Todo cuanto encontréis aquí escrito - salvo lo especificado - son retazos de mi caótica mente, fragmentos de vidas pasadas, de mi presente, o del presente de algún alma errante imaginado.

Así mismo, las imágenes que son publicadas junto a los textos, también son de mi cosecha, excepto algunas al comienzo del blog. Suelo dejar una pequeña referencia debajo de las mismas.

Por favor, no toméis nada prestado sin avisar. Gracias. Puedes contactar conmigo a través del correo electrónico: nodisparenalapianista@gmail.com

Un saludo, y ¡gracias por vuestra visita y comentarios!



Arpegios

viernes, 6 de agosto de 2010

V. Otra Noche Y Sin Compromiso


Bebieron a morro de sus bebidas y se contemplaron en silencio durante a penas unos minutos. Cristina fue la primera en hablar:

- ¿Por qué te haces el duro?
- ¿Qué clase de pregunta es esa?
- Una como otra cualquiera... - sonrió enigmáticamente.
- Ya, pero... no entiendo a qué viene... dijo Fran mientras se incorporaba de la silla, prestando más atención.
- Por ejemplo, hace un rato, cuando estábamos todos juntos en el billar, lo de "esto es pan comido, nena", y sin embargo después me sales con lo de abrirme la puerta... Es un poco contradictorio, ¿no crees?
- Mujer... que uno tiene su corazoncito...
- Y qué pasa, ¿se te reblandece en presencia de una mujer?
- No... Sólo contigo... Tú... eres diferente... - concluyó.
- ¡Venga! ¡No me hagas reír, Francisco!
- ¿Por qué me llamas Francisco?
- ¿A caso no te llamas así?
- Sí, pero... nadie me llama por el nombre completo...
- ¡Vah! Es solo por tomarte el poco pelo que tienes, jaja, ¿un brindis?
- ¡Joder! ¡No hay quien entienda a las mujeres!
- Chico, que te estaba vacilando, no te molestes... - le guiñó un ojo.
- ¡Pero bueno!
- Lo has puesto muy fácil... Además, como eres el hermano de mi mejor amiga... como que presta...
- Yo soy mayor que tú, así que deberías estar calladita...
- No mucho más... Además si estuviese calladita te aburrirías... ¿no lo has pensado?
- ¿Cuántos años tienes?
- ¿Cuántos crees?
- Por esa carita... unos diecisiete...
- ¡Venga hombre! ¿¡Me estás tomando el pelo!? ¡Si tu hermana tiene veinte!
- ¿Y? ¿No puede tener amigas más pequeñas?
- Sí, pero...
- Bueno, tal vez me haya pasado, creo que tienes unos quince... - le sacó la lengua.
- Lo que tú digas...
- Oooh, ¿No me digas? ¿Te has picado? Qué fácil...
- ¡Que te den!
- Chin - Chin

He hizo entrechocar su botella con la de ella, mientras estallaba en carcajadas.

No hay comentarios: