Todo cuanto encontréis aquí escrito - salvo lo especificado - son retazos de mi caótica mente, fragmentos de vidas pasadas, de mi presente, o del presente de algún alma errante imaginado.

Así mismo, las imágenes que son publicadas junto a los textos, también son de mi cosecha, excepto algunas al comienzo del blog. Suelo dejar una pequeña referencia debajo de las mismas.

Por favor, no toméis nada prestado sin avisar. Gracias. Puedes contactar conmigo a través del correo electrónico: nodisparenalapianista@gmail.com

Un saludo, y ¡gracias por vuestra visita y comentarios!



Arpegios

miércoles, 28 de julio de 2010

Hilos

(Luna desenfocada - Imagen de Leyre L.G)


Me senté sobre el alféizar de la ventana, en equilibrio precario, esperando a que la luna amaneciese tras los edificios. Mientras, la música de una emisora de radio sintonizaba con mis pensamientos, que saltaban a trompicones entre la cordura y la locura. Con tanta luminosidad a penas se podían avistar las estrellas. Sin embargo, ayer no me resultaban tan interesantes.

Al fin emergió resplandeciente, un poco más pequeña que los anteriores días, pero igual de brillante. Me quedé observándola con el hilo de los pensamientos esperando a golpearme a conciencia. Parece que debo pagar por mi debilidad, como un castigo que me impongo sin saber muy bien a ciencia cierta para qué o por qué. Soy el verdugo de mi vida. Parece que disfruto machacándome, castigándome, torturándome, llegando a ver todo tan negro que no hallo la luz.

Suspiro. No, así no vamos bien, al final acabaré ahogándome en algo que he creado yo solita. La mente, nuestra propia mente es capaz de controlarnos, de destruirnos, de engañarnos, de seducirnos para después hundirnos. Se regodea.

Intento relajarme, cambiar la emisora, y casi inmediatamente respiro aliviada. La luz pálida de la luna arroja un poco de claridad a esta oscura noche. Visto así, tampoco es tan complicado, ni tan agrio, ni tan duro, ni tan contradictorio... ni tan...

Al final me abandono a los brazos de Morfeo, intentando encontrar la paz en mi mente atormentada...

No hay comentarios: