Todo cuanto encontréis aquí escrito - salvo lo especificado - son retazos de mi caótica mente, fragmentos de vidas pasadas, de mi presente, o del presente de algún alma errante imaginado.

Así mismo, las imágenes que son publicadas junto a los textos, también son de mi cosecha, excepto algunas al comienzo del blog. Suelo dejar una pequeña referencia debajo de las mismas.

Por favor, no toméis nada prestado sin avisar. Gracias. Puedes contactar conmigo a través del correo electrónico: nodisparenalapianista@gmail.com

Un saludo, y ¡gracias por vuestra visita y comentarios!



Arpegios

lunes, 23 de agosto de 2010

VII. Otra noche y Sin compromiso


Se observaron en silencio mientras bebían. Luis con una sonrisa socarrona, y Claudia con el ceño fruncido, intentando buscar algún tema para poder atacarle.

- ¿Está bueno ese martini? - preguntó entonces sacándole de sus cavilaciones.
- Eh... sí... ¿Y tu... ron con Cocacola?
- Perfecto, gracias... Me pregunto que estarán haciendo esos ahí fuera...
- ¿Celoso?
- ¿Por qué?
- Porque Cristina esté con mi hermano y no contigo...

La sonrisa de Luis se hizo mas amplia.

- Para nada... ¿y tú?
- ¿Y yo qué?
- ¿Tienes novio?
- ¿¡Qué!? ¿Qué tiene que ver eso con que si estoy o no celosa?
- Curiosidad...
- La curiosidad mató al gato - contestó furiosa.
- Y la satisfacción lo resucitó... - le dijo guiñando un ojo.
- Tú que pasa, ¿tienes respuestas para todo?
- Algunas cuantas...
- ¿Importa si tengo novio?
- La verdad es que no, el novio estorba, pero no impide... y eso le da mas morbo...
- Ya, claro, seguro que tú eres de los que está con alguna tía y le come el morro a cualquier otra que se le ponga a tiro, porque los tíos sois así, no os basta con una, si cualquier otra se os insinúa enseguida perdéis el culo y os creéis los reyes del mundo...
- ¿Eso es lo que te ha pasado a ti?
- No, pero lo he visto muchas veces... Aunque sea mentira, solo por fardar...
- Jajaja...
- ¿Y tú? ¿Tienes novia?
- No has contestado a mi pregunta, pero de todas formas, no, no tengo novia, soy mas bien... libre...
- Tienes toda la pinta de ser un...
- ¿Qué?
- Nada, mejor me callo...
- Venga, dispara valiente, no tienes huevos de decírmelo a la cara...

Lo dijo casi en un susurro, con un matiz peligroso en su voz, y muy cerca de ella, intentando intimidarla, acortando las distancias.

- De ser un sinvergüenza - respondió con vehemencia.
- Por supuesto... ¿a caso lo dudabas?

Y dicho esto, le robó un beso. Fue un beso fiero, mirándola directamente a los ojos. Le mordió las palabras y le ató los labios con su boca. A penas duró unos segundos, pero su lengua ya recorría ávida las comisuras de los de ella.


No hay comentarios: