Todo cuanto encontréis aquí escrito - salvo lo especificado - son retazos de mi caótica mente, fragmentos de vidas pasadas, de mi presente, o del presente de algún alma errante imaginado.

Así mismo, las imágenes que son publicadas junto a los textos, también son de mi cosecha, excepto algunas al comienzo del blog. Suelo dejar una pequeña referencia debajo de las mismas.

Por favor, no toméis nada prestado sin avisar. Gracias. Puedes contactar conmigo a través del correo electrónico: nodisparenalapianista@gmail.com

Un saludo, y ¡gracias por vuestra visita y comentarios!



Arpegios

lunes, 30 de agosto de 2010

Adoles... ¿qué?


- Alguien que yo conozco lo llama rabia - dijo Amalia -. Dice que entre los doce y los dieciocho, más o menos, todo se nos cae encima, y que no es fácil de asimilar. Pasas de ser una cría a que te venga la regla, a que te cambie el cuerpo, a no entender nada, a que te dé por llorar sin más, con lo cual te sientes gilipollas perdida... Según él, es tanta la mierda que se te viene encima de golpe, que pierdes hasta la perspectiva y lo bueno se confunde con lo malo.

- ¿Quién es ese genio?

- Oye, que tiene razón.

- No, si lo digo por eso - convino Marisa.

- Es una teoría, por supuesto sólo se demuestra con el tiempo. - Amalia se encogió de hombros-. Para ese amigo mío todo ese malestar nos genera rabia, pero resulta que la rabia dice que es buena. Opina que es la energía que nos hace fuertes de cara al futuro. Ahora nos abruma, pero después, aquellas personas que saben canalizarla en lo positivo se nutren de ella.

- Parece interesante

- Lo es. Lo malo es que para ti y para mi eso nos parece perfecto como teoría, pero en la práctica... No tenemos ni repajolera idea de lo que nos vendrá; no ya dentro de diez años, qué va, ¡el año que viene, o el mes próximo! Poder hablar desde la distancia es genial.


(Fragmento de "Al otro lado del espejo" - Jordi Sierra i Fabra)

1 comentario:

Beautiful Disaster dijo...

creo que tengo que aprender a canalizar mejor esa rabia xD estoy en ello...
buscaré este libro, leí Campos de Fresas del mismo autor y me encantó, a ver si encuentro este =)
un beso