Todo cuanto encontréis aquí escrito - salvo lo especificado - son retazos de mi caótica mente, fragmentos de vidas pasadas, de mi presente, o del presente de algún alma errante imaginado.

Así mismo, las imágenes que son publicadas junto a los textos, también son de mi cosecha, excepto algunas al comienzo del blog. Suelo dejar una pequeña referencia debajo de las mismas.

Por favor, no toméis nada prestado sin avisar. Gracias. Puedes contactar conmigo a través del correo electrónico: nodisparenalapianista@gmail.com

Un saludo, y ¡gracias por vuestra visita y comentarios!



Arpegios

miércoles, 1 de septiembre de 2010

VIII. Otra Noche y Sin Compromiso


Claudia le soltó un bofetón sin pensárselo dos veces. Sonó como un impacto de rifle que dejó a Luis desconcertado, y sin darle tiempo al contraataque, recogió sus cosas y salió del bar con paso decidido, no sin antes escupirle con todo el desprecio del que pudo ser capaz: "eres un cerdo".

No movió ni un solo músculo, siguió cómodamente sentado disfrutando de su ron con Cocacola. Miró a su alrededor para comprobar si alguien había presenciado la escena, pero parecía que cada uno tenía suficiente con lo que sucedía en su círculo conocido. Una sonrisa de suficiencia afloró de las comisuras de sus labios, y tuvo que morderse la lengua para no soltar una carcajada. Dejaría que Claudia masticase un poco la rabia y el odio que estaba creando hacia su persona, aunque solo fuese una fachada. Estaba convencido que aquel beso robado le había gustado. Se lo estaba poniendo difícil y eso le estaba resultando un juego muy divertido.


Mientras, en la terraza:

- ¡Francisco! ¡Tu amigo es un maldito sin vergüenza, un cerdo y un...! - estalló Claudia cuando se situó junto a la mesa de Cristina y su hermano.

Se miraron en silencio sin comprender nada.

- ¿Qué ha pasado? - quiso saber Cristina.
- Que me habéis dejado a solas con ese depravado y...
- ¿Pero a ti no te gustaba? - preguntó Fran.

Cristina le dio un puntapié por debajo de la mesa, mientras Claudia le atravesaba con una mirada furibunda.

- ¿Te importa si nos vamos, Cris? - insistió Claudia.
- ¿Por qué no intentas arreglarlo con él? Me lo estoy pasando bien...
- ¿Arreglarlo? No hay nada que arreglar, le he cruzado la cara, creo que eso es más que suficiente...
- ¿¡Que has hecho qué!? - exclamó alarmado Fran. - ¿Pero se puede saber qué ha pasado ahí adentro?
- Pues que el muy capullo se cree el rey del mambo y que todas las tías vamos chupándole el culo, y para más inri, ¡me ha robado un beso!
- ¡Joder! ¿Y lo que te molesta es que te lo haya robado? - preguntó Fran acentuando la última palabra.
- ¿Quién coño se cree para meterle el morro a la primera de cambio?
- ¿Hubieses preferido que se lo hubiese metido a otra? - insistió.- ¡Vamos hermanita! ¡Se ve a la legua que te gusta!

Cristina le lanzó una mirada de advertencia, sin embargo, no les dio tiempo a seguir discutiendo, en aquel momento Claudia exclamó:

- ¡Oh, oh! La situación se pone interesante... Cris... mira quien viene por ahí...



1 comentario:

Summer dijo...

¿Y quien venía? :O