que esto llegase...
- Tendrás que ser fuerte...
- ¿Y si no puedo?
- Tú siempre puedes, no lo olvides

lunes, 15 de marzo de 2010

Livin' Thing


Después de años sin escuchar esta canción, por esas casualidades de la vida, doy de lleno con ella. Me he llevado una grata sorpresa y solo puedo decir: ¡me encanta!

Esta canción, y por lo tanto, ésta entrada de blog, se la dedico a mi padre, quien me la descubrió allá por mis años muy jóvenes, junto con otros grandes éxitos del rock and roll, y con la que hemos pasado grandes momentos.

Para que tú también recuerdes... y ¡gracias!

domingo, 14 de marzo de 2010

III. Lucía



Trató de imaginarse al chico de prácticas, Víctor, como si estuviese allí mismo, sobre ella, mordiéndole el lóbulo de la oreja con ternura, con delicadeza, pasando su lengua como si estuviera lamiendo un caramelo, haciendo que se estremeciese cada milímetro de su ser. Sus manos la recorrían despacio, desde la mejilla, deslizando sus dedos por su cuello, enredándose en sus pezones, en su cintura, en su ombligo, en sus piernas...

Sus labios carnosos le comían ahora la boca, repasándole con la lengua entre sus dientes, entre su lengua, jugando, más lento y más rápido. Ella no podía hacer otra cosa que agarrarse a su pelo, a su espalda, arañando el deseo, y quería más, más y más. Quería que él fuese cariñoso y a la vez salvaje, que satisfaciese únicamente su ganas de sexo, solo para ella.

Se deslizó hasta su pecho, cubriéndola con sus manos, curioso, aventurero. Pellizcaba entre los dedos sus pezones endurecidos, de un color ahora oscuro, los besaba, los succionaba, los apretaba despacio, los mordía, los chupaba... Se mordió el labio inferior con intensidad, su excitación era cada vez mayor y notaba como su sexo palpitaba reclamando su atención.

Dejó que deslizase su mano hasta su clítoris. Le guió con sus manos para que apoyase su dedo pulgar en la base, haciendo pequeños círculos, mientras con el dedo corazón la recorría de arriba a abajo. Notaba cómo se iba humedeciendo cada vez más y ya no podía reprimir sus gemidos. Primero despacio, haciendo que cada caricia fuese de gran intensidad, después cada vez más rápido.

Vio como se enrojecía su piel, sus pechos habían aumentado de tamaño y notaba como una corriente eléctrica le recorría de pies a cabeza. Cerró los ojos con fuerza, y notó como poco a poco, muy intensamente, llegaba al clímax.

Contuvo la respiración.

Una explosión de placer se apoderó de su cuerpo. Lanzó un grito que resonó por todo el cuarto de baño. A penas duró unos segundos pero fue más que suficiente para llegar al cielo....




Continuará...


sábado, 13 de marzo de 2010

Acoustic



KT Tunstall es la cantautora que me ha acompañado en esta tarde de sábado lluviosa. Me hubiese gustado salir a sacar fotos por la ciudad, pero debido al malestar del cielo he decidido quedarme en casa, durmiendo, y es que cuando pillo las sábanas, me enredo, me enredo y no puedo salir...

También me hubiese gustado escribir la tercera parte de Lucía, pero mi inspiración está de vacaciones, así que dejaré su fantasía a libre recreación de los lectores. Tal vez a lo largo de la noche se me ocurra algo y lo publique...

¿Lo que necesito ahora mismo? una buena dosis de abrazos, chocolate, manta, sofá y una película.

Hoy me siento rara, o mejor dicho, la música de esta mujer me hace sentir rara, porque como digo siempre, no es lo que dice, sino la melodía... Dice muchas más cosas de las que se interpretan a primera "vista".


También quiero tocar una nueva partitura, pero no hay nada que me guste, ¿alguna idea?


Quiero que se pase esta semana, ya que por fin acabaré los examenes, y podré decir que no han ido tan mal...


Ahora mismo suena: Universe & U

viernes, 12 de marzo de 2010

II. Lucía

Después de reírse por sus ocurrencias, encendió la minicadena y le dio al play. De ella surgió una canción de un disco de chill out que su hermana le había regalado por su cumpleaños. Recordó sus palabras: "Esto es Sex Chill para que puedas usarlo cuando tengas novio, es un disco muy erótico y os pondrá cachondos antes de empezar". No tenía novio, así que lo usaba para relajarse durante el baño.

Puso el agua caliente hasta que comenzó a empañarse el espejo, entonces se desprendió del sujetador y de la braguita, puso el tapón para que comenzara a llenarse la bañera y esparció las sales. Esperó hasta que se llenó completamente para tumbarse cuan larga era y quedar sumergida, envuelta en aromas de vainilla y pétalos de rosa. Observó como el vapor se condensaba en el ambiente, era como estar dentro de una nube.

Cerró los ojos e intentó dejar la mente en blanco, mientras las canciones se sucedían una tras otra.

Debió quedarse dormida porque cuando volvió a abrirlos el agua estaba ya casi fría. En aquel instante sonaba su canción favorita, French Kiss, de lo que parecía ser una versión de alguna canción de Madonna, aunque no estaba segura. El ritmo era lento, muy sensual. De fondo se oía la respiración profunda de una chica, susurros, y eso le ponía extremadamente caliente.

Decidió dar rienda suelta a su fantasía...


Continuará...

jueves, 11 de marzo de 2010

I. Lucía

Lucía dejó su abrigo sobre la cama. Se sentía agotada después de un duro día de trabajo. En especial hoy, que había tenido que aguantar a numerosos clientes que parecían no tener otra cosa mejor que hacer que ir allí a tocar la moral. Notó como cada fribra de su ser pedía a gritos un buen masaje, necesitaba un buen baño de sales y espuma para relajarse. Se dirigió hacia el baño mientras se desnudaba por el camino. Ventajas de vivir sola. Los zapatos de tacón quedaron desperdigados por el pasillo, también la falda y la camisa, hasta las ganas de preocuparse por nada más que no fuese un momento de desconexión.

Cerró la puerta detrás suya y se miró al espejo, conjuntada tan solo con la braguita y el sujetador. Puso los brazos en jarras y comenzó a poner morritos y a sacarse la lengua. Todo por conseguir arrancarse la amargura que arrastraba. Recordó cuando su jefe la había llamado al despacho. Y recordó también cómo la había mirado, recorriéndola de pies a cabeza, casi desnudándola con lascivia. Se le encogió el estómago con aquella imagen y decidió sustituirla por aquel chico de prácticas que había entrado hacía un mes. Era un poco más jóven que ella, de unos 20 años, alto, delgado, de rizos oscuros y ojos castaños. Había compartido a penas unos pocos temas de conversación, pero se le veía encantador.

"Encantador..." pensó, y se echó a reír.

¡Está para que le echen un buen polvo! - le gritó con picardía a su imagen reflejada en el espejo.




Continuará...

miércoles, 10 de marzo de 2010

Rima IV

No digáis que agotado su tesoro,
De asuntos falta, enmudeció la lira:
Podrá no haber poetas; pero siempre
Habrá poesía.

Mientras las ondas de la luz al beso
Palpiten encendidas;
Mientras el sol las desgarradas nubes
De fuego y oro vista;

Mientras el aire en su regazo lleve
Perfumes y armonías,
Mientras haya en el mundo primavera,
¡Habrá poesía!

Mientras la ciencia a descubrir no alcance
Las fuentes de la vida,
Y en el mar o en el cielo haya un abismo
Que al cálculo resista;

Mientras la humanidad siempre avanzando
No sepa a dó camina;
Mientras haya un misterio para el hombre,
¡Habrá poesía!

Mientras sintamos que se alegra el alma
Sin que los labios rían;
Mientras se llora sin que el llanto acuda
A nublar la pupila;

Mientras el corazón y la cabeza
Batallando prosigan;
Mientras haya esperanzas y recuerdos,
¡Habrá poesía!

Mientras haya unos ojos que reflejen
Los ojos que los miran;
Mientras responda el labio suspirando
Al labio que suspira;

Mientras sentirse puedan en un beso
Dos almas confundidas;
Mientras exista una mujer hermosa,
¡Habrá poesía!

(Adolfo Bécquer)

martes, 9 de marzo de 2010

Ansiedad


Él la miró de reojo mientras llegaba como una exalación y se sentaba a su lado, dejando con ferocidad los apuntes sobre la mesa. La miró extrañado. Vio como se sentaba con rigidez sobre la silla y comenzaba a rebuscar ansiosa en su bolso, mientras hablaba para sí en lo que parecían ser un contínuo ir y venir de improperios.


- ¿Estás bien?

Ella se volvió con rapidez, como si la hubiese asustado y se lo quedó mirando percatándose de su presencia.

- Sí

Y volvió a rebuscar entre carpetas y folios.

- ¿En serio? - dijo arqueando una ceja.
- No... - acabó resoplando. - Estoy nerviosa, pero no se por qué...
- ¿Estrés?
- Tal vez... Siento como si... tuviese un deseo irrefrenable de pegar a alguien, como si mi mano izquierda me gritara para que la liberase, una tensión que se extiende desde el cuello hasta los hombros. Ardo en deseos de ponerme a correr y no parar hasta caerme al suelo de cansancio. No puedo parar quieta, los profesores me ponen nerviosa, y sobre todo eso, las ganas de pegar a alguien...
- ¿Tengo que salir corriendo?
- Ja, ja, no... pero solo tengo esas ganas porque siento mi mano, mi muñeca y mi brazo tensos, ansiosos por sí solos, como si necesitasen algo a lo que han estado enganchados durante mucho tiempo, como una droga... Sí, lo se, no hace falta que me mires con esa cara, ya se que suena extraño, tal vez esté loca de remate con tanto puto examen una semana sí y otra también, pero... necesito reventar por algún lado... - dijo con rapidez, poniendose colorada en su discurso.
- ¿Sabes qué es lo que creo que necesitas?
- ¿Qué? - e hizo ademán de ponerse a rebuscar entre sus apuntes.

Él puso su mano derecha por debajo de su mejilla y se la quedó mirando fijamente.

- ¿Qué? ¿Qué vas a...

No le dio tiempo a acabar la frase porque él ya había puesto sus labios junto a los suyos. Fue un beso muy suave, dulce y cálido, que hizo que desconectase de todo ese torrente de pensamientos que la acorralaban.

Cuando abrió los ojos y volvió a la realidad, él la miraba con una media sonrisa tierna y le susurró:

- Necesitas relajarte...

lunes, 8 de marzo de 2010

1 año


Y tal día como hoy, 8 de Marzo, daba comienzo a un proyecto que poco a poco iría creciendo casi sin darme cuenta. Hoy hace un año que abrí este blog.

¡Qué rápido ha pasado el tiempo!


El año pasado estaba en un sitio, con gente completamente diferente, con proyectos de futuro todavía no muy estables, pero con muchas ganas de que saliesen adelante, y ahora estoy en plenos proyectos, en plena aventura de vivir mi vida, lejos o cerca, da lo mismo, pero haciendo lo que siempre deseé.

Y este blog me ha aportado muchas sensaciones, es mi pequeño rinconcito donde desahogarme, donde escribir lo que pienso, lo que siento, lo que veo, mis alegrías y mis penas, mi música, mi arte. Donde le escribo al amor, a la alegría, a la tristeza, a la poesía, a los relatos cortos, a vidas ajenas, a mi propia vida. Donde he encontrado por casualidad a una persona muy especial...

Tengo ganas de seguir escribiendo, de seguir dejando mi alma en estas palabras que escribo con el corazón.


Un abrazo enorme

domingo, 7 de marzo de 2010

Cadencias



Susurra la noche,
me abraza el frío,

suspira el viento...

Cadencias.

Las sombras
reflejan luz en mi habitación.

Los gatos le maullan a la luna.

Mis pensamientos gritan mudos.

Silencio.

Escuchad,
atentos,
¿los oís?

sábado, 6 de marzo de 2010

Miau



Dedicado a Leodegundia


Los animales fueron
imperfectos,
largos de cola, tristes
de cabeza.
Poco a poco se fueron
componiendo,
haciéndose paisaje,
adquiriendo lunares, gracia, vuelo.
El gato,
sólo el gato
apareció completo
y orgulloso:
nació completamente terminado,
camina solo y sabe lo que quiere.

El hombre quiere ser pescado y pájaro,
la serpiente quisiera tener alas,
el perro es un león desorientado,
el ingeniero quiere ser poeta,
la mosca estudia para golondrina,
el poeta trata de imitar la mosca,
pero el gato
quiere ser sólo gato
y todo gato es gato
desde bigote a cola,
desde presentimiento a rata viva,
desde la noche hasta sus ojos de oro.

No hay unidad
como él,
no tienen
la luna ni la flor
tal contextura:
es una sola cosa
como el sol o el topacio,
y la elástica línea en su contorno
firme y sutil es como
la línea de la proa de una nave.
Sus ojos amarillos
dejaron una sola
ranura
para echar las monedas de la noche.

Oh pequeño
emperador sin orbe,
conquistador sin patria,
mínimo tigre de salón, nupcial
sultán del cielo
de las tejas eróticas,
el viento del amor
en la intemperie
reclamas
cuando pasas
y posas
cuatro pies delicados
en el suelo,
oliendo,
desconfiando
de todo lo terrestre,
porque todo
es inmundo
para el inmaculado pie del gato.

Oh fiera independiente
de la casa, arrogante
vestigio de la noche,
perezoso, gimnástico
y ajeno,
profundísimo gato,
policía secreta
de las habitaciones,
insignia
de un
desaparecido terciopelo,
seguramente no hay
enigma
en tu manera,
tal vez no eres misterio,
todo el mundo te sabe y perteneces
al habitante menos misterioso,
tal vez todos lo creen,
todos se creen dueños,
propietarios, tíos
de gatos, compañeros,
colegas,
discípulos o amigos
de su gato.

Yo no.
Yo no suscribo.
Yo no conozco al gato.
Todo lo sé, la vida y su archipiélago,
el mar y la ciudad incalculable,
la botánica,
el gineceo con sus extravíos,
el por y el menos de la matemática,
los embudos volcánicos del mundo,
la cáscara irreal del cocodrilo,
la bondad ignorada del bombero,
el atavismo azul del sacerdote,
pero no puedo descifrar un gato.
Mi razón resbaló en su indiferencia,
sus ojos tienen números de oro.

(Oda al Gato - Pablo Neruda)



Foto: felino callejero (bien alimentado)

viernes, 5 de marzo de 2010

Innovando



*Elendilae hace un corte de mangas a un imbécil que pasa con el coche diciendo burradas.
*Elendilae escucha Wonderwall de Oasis y se queda ensimismada mirando la pantalla de su ordenador.
*Elendilae medita entre irse a dormir o recoger la habitación.
*Elendilae se siente rara.
*Elendilae quiere ir a escuchar Jazz.

jueves, 4 de marzo de 2010

Fuego y Hielo

Ella baila sola,
es la sonrisa despeinada
de ir en contra de los vientos.

Ella es contracorriente,
fuego y hielo,
lluvia y sol,
mujer y niña,
noche y día.

Ella es estrella gufaz,
temeraria,
indecisa.

Ella es mar tempestuoso,
viento huracanado,
debastadora,
letal.

Ella es azúcar y miel,
nata montada,
chocolate caliente.

Ella es luz
enigmática,
y radiante
esperanza.


Leyre L. G
4/3/10

miércoles, 3 de marzo de 2010

Your Song

Una canción para hoy... para que el día pase ligero, para que sonriáis, para que contéis las estrellas que hay en el cielo, para que busquéis a la luna jugando al escondite entre las nubes, para que soñéis, para que disfrutéis de la vida, para que deis abrazos, para que le saquéis la lengua a algún desconocido, para que bailéis bajo la lluvia, para que guiñéis un ojo a alguien conocido, para que caminéis saltando baldosas, para que piséis los charcos...

... Os la dedico...

martes, 2 de marzo de 2010

The road



Caminante, son tus huellas
el camino y nada más;
Caminante, no hay camino,
se hace camino al andar.
Al andar se hace el camino,
y al volver la vista atrás
se ve la senda que nunca
se ha de volver a pisar.
Caminante no hay camino
sino estelas en la mar.



(Foto: en un parque, con el banco enfocado haciendo de camino y el fondo borroso haciendo de futuro)

lunes, 1 de marzo de 2010

Gato Idiota




1 de Marzo. Un nuevo mes se avecina. Me apetecía escribir algo en primera persona ya que pocas veces suelo hacerlo.

Ayer por esas casualidades de la vida, descubrí un nuevo grupo de música, poco conocido, y tiene un no se qué que me hace sentir bien. No se qué es, es como si fuese un cajón de doble fondo, como un leer entre líneas, como escuchar mas allá de lo que dicen las palabras, como sumergirse en el ritmo y en la melodía... no se qué es... pero me hace sentir bien, con ganas, con positivismo, con una visión de Marzo florecido. Aunque sus canciones hablan de amor/desamor, me hacen soñar en tierras lejanas.

Y a veces siento que deberían apretar ese botón que está escondido en alguna parte y desconectarme. Hacer un simple "clic" y olvidarme. Y otras veces deberían simplemente mirarme a los ojos y decirme que todo está bien, que todo va a ir bien, y yo, ingenua de mi, me lo creo. Que me den un abrazo y tranquilizarme, y yo, ingenua de mi, me calmo.

Y tal vez no sea ingenuidad, si no la fuerza de creer en algo, de creer que las cosas tirarán por buen camino. Si no son todas, casi todas. Y estamos a 1 de Marzo, y yo solo busco ese soplo de vida que me haga seguir adelante.


(Foto: intento de macro de una margarita en el mes de Febrero, en contraste con el fondo)